Por Sergio ARMENDARIZ DIAZ./ 8 de Feb./
Con el nombre arriba propuesto, se cocina en círculos empresariales y de la sociedad civil juarense, un evento de proporciones históricas para reactivar la vitalidad de nuestra sociedad fronteriza a escala mundial, en el cual se lleven a efecto toda una serie de eventos que a la vez reviertan las condiciones de rezago y emergencia social que se han venido dando en estos tres años de “guerra contra el narco”,  célebre expresión tan fallida como impropia. Programado para realizarse tentativamente en el mes de octubre próximo, ya se encuentra en etapas de configuración de eventos, presentaciones y actividades que le den sustancia.
Tomando como ejemplo el evento respectivo que dio tan excelentes resultados a la ciudad hermana de Tijuana BC denominado “Tijuana innovadora”, Ciudad Juárez se dispone también a efectuar uno de parecido significado pero de mayor proporción. Para consumar tal propósito se observa una importante actividad de gestión por parte del presidente de la COPARMEX de Ciudad Juárez, Carlos Chavira, incluyéndose también la participación del actual presidente de AMAC, José Luis Armendáriz, así como de personajes importantes del comercio de la ciudad como por ejemplo Ernesto Anaya, empresario juarense con experiencia en la gestión de asuntos ciudadanos y consejero nacional de la referida organización patronal actualmente, aspirante hoy a presidir la CANACO en esta frontera.
El referido evento consiste en presentar y desarrollar exposiciones diversas de los productos que genera la industria y expende el comercio local, convocando a la intervención de los sectores de la industria nacional que jalen un poderoso reflector para mostrar lo mejor de este rubro en momentos particularmente críticos para Ciudad Juárez. En el mismo sentido, se pretende llevar a cabo una serie de foros que le den espléndida proporción al acontecimiento; mesas de análisis y ponencias en las cuales se tenga la participación de verdaderos líderes de la política, de la empresa y de la cultura, manejándose ya la posibilidad de generar un escenario de diálogo, ideas y propuestas de cambio social en el que participen intelectuales de primer nivel, incluyendo la presencia también de expresidentes de la república, que bien podrían dar cuenta de algunos de los mecanismos posibles de solución a problemas que tuvieron gestación en sus periodos de mando institucional.
Todo parece indicar que ya los cabildeos fundantes del evento están dándose con el éxito deseable empezando con el nivel federal; con ese mismo propósito se sabe que el gobierno municipal simpatiza con esta idea que le permitió a Tijuana en su propio contexto, revertir en tres años la circunstancia virulenta de crimen y delito que la parasitaba. Tijuana supo y pudo lograr esto, gracias al redescubrimiento y reactivación de los talentos empresariales y productivos que la región albergaba, también por supuesto, poniendo en juego el capital social de una ciudadanía anhelante por recuperar el uso civilizado de los espacios públicos que durante años fueron confiscados por las bandas del crimen organizado y los parásitos adyacentes, por cierto que también algo debe haber tenido que ver, el desempeño no corrupto de la clase política tijuanense, piedra de toque de cualquier cambio que pretenda ser efectivo en un contexto tan turbio como lo es el que viven y padecen las ciudades fronterizas del norte de México, en los tiempos agrios de la convulsión propiciada por la “cultura” y la lucha del y contra el narcocrimen.
En fecha inmediata, Carlos Chavira presentará el plan correspondiente, la propuesta en el sentido indicado al Gobernador del Estado César Duarte, quien muy posiblemente por el repunte de su ciudad adoptiva con certeza atenderá esta noble iniciativa en gestación. En el ámbito local, por lo que ha trascendido hasta este momento, el Presidente Municipal Héctor Murguía ya fue abordado en afortunado cabildeo por el mismo Carlos Chavira desde la plataforma institucional de COPARMEX, quien en fórmula virtuosa con José Luis Armendáriz en AMAC y potencialmente con el arribo al liderazgo en marzo próximo en la CANACO por parte de Ernesto Anaya, constituirían un triunvirato magnífico de organizadores de la sociedad civil, involucrados en sacar adelante la indudable grandeza de Ciudad Juárez.

Con el nombre arriba propuesto, se cocina en círculos empresariales y de la sociedad civil juarense, un evento de proporciones históricas para reactivar la vitalidad de nuestra sociedad fronteriza a escala mundial, en el cual se lleven a efecto toda una serie de eventos que a la vez reviertan las condiciones de rezago y emergencia social que se han venido dando en estos tres años de “guerra contra el narco”,  célebre expresión tan fallida como impropia. Programado para realizarse tentativamente en el mes de octubre próximo, ya se encuentra en etapas de configuración de eventos, presentaciones y actividades que le den sustancia.   Tomando como ejemplo el evento respectivo que dio tan excelentes resultados a la ciudad hermana de Tijuana BC denominado “Tijuana innovadora”, Ciudad Juárez se dispone también a efectuar uno de parecido significado pero de mayor proporción. Para consumar tal propósito se observa una importante actividad de gestión por parte del presidente de la COPARMEX de Ciudad Juárez, Carlos Chavira, incluyéndose también la participación del actual presidente de AMAC, José Luis Armendáriz, así como de personajes importantes del comercio de la ciudad como por ejemplo Ernesto Anaya, empresario juarense con experiencia en la gestión de asuntos ciudadanos y consejero nacional de la referida organización patronal actualmente, aspirante hoy a presidir la CANACO en esta frontera.   El referido evento consiste en presentar y desarrollar exposiciones diversas de los productos que genera la industria y expende el comercio local, convocando a la intervención de los sectores de la industria nacional que jalen un poderoso reflector para mostrar lo mejor de este rubro en momentos particularmente críticos para Ciudad Juárez. En el mismo sentido, se pretende llevar a cabo una serie de foros que le den espléndida proporción al acontecimiento; mesas de análisis y ponencias en las cuales se tenga la participación de verdaderos líderes de la política, de la empresa y de la cultura, manejándose ya la posibilidad de generar un escenario de diálogo, ideas y propuestas de cambio social en el que participen intelectuales de primer nivel, incluyendo la presencia también de expresidentes de la república, que bien podrían dar cuenta de algunos de los mecanismos posibles de solución a problemas que tuvieron gestación en sus periodos de mando institucional.   Todo parece indicar que ya los cabildeos fundantes del evento están dándose con el éxito deseable empezando con el nivel federal; con ese mismo propósito se sabe que el gobierno municipal simpatiza con esta idea que le permitió a Tijuana en su propio contexto, revertir en tres años la circunstancia virulenta de crimen y delito que la parasitaba. Tijuana supo y pudo lograr esto, gracias al redescubrimiento y reactivación de los talentos empresariales y productivos que la región albergaba, también por supuesto, poniendo en juego el capital social de una ciudadanía anhelante por recuperar el uso civilizado de los espacios públicos que durante años fueron confiscados por las bandas del crimen organizado y los parásitos adyacentes, por cierto que también algo debe haber tenido que ver, el desempeño no corrupto de la clase política tijuanense, piedra de toque de cualquier cambio que pretenda ser efectivo en un contexto tan turbio como lo es el que viven y padecen las ciudades fronterizas del norte de México, en los tiempos agrios de la convulsión propiciada por la “cultura” y la lucha del y contra el narcocrimen.   En fecha inmediata, Carlos Chavira presentará el plan correspondiente, la propuesta en el sentido indicado al Gobernador del Estado César Duarte, quien muy posiblemente por el repunte de su ciudad adoptiva con certeza atenderá esta noble iniciativa en gestación. En el ámbito local, por lo que ha trascendido hasta este momento, el Presidente Municipal Héctor Murguía ya fue abordado en afortunado cabildeo por el mismo Carlos Chavira desde la plataforma institucional de COPARMEX, quien en fórmula virtuosa con José Luis Armendáriz en AMAC y potencialmente con el arribo al liderazgo en marzo próximo en la CANACO por parte de Ernesto Anaya, constituirían un triunvirato magnífico de organizadores de la sociedad civil, involucrados en sacar adelante la indudable grandeza de Ciudad Juárez.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: