Jesus Ortega PRDEl PRD no se refundó.  

Y bien, el “Congreso Nacional Refundacional” del PRD terminó ayer con resultados bastante menores. Ni se refundó, ni llegaron a acuerdos importantes. Los dirigentes, sin embargo, trabajaron para sus causas. Jesús Ortega es ya un abierto competidor por la jefatura de gobierno del Distrito Federal. Carlos Navarrete se va a lanzar por la candidatura presidencial de 2012. Andrés Manuel López Obrador sigue pesando en el corazón de los perredistas (tremenda ovación en ausencia) y su lanzamiento es un hecho.

El peso de Cuauhtémoc Cárdenas es apenas pluma en las decisiones internas. Marcelo Ebrard está listo para ir por la grande… pero su partido no: la lucha por las candidaturas será descarnada, a muerte. No deja de llamar la atención que el presidente nacional del PRD esté pensando en darse un premio de ese tamaño. Recordemos que los perredistas han gobernado holgadamente en la ciudad de México, y que esta candidatura es una de las más amarradas. ¿Cómo va a convencer Jesús Ortega a los perredistas para que le den tamaña cereza del pastel con tan pobres resultados en su periodo como dirigente nacional? La refundación de su partido habría sido una buena manera de ganar puntos, pero el Congreso cerró como abrió: con pena, y sin mucha gloria.

Por cierto, el pragmatismo de la cúpula perredista no avanzó. Desde hace tiempo busca la autorización para que el partido busque alianzas electorales con Acción Nacional y el Revolucionario Institucional. En el Congreso, Jesús Ortega y René Arce, uno cabeza de tribu y otro operador de la corriente Nueva Izquierda, movieron cuanto pudieron. Lograron un acuerdo menor: eventualmente consolidar alianzas electorales con sectores de PRI y PAN, pero siempre y cuando se trate de escisiones y respalden a los candidatos y proyectos perredistas.

En el fondo, pesó el veto de López Obrador. En el mensaje a los congresistas, AMLO fue claro: el PRD no debe aliarse con esos partidos porque “representan a los responsables de la tragedia nacional”.

Esta semana, las fuerzas militares y policiales pasarán por momentos desagradables. Por un lado están las movilizaciones tanto en Tijuana como en Ciudad Juárez. En la primera frontera hay denuncias de arrestos injustificados, torturas y hasta fabricación de delitos; en la segunda está lo anterior y, además, empresarios y autoridades locales acusan al gobierno federal de provocar un colapso social y económico. A media semana se rematará con el informe que presenta Amnistía Internacional sobre México. Dicen que es el más duro que esa organización haya presentado sobre el país. Las denuncias son muchas y de varias fuentes. ¿Llevará agua este río que tanto suena?

Apunte final: Nos dicen que ya no sólo organizaciones civiles nacionales y extranjeras; también las empresariales preparan un llamado a la Organización de las Naciones Unidas para que intervenga en Ciudad Juárez. En los siguientes días podrían darse detalles… 
 (El Universal).

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: