TORRE FUERTE

*Es Javier Corral, ‘candidato’ de la Alianza

*Javier González Mocken, en Chihuahua

*Regresan Nacho Duarte, Nora Yu y Cía.

*Barousse, no es diferente a la Maru Campos

*Marco Quezada, el candidato a vencer…

 

Es Javier Corral, candidato de la Alianza /

Sólo a los ingenuos, y a los más despistados en el círculo de la política en Chihuahua, tomó por “sorpresa” la muy posible candidatura a diputado federal por la vía plurinominal del gobernador Javier Corral Jurado, bajo las siglas del partido de Movimiento Ciudadano (MC), en el plan ‘B’, que desde hace casi dos años, hemos venido citando, una y otra vez, en Torre Fuerte, en relación al candidato del gobernador en la sucesión política de Chihuahua 2021.

En ese plan de contingencia política, el gobernador de Chihuahua se inserta como candidato plurinominal en la lista del partido de Dante Delgado Ranauro, su aliado político más poderoso en la carrera por la sucesión presidencial.

Y lo secundan, la mayoría de los gobernadores de la Alianza Federalista, la nueva y previsible plataforma política de Corral para ‘sobrevivir’ y hacerse sentir, una vez que llegue a la Cámara de Diputados a finales de 2021, como coordinador del Grupo Parlamentario, no del PAN, sino de Movimiento Ciudadano. De ese pelo, el salto que dará el gobernador panista. Javier Corral no tiene otra salida, y lo saben en Chihuahua.

Habilidoso, cual es en los estertores de la política, el mandatario estatal sigue los pasos del Plan ‘B’.

Y no era desde hace mucho tiempo, la arrasadora política albiazul, María Eugenia Campos Galván, la candidata de Corral. Y lo dijimos desde la entrega del pasado 16 de diciembre de 2019, cuando citamos que Alfredo, el ‘Caballo’ Lozoya Santillán, el alcalde con licencia de Parral y precandidato a gobernador, era el elegido en el plan alterno del mandatario, después del senador y exdirigente nacional del PAN, Gustavo Enrique Madero;

Fue el ‘Caballo’, uno de los convocados a la cena navideña que ofreció el gobernador Javier Corral en Palacio, y a la cual también asistieron como invitados, los alcaldes de Juárez, Armando Cabada Alvídrez y la presidenta municipal de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván. Todos ellos en el círculo de la sucesión.

Desde entonces se sabía que Corral llegaría a esta instancia, enarbolando su lucha contra de la corrupción y la impunidad del exgobernador de Chihuahua, César Duarte y sus aliados políticos, entre estos Maru Campos y Cruz Pérez Cuéllar, entonces en la punta de las preferencias políticas de las encuestas, apoyando la precandidatura de Alfredo Lozoya, el aspirante de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Chihuahua.

Y así fueron decantando, uno a uno, los movimientos en el tablero de Ajedrez. Primero, arropando al ‘Caballo’ con la precandidatura del empresario y ahijado de bodas, Rodolfo, el Güero Martínez, como precandidato a la alcaldía por Ciudad Juárez, y posteriormente, después de muchas semanas de especulación y a la espera de los resultados de la elección interna del PAN a la gubernatura, la precandidatura del diputado federal panista, Miguel Riggs, quien acabó saltando al partido de color naranja, que promete complicar la elección constitucional del próximo 6 de junio.

Es decir, en el ‘presupuesto político’ de Javier Corral, menos azul, más naranja y, posiblemente, también mas guinda o tricolor, con la inclusión de los exalcaldes Marco Adán Quezada y Carlos Borruel como los precandidatos de morena, y de algún candidato del PRI,  de esos de ‘peso’ político, que puedan dar batalla y guerra en la lucha ‘campal’ de la capital.

Tampoco fue fortuita la llegada de la ahora precandidata a gobernadora del PRI a Palacio, hace algunas semanas, a la reunión convenida con el gobernador, Javier Corral, días previos al destape de Graciela Ortiz González.

Los rumores y chismes, en boca de no pocos juarenses, dicen que la aspirante a la candidatura del PRI, y de sus amigos exgobernadores, Fernando Baeza Meléndez, Patricio Martínez García y Reyes Baeza, los mismos que lo apoyaron en la crisis de la pandemia por el Covid-19 durante 2020, recibió a cambio, la nada despreciable cifra de 50 millones de pesos para montar una campaña y vulnerar a la candidata del PAN, Maru Campos.

Pero como lo dijimos, son meros rumores y chismes. Nada que se pueda probar.

Por ahora, y de acuerdo a todos los movimientos que se registran en el andamiaje de la sucesión de Chihuahua, incluido el quiebre y la salida del gobernador del PAN a Movimiento Ciudadano, todo apunta a que el ‘carnicero’ y malabarista del estado, busca treparse en el proyecto de sucesión 2024, con el apoyo de Dante Delgado Ranauro y de la Alianza de Gobernadores.

¿De la mano del presidente Andrés Manuel López Obrador, a cambio de ayudarle en Chihuahua a Juan Carlos Loera?, esa es una de las muchas preguntas en el gran misterio que rodea aquel encuentro casero y de las ‘rayadas de Parral’, durante una de las últimas visitas que realizo el presidente de México.

Y en Chihuahua todos lo saben, el ‘mundo’ político de Javier Corral –su mundo-, está en el escenario nacional;

Del otro lado, Dante Delgado, que ya hizo mandatario en Jalisco a Enrique Alfaro, quiere lo suyo, y tener en Alfredo, el ‘Caballo’ Lozoya gobernador en Chihuahua.

 

Javier González Mocken en Chihuahua /

El derroche de optimismo mostrado ayer por la precandidata del PAN, María Eugenia Campos en la capital, donde fue placeado y ‘bautizado’ el ex candidato de Morena a la alcaldía de Juárez en 2018 y expresidente municipal del PRI en 2016, Javier González Mocken, es paradójicamente, una muestra también de la desesperación y los temores que asoman a los panistas del capital;

Es decir los inversionistas que apuestan al proyecto de Maru Campos en la ciudad de Chihuahua, que necesitan ganar en Ciudad Juárez, y que se han jalado, en contra de la ortodoxia misma del panismo tradicional, a un candidato externo que tiene su origen en el PRI, acérrimo e histórico enemigo de sus ancestros en el PAN.

El panorama político de la ‘Leona’ de Chihuahua está muy lejos de ser fácil, aún con el marketing político y mediático para la precandidata del PAN.

Encabezará la campaña con un PAN dividido y con muchos ‘cazadores’ sobre sus huesos, y en Ciudad Juárez, la profusa crisis que tiene a un PAN agazapado, casi desaparecido del escenario, apenas con unos cuantos activistas y con un grupo de mujeres de organizaciones civiles y ONG’s que lidera Clara Torres, ponen en perspectiva la realidad del momento político de la alcaldesa de Chihuahua.

Pero ayer, Maru Campos presentó a Javier González Mocken en la capital, no en Ciudad Juárez donde contenderá, que era lo más obvio, pero lo hizo por la razón antes planteada: buscar la aprobación de los ‘generosos’ hombres del capital chihuahuita. Y esa fue la razón por la cual Mocken piso la estructura del Comité Directivo Estatal del PAN en un salón del Quality Inn del San Francisco, en la zona centro de la ciudad de Chihuahua.

Ya se la saben, aplaudiendo a Maru y a González Mocken, pero con rostros desconcertados y de preocupación.

Con todo, Maru Campos mandó un mensaje a sus patrocinadores y financieros de campaña política: ¡Juntos somos más fuertes!.

40 precandidatos a puestos de elección popular, alcaldes de extracción panista de varios municipios, donde el tema fue uno solo: el proceso electoral 2021, y donde Javier González Mocken fue invitado a un “proyecto ganador”.

Javier habló tímidamente, quien sabe si por respeto o por temor, al estar abrumado y entre tanto panista, de las “coincidencias” de un mejor Juárez y un mejor estado. Dijo finalmente sentirse arropado y seguro.

En el evento estuvieron, la presidenta con licencia del PAN, Rocio Reza Gallegos y Luis Serrato, el delegado del CEN para Chihuahua que ayer mismo dio parte, y santo y seña del candidato externo de ese partido político. De cuna priísta, de coyuntura morenista y ahora de rostro panista.

 

Regresan Nacho Duarte, Nora Yu y Cía. /

Si alguien tenía duda de la ‘supremacía’ y poder político que tendrá el Duartismo en Ciudad Juárez, ayer reaparecieron después de muchos días, semanas, meses y años, el exdiputado federal y primo del César-Gobernador, Nacho Duarte Murillo, la ex coordinadora electoral y presidenta de la Asociación de Agentes Aduanales (AAA) de Ciudad Juárez, Nora Elena Yu y compañía.

La llegada del nuevo presidente del comité municipal del PRI, Jaime Cano Gómez, fue arropada por los seguidores de la precandidata a la alcaldía de Juárez, la empresaria Adriana Fuentes Téllez, y por la primera visita que en su calidad de presidente estatal del PRI, realizó César Alejandro Domínguez, quien le tomó la protesta al nuevo líder municipal del partido.

Después de casi cuatro años del impresentable PRI que lideró en su momento la exdiputada Mayra Chávez Jiménez, que contribuyó a la derrota política del exalcalde Enrique Serrano, candidato a gobernador de Chihuahua en 2016, volvieron más de tres priistas, para ‘abarrotar’, en medio de las medidas preventivas del Covid-19, el auditorio del partido de la Galeana y Lerdo.

Jaime Flores; Alfredo Aguirre Carrete; Luis Calzada; Enrique Licón; Lorenzo González Lechuga; Fernando Martínez Acosta; Antonio Díaz; Jesús Díaz Monárrez; Gloria Porras y hasta Janeth Romo, que había desaparecido y dejado acéfala la Secretaria General del PRI en Juárez con Omar Bazán, los ‘renacidos’ del PRI que volvieron a poner un pie en el partidazo de Juárez.

Ya se la sabe. Las decisiones importantes que tengan que ver con la campaña de la precandidata a gobernadora, Graciela Ortiz González, y hasta con Adriana Fuentes Téllez, pasarán por el cedazo de Nacho Duarte y de Nora Yu.

Jaime Cano es el presidente del comité municipal, pero Nacho y Nora serán los nuevos ‘dueños’ del PRI. Los exdiputados locales, Enrique Licón y Jorge Gutiérrez, serán solo ‘puente’, y quizás a lo mejor ni los necesiten.

Nacho se entiende perfectamente con Adriana Fuentes, y Nora Yu, ya lo sabe, es socarrona y astuta. Le cuida los intereses y hasta la ‘sombra’ a la candidata a gobernadora.

Estuvo ausente en la transición y toma de protesta, Oscar Nieto Burciaga, pero ya se esperaba. Estaba todo presupuestado.

Pero con todo y ello, Alejandro Domínguez y Jaime Cano, en más de dos ocasiones, lo justificaron y fueron magnánimos públicamente, y hasta alabaron su gestión y trabajo en el PRI en los tiempos de la peor crisis que ha tenido ese partido político.

 

Barousse, no es diferente a la Maru Campos /

Como un auténtico perro de ‘caza’, de esos que no dejan ni los huesos sobre el campo, se lanzó ayer en su visita a Juárez, el líder estatal del PRI, Alejandro Domínguez, quien dio a entender que Christopher James Barousse, puesto en prisión por parte del gobernador de Chihuahua y el Poder Judicial, no es diferente a Maru Campos.

“Mismos testigos” y “mismos hechos”, dijo el dirigente priísta para acusar la parcialidad del Poder Judicial de Chihuahua que ahora protege a la precandidata del PAN a la gubernatura.

El encarcelamiento de Barousse, una vil vendetta política, propiciada por el desaseo del Poder Judicial, que teniendo los mismos elementos y los mismos testigos, no ha procedido contra los actos de corrupción de la alcaldesa de Chihuahua, Maru Campos.

Y no se trata solamente de Christopher James Barousse, el nombre pronunciado por Alejandro Domínguez, sino de muchos otros militantes del PRI sobre quienes ha caído la espada ‘justiciera’ del gobierno de Chihuahua con la complacencia de un Poder Judicial, que ahora se ha cegado a las denuncias que por igual, con los “mismos testigos, y los mismos hechos”, pesan sobre la aspirante panista a la gubernatura de Chihuahua.

Se trata de los mismos testigos que sustentan la denuncia sobre Maru Campos, en tanto que los priistas que han sido encarcelados y sentenciados, enfrentan, un “debido proceso” judicial. Una justicia “selectiva”. Para los priistas, a cambio, pura “venganza”.

 

Marco Quezada, el candidato a vencer… /

Marco Adán Quezada, aspirante externo a la alcaldía por el partido de Morena en la capital, es indiscutiblemente, el hombre a vencer en las internas para sacar a un candidato externo que le haga contrapeso al precandidato del PAN a la alcaldía en la capital.

Es el reverso de la moneda, del candidato externo del PAN en Ciudad Juárez, Javier González Mocken, con quien intentan ganar en la frontera al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Trascendió que el mismo exalcalde priista de la capital, Marco Adán Quezada buscará un acuerdo con el también exalcalde de Chihuahua, Carlos Borruel para poder sacar adelante, y lo menos raspado un proyecto que en el entramado político de Morena favorezca a los dos, y que contribuya notablemente a la aspiración del Coordinador de la Defensa de la Cuarta Transformación, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Pese a que se registró cualquier cantidad de suspirantes a la candidatura de Morena en la capital, Marco Adán Quezada tiene de amigos y aliados a Fernando Tiscareño y a Fernando Villarreal, que le dan una ventaja cualitativa en la batalla interna para la elección de candidato a la presidencia municipal.

Los dos buenos amigos del exalcalde priísta, se registraron por la candidatura a diputado federal en el Distrito Electoral 08 en la ciudad de Chihuahua.

Comentarios: latorrefuertecolumna@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: