CIUDAD JUAREZ.– La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) condenó “enérgicamente” aquí –vía el Consulado General de Mexico en El Paso-, la muerte del menor Sergio Adrián Hernández Güereca, ocurrida la noche de ayer 7  en las inmediaciones del Puente Internacional Paso del Norte, en Ciudad Juárez, cuando un oficial de la Patrulla Fronteriza disparó contra un grupo de migrantes que, aparentemente, le arrojaban piedras.

El gobierno de José Reyes Baeza en Chihuahua, lamentó y condenó el asesinato y dijo que el homicidio -el segundo en los últimos días que ocurre en la franja fronteriza entre nuestros dos países-, se debe a una “conducta xenofóbica y racista”, derivada de la aprobación de la ley antiinmigrante SB 1070, en Arizona”.

El Cónsul General de México en El Paso, Robert Rodríguez, precisó que la Cancillería solicitará al Gobierno de Estados Unidos una investigación expedita y transparente de los hechos y, en su caso, el castigo de los culpables.

Asimismo, reiteró que “el uso de armas de fuego para repeler ataques con piedras representa un uso desproporcionado de la fuerza, particularmente proviniendo de autoridades que reciben un entrenamiento especializado en la materia”.
“México y Estados Unidos han trabajado en el establecimiento de protocolos y mecanismos de diálogo que permitan coordinar la acción de las instancias de seguridad en ambos lados de la frontera, compartir información en tiempo real, reducir la violencia e incrementar la seguridad de las comunidades transfronterizas”, dijo.

En un comunicado de prensa, el Consulado de México en la vecina ciudad de El Paso, agregó que en el contexto de esta cooperación, México planteará a Estados Unidos la necesidad de revisar los procedimientos seguidos por las autoridades responsables de ambos países para enfrentar la violencia fronteriza, incluyendo el uso de la fuerza letal.

La sede diplomática de México en esa ciudad (El Paso) informó que la creciente frecuencia de este tipo de hechos refleja un preocupante incremento en el uso excesivo de la fuerza por parte de algunas autoridades en la zona fronteriza.

Conforme a los registros de la SRE, los casos de mexicanos muertos o heridos por el uso de la fuerza de las autoridades migratorias se han incrementado, al pasar de cinco en 2008, a 12 en 2009, y a 17 en lo que va del presente año.
Agregó que México reconoce los riesgos existentes en la región pero, de acuerdo con los estándares internacionales, el recurso de la fuerza letal debe ser empleado solamente cuando existe peligro inmediato para la vida de las personas y no como medida disuasiva.

Rodríguez dijo que la Secretaría de Relaciones Exteriores reitera su compromiso con el fortalecimiento de la seguridad fronteriza, el combate a las organizaciones criminales que operan en ambos lados de la frontera y de velar por los derechos fundamentales y la seguridad de todos los mexicanos.

También el go0bierno de Chihuahua.

El gobernador del Estado de Chihuahua, Jose Reyes Baeza lamentó y condenó el homicidio del jovencito Sergio Adrián Hernández Güereca, “quien fue  asesinado en hechos aún no aclarados por presuntos agentes de la patrulla fronteriza, cuando se encontraba en territorio nacional”, en las inmediaciones del llamado “Puente Negro” en Ciudad Juárez, en los límites con El Paso, Texas.

El Jefe del Ejecutivo hizo un llamado a la Secretaría de Relaciones Exteriores para que de manera enérgica haga un extrañamiento a las autoridades norteamericanas, para que se investigue este homicidio y se castigue al o los responsables de este asesinato que atenta contra toda una nación. “Consideramos, que este asesinato, el segundo en los últimos días, que ocurre en la franja fronteriza entre nuestros dos países,  se debe a una conducta xenofóbica y racista, derivada de la aprobación de la ley antiinmigrante SB 1070, en Arizona”, expresó.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: