Lujambio y CalderonCALDERON UN HOMBRE DE LENTO APREHENDIZAJE.

Por CIRO.

Fue necesario que pasaran mas de tres años para que el presidente Felipe Calderón Hinojosa reconociera que la estrategia de combate al narcotráfico que venia siguiendo no es la correcta  ya que la acción del gobierno llevada hasta ahora no basto.

Es necesaria una estrategia integral de la recomposición  social, búsqueda de oportunidades de empleo, esparcimiento, educación y tratamiento de las  adicciones y no solo el sacar a las calles a las fuerzas armadas y estar dando golpes mediáticos.

Prueba de que  tarde, pero al fin lo entendió, es el  hecho de que a ciudad Juárez viaja este jueves en compañía del  secretarios de Educación Pública, Alonso Lujambio, de Desarrollo  Social Heriberto  Félix Guerra,  así como también de José  Ángel Córdova  de Salud, los cuales son pieza angular en la nueva estrategia que será trazada.

Fue el pasado martes 2 del mes en curso cuando durante su viaje a Japón reconoció que no basto la fuerza bruta para resolver el problema y como evidencia fue siempre el incremento de muertes por esta confrontación cuyas estadísticas registran que en el año 2005 el promedio de decesos era del 2.3 diarios así como del  21.9  durante el 2009 y ya en el 2010 tan solo en el mes de enero del 31.6.

Para  nuestro estado y tan solo en la fronteriza ciudad Juárez la ocupación del  Ejército del  27 de marzo del 2008 y 2009 fue la más violenta del orbe con un índice de 191 crímenes por cada 100 mil habitantes.

Es necesario pues que en la reunión de este jueves debe existir,  para tener una estrategia exitosa,  un diagnóstico adecuado en base a la aceptación de los grandes cambios que el narcotráfico a sufrido no solo en México sino en todo el mundo y particularmente en América latina.

Los carteles mexicanos ahora son quienes controlan los principales mercados por lo que se requiere de una implementación de estrategia eficaz explorando nuevas alternativas con políticas públicas que de manera conjunta atiendan los ámbitos básicos como lo representa la política, económica, social y de seguridad y justicia.

Promover la cultura de la legalidad y la participación ciudadana requiere antes que nada ganar la confianza de los ciudadanos a través de instituciones eficientes y efectivas y no las de estar sacando a las fuerzas armadas a la calle y  dar golpes mediáticos.

Con los nuevos acuerdos y estrategia veremos si al fin Felipe Calderón ya aprehendió como y que se debe hacer para acabar con el flagelo que representa el narcotráfico  que abate lo poco que nos queda en el país que sin embargo es más grande que sus problemas.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: