En la opinión de Ciro./

Una preocupación más tiene el presidente de México por la polarización de corrientes políticas partidistas blanquiazules interesadas en la dirigencia nacional del  PAN y cuyo relevo parecía fácil hace seis meses cuando se hacía notar como favorito Francisco Javier Ramírez Acuña.

Mencionado como el elegido de los Pinos para llegar a la máxima dirigencia del Partido Acción Nacional el ex gobernador de Jalisco, empezó a decaer en las preferencias por lo que tuvo que cambiar de “caballo” Lipe Calderón llamando a César Nava para ante su presencia “ungir” al senador chihuahuense, Gustavo  Enrique Madero Muñoz.

Los señalamientos del ex líder nacional del PAN  Manuel  Espino Barrientos y del diputado federal Javier Corral Jurado, hicieron eco en la clase política blanquiazul los cuales abrieron los ojos ante una nueva imposición del presidente de México en la dirigencia del blanquiazul.

Las mismas corrientes políticas del Partido Acción Nacional pretenden desligarse de lo que consideran una equivocación de rumbo en la forma de gobernar de Lipe, reclaman el haberse alejado de la población, de las derrotas electorales en los últimos años y la formación de un círculo privilegiado de amigos traicionan los principios de doctrina de dicho organismo político.
Poco tiempo le queda a Calderón el lograr convencer a todas las corrientes panistas para poder imponer a su “delfín” tomando en cuenta que la elección al Comité Ejecutivo Nacional del partido será celebrada el 4 de diciembre o sea a tres semanas a partir de la fecha de esta opinión.

Se habla ya que tres de los cinco aspirantes hasta ahora podrían acordar unirse y luchar juntos contra la imposición que pretende Lipe Calderón, siendo ellos Cecilia Romero Castillo, Blanca Judith Díaz Delgado y Roberto Gil Zuarth, quienes han mantenido un discurso con similitud y como base central el “limpiar la casa”.

La tarde del pasado viernes 5 del mes fueron citados con carácter de urgencia a la residencia oficial de Los Pinos los aspirantes a la dirigencia nacional del PAN en donde por espacio de dos horas calderón Hinojosa dialogo primero con cada uno de ellos y después en conjunto.

Extraño fue que los cinco aspirantes fueran encabezados por César Nava y luego del dialogo sostenido de las 19:00 a las 21:00 horas  ninguno de ellos aceptó hablar sobre el motivo de la reunión presumiéndose que este pudo haber versado sobre sacar, al estilo PRI, un candidato de unión.

De ser así y declarar el trillado discurso político de que unidos y fortalecidos sacaran el candidato panista de unificación perderá Acción Nacional  lo poco creíble que le queda en el ámbito nacional al aceptar la imposición de alguno de los dos “jamelgos” que propuso Calderón para esta carrera. Gustavo Enrique Madero Muñoz o Francisco Javier Ramírez Acuña, escojan.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: