TORRE FUERTE

*Sólo justicia, si lo permite el señor

*Nombres, nombres, nombres con Cruz

*Aduanas, una asignatura pendiente

*Alcalde, comprometido con medio ambiente

*Reafiliación, a ‘cuenta’ de Cruz Pérez Cuéllar

 

Sólo justicia, si lo permite el señor /

Si existe voluntad política y la decisión final del gobierno de la ‘4T’, relacionada con el estercolero ya expuesto de los malos tratos, despotismo y corrupción en la red de los 50 consulados de los Estados Unidos, donde subyace esa ‘élite’ de poder, entre la burocracia y los mandos, el caso del chihuahuense Rubén Ortega Cazares, hará historia  y empinará a los gobiernos del PRI y del PAN, como los responsables del fracaso del sistema consular.

Los documentos y oficios de la relatoría, denuncias  y cartas del caso Ortega, que describen ese grito de justicia, de un caso de agresiones y violación a los derechos humanos, aunada al ‘despojo’ económico descarado de funcionarios en el gobierno de Patricio Martínez García, y el desdén del gobierno federal encabezado por Vicente Fox y hasta instancias como la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), entonces presidida por José Luis Soberanes, comprueban la existencia de abuso de poder.

El material de ese penoso asunto, que empina a la ‘inmaculada’ ex Cónsul General de Los Angeles, Martha Irene Lara Alatorre, al Ex Cónsul General, Ruben Beltrán Guerrero, y a los ex cónsules de Protección, Fernando Tiscareño Luján y a Julian Adem, actual Cónsul en Miliwaake, Wisconsin;

Es un caso emblemático que le llega como ‘anillo al dedo’ al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que finalmente se haga justicia, no sólo a favor de Ruben Ortega, sino de cientos y posiblemente miles de connacionales y mexicanos en el exterior, que alguna vez recibieron malos tratos y humillaciones por parte de la autoridad consular.

No es un caso que enorgullezca a nadie y el presidente de México, el presidente del gobierno de la ‘4T’, está obligado a exigirle cambios al canciller, Marcelo Ebrard para que haya orden, y que finalmente los mexicanos en Estados Unidos, puedan ver una lucecita de esperanza al final del túnel.

En Chihuahua, el estado donde se originó el desorden y corrupción, en el sexenio del ex gobernador y ex senador, Patricio Martínez García, ni las manitas metieron el entonces presidente de la CEDH, Oscar Francisco Yáñez, como tampoco el ‘bigotón’ José Luis Armendáriz, que tenían conocimiento de la escalada de fraudes laborales contra las empresas maquiladoras de inversión extranjera y que argumentaron, que ellos no tenían el poder para intervenir en los tribunales.

Rubén Ortega cuenta a este columnista, que hubo casos increíbles, como la intervención del entonces, Secretario General de Gobierno, Sergio Martínez Garza, que en las denuncias hechas en contra de funcionarios del gobierno de Patricio, alguna vez mintió en un programa de radio en la capital, diciendo que ya había recibido al connacional, que de inmediato lo desmintió.

Fue testigo de ello por aquellos años, el periodista de la capital, Ricardo González, ex coordinador de prensa de la reciente campaña de la priísta, Adriana Fuentes Tellez.

Lo más terrible e insólito de lo que por aquellos tiempos sucedió, fue la petición del propio Sergio Martínez Garza, que obligado a recibir al connacional que había sido despojado de sus propiedades, y hasta amenazado para que regresara a los Estados Unidos le dijo:

“Dale a esos güeyes lo que te piden, un tipo de extorsión, y quédate en Chihuahua cabrón”, le habría recomendado el segundo hombre de abordo de la estructura gubernamental de Patricio Martínez García.

Rubén Ortega, el hombre sentenciado a 20 años de prisión, por atreverse a bloquear la interestatal 10 en el freeway de Los Angeles, California, y que amenazó con suicidarse si su denuncia de corrupción en contra del gobierno de Mexico no era escuchada, es una historia que ya está en manos del Senado en el gobierno de la cuarta transformación.

En fin, ya veremos si el gobierno de AMLO decide ponerle el ‘cascabel al gato’ y hacer justicia por los connacionales, o si sus dichos y promesas desde las conferencias mañaneras, son solamente tacos de lengua.

 

Nombres, nombres, nombres con Cruz /

Los nombres del ex diputado local del PAN, coequipero de legislatura hace muchos ayeres, cuando ambos, entonces eran hombres ‘azules’, Hector Ortiz Orpinel, del expresidente de CMIC, Luis Mario Baeza Cano, y de sus operadores, Arturo Urquídi y Omar Holguín, encabezan la lista de los posibles y casi seguros funcionarios en la estructura del gobierno municipal.

También aparecen el abogado fiscalista, Iván Antonio Pérez, ex funcionario en el gobierno de Armando Cabada, el periodista y activista de izquierda, Carlos Israel Nájera, Andres Dominguez Alderete, María Dolores Adama y Mario Jaciel Ortega, en una amplia lista que el presidente electo, Cruz Pérez Cuéllar baraja, para elegir el gabinete que se instalará en el gobierno de Ciudad Juarez a partir del próximo mes de octubre.

Existen áreas delicadas en la estructura del gobierno como Seguridad Pública y la Tesorería, donde los nombres de los posibles aspirantes a ocupar esos cargos, serán pasados por el cedazo, y seguramente hasta por grupos del sector privado y poderes fácticos, para evitar riesgos en el comienzo del nuevo gobierno.

Se habla de gente probada, con capacidad sobrada y con experiencia que ya ha dado resultados, pero todavía el alcalde electo no suelta ebra y existe mucha especulación en torno a esas areas del gobierno municipal.

Dicen que en el proyecto de Cruz Pérez Cuéllar caben todos. Especialmente los duartistas, que trabajaron y operaron a favor del candidato de Morena a la alcaldía.

 

Aduanas, una asignatura pendiente /

Con todos los ‘fierros’ sobre la lumbre, y la mirada expectante de los mismísimos agentes aduanales que siguen sin creer que el gobierno de Andrés Manuel Lopez Obrador pueda atreverse a militarizar las Aduanas de tierra con vecindad a los Estados Unidos, la Aduana Fronteriza de Ciudad Juarez, sigue siendo un ‘enigma’ y una asignatura pendiente.

El enviado a ocupar temporalmente la plaza, el Teniente Sabino Ramirez, que tiene un contrato de solamente 31 días como administrador interino de la Aduana de Juárez, será reemplazado en los próximos días por otro militar, del que cuentan, trae la bendición de ‘arriba’. Y la estafeta le sera entregada de manos del Administrador General de Aduanas, Horacio Duarte Olivares.

Sabino llegó hace días a Ciudad Juárez para medirle el ‘agua a los camotes’ y para atemperar la crisis y la polarización de intereses de entre la gente de Roberto Vera, que dicen, sigue mandando y los diversos grupos que se disputan el control, al que se ha sumado por supuesto, el personal castrense que llegó con el Teniente Sabino.

En la capital mexicana traen el brete de que el presidente Andrés  Manuel López Obrador quiere separar la Aduana del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y que incluso ya se trabaja en una iniciativa que convertirá a la Aduana en un órgano desconcentrado, con autonomía, poder y facultades propias y que dependerá única y exclusivamente de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Como en antaño, donde la Aduana, a través del viejo sistema del Resguardo Aduanal Mexicano (RAM) sólo le rendía cuentas al Secretario de Hacienda. A nadie más.

Dicen que la medida tiene el objetivo de una limpia final en las Aduanas del país, pero de que los militares se harán cargo, eso está fuera de toda duda.

Y en Ciudad Juarez ya se espera el relevo del interino Sabino Ramírez, cuyo contrato expira el próximo día 31 de julio.

Dicen que la buena amiga y ex diputada federal, Nora Elena Yu, que no es una ‘perita en dulce’, actual presidenta de la Asociación de Agentes Aduanales de Ciudad Juárez (AAA), seguirá haciendo berrinches y corajes, porque definitivamente no ‘traga’ a los militares al frente de la Aduana. Veremos y diremos…

 

Alcalde comprometido con el medio ambiente /

El presidente de la Unión Ecológica, Hector Ortiz Armijo, le hizo literalmente ‘fiesta’ al presidente electo y senador, Cruz Pérez Cuéllar por la iniciativa que hace unas semanas fue aprobada en el Senado y que tiene que ver con el medio ambiente y la disposición final de los desechos sólidos.

Que se sepa, Héctor Ortiz no anda buscando chamba en el gobierno, pero júrelo, que hasta su nombre podría ser incluido entre los candidatos a manejar las cosas del medio ambiente para Ciudad Juarez, dada la lucha y experiencias que en el manejo de los desechos sólidos, especialmente las llantas, y todo los males que generan, sabe mucho más que cualquier doctorado en la materia.

Ayer Ortiz habló a los periodistas de la loable labor del senador y alcalde electo, que contribuyó a la promoción de la iniciativa aprobada en el Senado para la regularización  de los residuos y desechos de llantas en el país, especialmente en la frontera, donde México sigue siendo, dicen los detractores, el “depósito” y “patio trasero” de los Estados Unidos.

Un asunto que ninguna autoridad local en la historia de Juárez, salvo en la administración de los ex alcaldes Enrique Serrano Escobar y Javier González Mocken, mereció la atención, y les da el crédito el líder de la Unión Ecológica.

Héctor Ortiz dijo que la acumulación de llantas en la frontera, representa un problema tan gravísimo, que superaría al mismísimo Covid-19.

El lider de la agrupación de llanteros, que por igual ha denunciado prácticas de corrupción en la Aduana, está sirviendo ya de facilitador en las políticas del medio ambiente a favor de la ciudad.

No es fortuito que Ortiz esté reconociendo y aplaudiendo a ‘cielo abierto’ a un alcalde, que dijo, está comprometido desde hace tiempo con el medio ambiente de Ciudad Juarez, donde las cosas se harán mucho mejor que en otros gobiernos.

Cruz ha puesto el ‘dedo en la llaga’ a los problemas que laceran a la ciudad. Y los llanteros están dispuestos a facilitar sus políticas de medio ambiente. Más claro, ni el agua.

 

Reafiliación en Morena, a ‘cuenta’ de Cruz /

Desde la capital del Estado, donde Morena tiene su sede, surgieron voces que ‘oficialmente’ ya dijeron que la convocatoria para la reafiliación en ese partido político, corre a ‘cuenta’ del proyecto politico del alcalde electo, Cruz Pérez Cuéllar.

Les endilgan la responsabilidad del intento de ‘madruguete’ al todavía dirigente estatal, Martín Chaparro y su sayo, Andrés Domínguez  Alderete, toda vez que todavía no existe convocatoria pública oficial alguna lanzada por el Comité Ejecutivo Nacional, ni por parte del Consejo Politico Nacional de Morena.

Los enterados dicen que será el 11 de julio, es decir en unos días, cuando habra encerrona en la capital del país, donde se discutirán propuestas sobre acciones futuras y planes de reorganización del partido.

Por lo pronto todo lo que corre en torno al partido en Chihuahua, se lo endosan a la ‘cuenta’ del senador, alcalde electo y tempranero aspirante a gobernador en 2027.

Comentarios: latorrefuerte64@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: