MÉXICO, D.F.— La fronteriza Ciudad Juárez, Chihuahua, continúa a la cabeza de asesinatos relacionados al crimen organizado con seis muertes diarias en promedio durante el mes de diciembre que acumularon ayer 42 entre incineraciones y balaceras que acorralan la entidad de 1.2 millones de habitantes.

A la vez que diversos grupos armados atacaron con armas en distintos puntos de la entidad; otros incendiaron viviendas con bombas molotov y gasolina durante la mañana de ayer en un popular barrio de la ciudad.

La prensa local que de manera extraoficial lleva el conteo de ejecuciones informó también cómo ardió el cuerpo de un hombre atado de manos y con la cara cubierta de cinta aislante que fue abandonado con el tiro de gracia en otro barrio de la ciudad.

En medio de los diversos hechos, el gobernador de Chihuahua, César Duarte, visitó Juárez para firmar un convenio de apoyo a la legalidad con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde no descartó la posibilidad de solicitar la presencia de tropas de los Cascos Azules.

No obstante, consideró que la policía de la entidad ya se encuentra capacitada para enfrentar de manera directa las agresiones de algunos grupos armados que se disputan el territorio chihuahuense para el paso de droga hacia Texas. “No se había visto que pudiéramos recuperar a quien había evadido de la justicia, y lo recuperamos a sangre y fuego y eso habla del reconocimiento de la policía”, dijo.

Hasta el pasado 8 de abril, Ciudad Juárez estuvo vigilada por soldados del Ejército mexicano, pero después de esa fecha la seguridad quedó en manos de alrededor de 5,000 policías federales.

En pesar de diversos operativos, no cesa en violencia, con altibajos en el número de homicidios: en mayo 253 ejecuciones (a un ritmo de 8.5 diarias) lo que convirtió ese mes en el más violento del año, según reconoció la procuraduría estatal.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: