CHIHUAHUA.– A fin de brindar una mayor seguridad tanto a personal médico como a usuarios, actualmente en el Hospital Central Universitario se habilita un pabellón especial para los internos de los penales que requieran atención especializada en un hospital de tercer nivel.

El fiscal general, a través de la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales realizó la gestión ante los directivos del Instituto Chihuahuense de Salud (ICHISAL) y del Hospital, esto para destinar un área especial con el objetivo de brindan una mejor atención y ejercer un mayor control en los internos que son atendidos, pero también para evitar riesgos al personal médico que ahí atienden y a los pacientes que cotidianamente acuden.

Por ahora en coordinación con ICHISAL, se realizan diversos trabajos de reacondicionamiento en el pabellón número uno del hospital, donde se pretende instalar puertas diseñadas en forma especial, así mismo los ventanales ya fueron protegidos con rejas metálicas que no interfieren con la arquitectura del edificio.

También se instalarán controles de acceso y cámaras se seguridad que serán monitoreadas desde el C-4.

En ese espacio se tendrán disponibles diez habitaciones con capacidad para recibir a veinte pacientes, ya que se podrán instalar hasta dos camas por unidad, donde los internos estarán aislados del resto de los pacientes del hospital.

El ingreso y salida de los internos será por un acceso exclusivo, donde no se va a interferir con la consulta externa y de ahí serán canalizados dependiendo de la atención o urgencia que requieran.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: