Por Mario Héctor Silva./

Acusan a líder de pensionados y jubilados, de golpeadora.

Un grupo de mujeres jubiladas pertenecientes a la Asociación de Jubilados y Pensionados del Gobierno del Estado de Chihuahua, fueron agredidas y “arrastradas” hasta el exterior de la calle 29 en la capital, luego de que la presidenta de la asociación, dicen, sintió que le pisaban los talones y, por supuesto, le afectaban sus intereses.

Nos cuentan que una de las mujeres afectadas que gritó en medio de la asamblea que los dirigentes algo escondían, fue sacada de “palomita” y a empujones, acusada de haber asistido a “provocar”.  Todo esto ocurrió la semana pasada…

Y el asunto amenaza en convertirse en un boomerang para la agrupación que dirige María Elena Carbajal, identificada alguna vez como pareja sentimental del ex líder Mario Guerra Favela, cuando este encabezaba el imperio de la corrupción sindical.

Dicen que en el fondo Carbajal, pretende bajo engaños, hacer creer a los asociados que ellos van a poder obtener en vida el pago del Fideicomiso, lo que de inicio plantea ya una disputa de intereses económicos.

Lo lamentable y triste es que la Malena, busque prevalecer a como de lugar, y al margen de los estatutos, en el liderazgo, y pasando –como ya sucedió-, sobre los derechos y la humanidad entre sus propios subordinados.

La “genial” idea de María Elena, que intenta hacerse de nueva cuenta del poder en la grilla sindical, ha prendido los ‘focos rojos’ dentro y fuera del Sindicato de Trabajadores al Servicio de Gobierno del Estado, porque su interés por el poder, busca
no solamente la división en la Asociación de Pensionados y Jubilados, sino que pone en riesgo el futuro de los trabajadores en activo, especialmente cuando se quiere tomar una medida que afectaría los recursos destinados para el seguro de vida de los “activos” del Sindicato.

De acuerdo a las denuncias, las mujeres que fueron sujetas a una virtual ‘carnicería política’ –todas ellas de Ciudad Juárez-, habían acudido el pasado 4 de agosto con la intención de estar presentes en la asamblea desarrollada por la Asociación de Jubilados y Pensionados del gobierno de Chihuahua.

“Cual fue nuestra sorpresa, que al subir al presídium para atender la invitación de la Presidenta, nos identificaron que éramos de Juárez y de inmediato se nos dijo que no tendríamos voz, ni “representatividad” ante la Asamblea”, comentó una de las afectadas.

Un hombre, perteneciente al grupo de poder, también las empezó a insultar y a decirles a grito abierto que no tenían ningún derecho: “!ustedes no tienen derecho de estar aquí!“, expresó.

Una de las quejosas, que cumplió más de 30 años de servicio al gobierno, dijo que exacerbados los ánimos, la líder (María Elena Carbajal) visiblemente molesta, les dijo “ustedes no pueden estar aquí”, “!retírense!.

Sus palabras fueron suficientes para que un grupo de cuando menos 20 hombres, nos rodearan y jalonearan de los brazos y cuerpos, para sacarnos de manera humillante y denigrante de las instalaciones donde se celebraba la asamblea.

Las afectadas aseguraron que incluso las amenazaron que serían expulsadas de la asociación, mientras que los hombres las “empujaban”, “jalaban” y las “arrastraban” a la calle, minutos antes de terminar la asamblea en el edificio de los Jubilados y Pensionados del Gobierno del Estado.

Policías vs Policías.

Donde las cosas están también que arden es en el interior de la Policía Federal de Genaro García Luna, donde ya es abierta la lucha de los agentes por el control de los ‘generosos’ intereses que deja la ‘vigilancia’ de Ciudad Juárez, convertida en una tierra sin Ley.

Los propios elementos pusieron en contra de la pared a los jefes, los comandantes Salomón Alarcón Romero; Ricardo Duque Chávez; Joel Ortega Montenegro y Antelmo Castañeda Silva, que al decir de algunas fuentes en la capital mexicana, ya fueron cesados por actos de corrupción…Así, sin mayor investigación, ni tiempo, tras el escandalito que le armaron al comisionado Facundo Rosas Rosas.

Se dio a conocer este mismo día que un centenar de agentes, que fueron identificados como elementos leales a los deshonestos jefes policiacos, fueron retornaron a la ciudad de México, en calidad de bultos, antes de que las cosas se pusieran peor.

Pero todavía habrá que esperar otras reacciones, y seguramente la caída del comisionado Facundo Rosas Rosas, que tendrá que darle cuentas al jefe Genaro…El precio por el escándalo Ciudad Juárez, tiene sus bemoles, y los agentes federales ya hacen sus apuestas a que Don Facundo, tras cuatro meses al frente de la plaza, también se va…Habrá que ver.

Comentarios: elpolitikon@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: