Por CIRO/ 7 Feb./

Luego de que en diciembre del 2006 en que Lipe Calderón asumiera la guerra contra las bandas del crimen organizados a esta fecha se han gastado más de tres  mil millones de pesos del erario en su protección de acuerdo a los reportes que la misma Presidencia de la República a hecho sobre la seguridad del ejecutivo federal.

“Blindar” la integridad física del mandatario se cuenta con una partida especial en el presupuesto de egresos del  2011 por  la suma de seiscientos treinta millones y con un “seguro de riesgos” por ochocientos mil pesos.

En los más de cuatro años que lleva el sexenio y prácticamente desde que les declaró la guerra a las bandas del narcotráfico el  Estado Mayor Presidencial –encargado de la seguridad del presidente Calderón Hinojosa- ha ejercido dos mil millones de pesos.

La partida superior a los seiscientos treinta millones de pesos fue aprobada por la Cámara de Diputados en el Presupuesto de Egresos de la Federación del 2011 con la idea de “apoyar a las actividades de seguridad y logística para garantizar la integridad del ejecutivo federal”,  siendo la segunda ocasión en que gozara de esta partida identificada como P004. La primera designación de dicha partida para su seguridad se estableció en el 2009.

Este gasto fue ideado en el segundo periodo presidencial del PAN –en el poder- habiéndose incrementado en más de un mil por ciento con relación al ejercicio del 2009 en que solo se contaba con una asignación presupuestal de sesenta millones de pesos y lo cual justifica el diputado blanquiazul  Luis Enrique Mercado Sánchez, secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

Esta partida registrada bajo la clave  P004 es sin duda una duplicidad con relación al presupuesto de la Presidencia de la República si se toma en cuenta que la seguridad del mandatario se encuentra a cargo del Estado Mayor  lo que representa sin duda, un manejo obscuro de los recursos del erario federal.

Mientras el riesgo del país evidencia una sociedad en riesgo y de profunda inseguridad estas acciones de duplicidad en el presupuesto de seguridad del presidente seria tanto como dudar de que el Estado Mayor Presidencial no esta cumpliendo a cabalidad con sus funciones y dejan los recursos en condiciones de ser “ transferidos a otros rubros”.

No es posible que dependencia como Trabajo y Previsión Social, Agricultura, educación, salud y economía tengan que ser presupuestadas en algunas de sus funciones de apoyo a los mexicanos con menores rubros presupuestales.

Para cuidar la seguridad de Felipe Calderón se cuenta con  1 mil 862 efectivos siendo estos 7 generales o almirantes; 173 jefes o capitanes del Ejercito o Fuerza Aérea y 12 más de la Marina; 411 oficiales, 808 de tropa, 20 de la PFP, 20 policías y 411 civiles, número que es superior en más de un 50% de la capacidad de personal de Seguridad Pública con que cuenta Ciudad Juárez para salvaguardar los intereses de más de un millón y medio de residentes fronterizos.

Con estos presupuestos y con esta fuerza de seguridad ahora entiendo por que declaró la “guerra” ya que mientras los mexicanos padecen el baño de sangre, él fuego cruzado, las victimas colaterales, robos, derecho de piso, secuestros y una economía en declive, Lipe se puede mantener embriagado de tranquilidad en su burbuja aislado de la realidad.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: