CIUDAD JUÁREZ.– Un total de 498 casquillos percutidos fueron localizados en las escenas del crimen que los dos centros de rehabilitación de adictos atacados en forma simultánea al anochecer del domingo.

El protocolo de comunicación emitido por la Fiscalía confirmó las muertes de cuatro personas, todas ellas aún sin identificar.

Desde Ciudad Chihuahua,el fiscal general Carlos Manuel Salas indicó que la circunstancia de que los internos se encontraban en un servicio religioso en uno de los dos centros cuando se presentó el grupo armado, hizo que la tragedia no fuera mayor.

A nivel local, el subsecretario  de Gobierno en la Zona Norte, Carlos Bernardo Silveyra dijo que la autoridad estatal se encuentra a cargo de las investigaciones judiciales, así como de la atención a las víctimas, pues también hay heridos que sobrevivieron al atentado.

Empero, al ser cuestionado en la rueda de prensa semanal, Silveyra Sayto dijo desconocer cuántos centros de rehabilitación de adictos existen, y aseveró que luego de los primeros atentados ocurridos hace varios meses fueron implementados rondines de vigilancia.

Esta vigilancia está a cargo del Operativo Conjunto Chihuahua, o sea la Policía Federal.

-No hay capacidad para una vigilancia permanente- dijo.

El funcionario no emitió comentarios sobre el dicho de testigos de que en las inmediaciones habrían estado un grupo de elementos federales y que optaron por no intervenir cuando ocurrían los atentados.

Los blancos de los atentados simultáneos -Centros de Liberación de Adicciones y Centro de Rehabilitación Alcance Victoria- son prácticamente vecinos pues ambos se localizan en la colonia Aldama, en el poniente de la ciudad.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: