MÉXICO, D.F.- Dos abrazos entre Manlio Fabio Beltrones y Enrique Peña Nieto fueron motivo suficiente para que los más de mil consejeros del Partido Revolucionario Institucional (PRI) unieran sus voces para gritar: “Unidad, unidad, unidad”.
El auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional del tricolor fue el escenario en el que se dio el acercamiento entre los dos aspirantes a la candidatura presidencial del instituto político.
Sería el senador priista el primero en felicitar al ex gobernador del Estado de México por su nombramiento como consejero político nacional.
Beltrones Rivera se levantó de su lugar en el presidium para saludar y felicitar al ex mandatario estatal, ante lo cual los consejeros se levantaron de sus asientos y aplaudieron durante varios segundos esa acción “fraterna” entre los aspirantes.
Se escuchó el grito de una mujer: ¡Bien Manlio, bien Manlio, así se hace!, para luego escucharse: “Unidad, unidad, unidad”.
Minutos más tarde, cuando se decretó un receso, Peña Nieto subió al estrado para felicitar al líder de la bancada priista en la Cámara de Senadores.
El auditorio donde se han tomado grandes decisiones y errores en el partido fue el marco donde se mezclaron viejos y nuevos priistas.
Fueron desempolvados Enrique Jackson Ramírez, Eliseo Mendoza Berrueto, Alfredo del Mazo González, Pedro Ojeda Paullada, Fernando Ortiz Arana y Gustavo Carvajal Moreno.
También estaban ahí los gobernadores de Nuevo León, Querétaro, Veracruz, Aguascalientes, Tlaxcala, Chihuahua, Coahuila, Nayarit, Hidalgo, Tabasco, Durango, San Luis Potosí, Estado de México, Yucatán y Zacatecas.
Marco Antonio Bernal Gutiérrez, presidente de la Fundación Colosio, observaba desde su lugar los saludos entre Ortiz Arana y el senador Pedro Joaquín Coldwell.
El diputado Francisco Rojas Gutiérrez llegó poco después de las 11:00 horas y de inmediato se dirigió a su lugar en la mesa de honor.
Saludó a Bernal Gutiérrez. El dirigente del Movimiento Territorial no perdía oportunidad y saludaba a todos.
“¿Cómo estás? ¿No me digas?”. Y luego una sonrisa forzada. En una orilla y tratando de pasar desapercibidos Manuel Aguilera y Joel Ayala platicaban animosamente.
Peña Nieto llegó al auditorio poco después de las 11:10 horas y de inmediato se dejaron escuchar gritos de apoyo y aplausos. Tuvo que ser jalado en vilo para poder llegar a su lugar.
Se ubicó entre Rosario Green y Gustavo Carvajal Moreno. Desde ahí mandaba saludos a los que llegaban, mientras Manlio Fabio Beltrones entraba junto con los gobernadores y dirigentes del partido.
Saludó al ex gobernador de Tamaulipas, Manuel Cavazos Lerma, luego al líder de la Federación de Sindicatos de Ttrabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) y posteriormente a Eliseo Mendoza Berrueto.
Humberto Moreira y Cristina Díaz Salazar llegarían juntos y ocuparon su lugar. Peña Nieto y Beltrones Rivera se saludaron de lejos y se sonrieron.
Manuel Aguilera, secretario técnico saliente del Consejo Político Nacional (CPN), daría la bienvenida a los consejeros y posteriormente les tomó la protesta junto con Moreira Valdés.
Más tarde vendrían los nombramientos de los nuevos secretarios de presupuesto y fiscalización, financiamiento y de contralor general, así como de los integrantes de la Comisión Política Permanente. (Excélsior)

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: