Por Mario Héctor Silva /

Vendettas en el PAN.

Quien fuera a decirlo!. El pleito de los compadres: el diputado federal, Javier Corral Jurado, especialista en la posición privilegiada de pluris y del actual dirigente estatal, Cruz Pérez Cuellar, mantiene minada las estructuras de lo que queda del Partido Acción Nacional.

El ‘choque de trenes’ entre dos de las principales figuras del panismo que alguna vez compartieron los mejores momentos dentro del panismo a la sombra del padrino de ambos, el actual y flamante embajador de México en Canadá, Francisco Barrio Terrazas, ya dinamito lo que quedaba de la vieja camada de la Happy Family.

Al interior de ese partido, la carencia de un liderazgo moral, dejo sueltos los cabos y los caprichos y querencias naturales de poder y ambición política de varios –que no pocos- militantes que buscaron alianza y cobija en ese instituto político, porque nadie tuvo cojones para detener el enfrentamiento y las vendettas políticas.

El caso del ex alcalde capitalino Juan Blanco, que decidió sumarse a la campaña política del fallido aspirante a la candidatura al gobierno de Chihuahua, el empresario Pablo Cuaron, apoyado y aconsejado, según se ha sabido por Javier Corral, definió el estadio de confrontación con la alianza que a su vez tejieron desde el poder del blanquiazul, Cruz Pérez Cuellar y el candidato Carlos Borruel Baquera.

La sesión ordinaria del Consejo Estatal del PAN, solo fue el señuelo para la ejecución de los enemigos del poder, que claro esta, tras los resultados de la elección del pasado 4 de julio, se sintieron burlados y engañados.  Ya no hay secretos: los empresarios amigos de Pablo y de Juan, se abrieron en apoyo a la candidatura del ahora gobernador electo, el priista Cesar Duarte Jaquez.

Desde esa perspectiva, la declaratoria de expulsión de seis militantes “por haber participado, apoyado ó haber sido candidatos de otros partidos políticos”, y entre los que se señala con dedo flamígero, al ex diputado  federal, César Reyes Roel, al ex alcalde de Chihuahua, Juan Blanco Saldívar y a Luis Villegas Montes, tendría cierta lógica en los conceptos del panismo doctrinario.

Pero un pequeño detalle: Al interior del PAN nadie cuida las formas y salió a relucir, por si algo faltara, la víscera del diputado federal, Javier Corral Jurado que tiene desde hace más de un ano, sed de venganza política y que ahora pretende cobrarse las afrentas.

Ya a Villegas lo han crucificado, bajo el argumento de haber hecho públicas, en repetidas ocasiones, acusaciones y difamaciones en contra del todavía presidente estatal del PAN.

En el caso de los otros implicados en el escándalo, es increíble que la dirigencia estatal todavía pretenda andar con rodeos, al no mencionar siquiera textualmente que algunos de los acusados apoyaron a Cesar Duarte.

El Juicio Político.

Al margen de las acciones de ejercicio de poder que exhibe la dirigencia estatal –que cual Pilato- ha dejado en la militancia la decisión de expulsión de los seis militantes, se asoma el juicio final para el presidente de ese organismo político.

Los resultados que presenta Pérez Cuellar desde 2009 son atroces. Perdió abrumadoramente las diputaciones federales frente al ahora electo alcalde de Chihuahua, Marco Adán Quezada cuando este dirigía al PRI, y perdió en 2010, el Congreso Local, Ayuntamientos  -incluida la misma capital- que no le perdonaran los chihuahuitas, las sindicaturas y el gobierno del Estado.

Un total desastre para un hombre que ha sido dos veces presidente estatal de ese partido político y que obligado esta a presentar su renuncia para dejarle la vía libre a nuevos liderazgos.

No hay otra salida en el Partido Acción Nacional más que el ejercicio autocritico y objetivo.
 
Los diputados electos.

Algunos diputados locales que asumirán en la sexagésima tercera legislatura mantienen actividades después de un receso y periodo vacacional.

Los diputados Gerardo Hernández, Gabriel Flores y Lupita Pérez, así como Enrique Serrano prácticamente no han dejado de grillarse entre ellos, ni de grillar a los prójimos.

Nadie les ha dicho que las giras de agradecimiento no son malas. La gente lo ve bien, pero agradecerían mas que los diputados regresaran en pleno ejercicio de poder.

Significa pues que no tiene ninguna gracia que los diputados, con todo el tiempo libre, regresen a las colonias cuando todavía no asumen el poder.

Por cierto que Enrique Serrano Escobar sigue moviéndose con el apoyo del empresario Jaime Bermúdez y con la asesoría del profesor Guillermo Narro Garza y de Manuel Ortega, ambos amigos del ex alcalde, en lo que será su nueva encomienda en el Congreso Local, y en lo que algunos proyectan ya como plataforma natural de Serrano para volver a aspirar a la candidatura a la alcaldía en 2010.

Si el Instituto Estatal Electoral (IEE) decide no entregar la pluri a Oscar Villalobos Chávez, las posibilidades de que Serrano asuma como líder de la fracción parlamentaria se incrementan, aunque hay por allí uno o dos diputados que pueden aparecer de último momento en la carrera por el liderato del Congreso del Estado. Habrá que ver.

Los pronunciables en el gobierno de Duarte.

A la lista de los primeros once nombres pronunciables, que tienen posibilidades de ser llamados al ejercicio publico del gobernador electo, Cesar Duarte Jaquez, encabezada por
Cristian Rodallegas; Marcelo González Tachiquín; Annuar Elías Karam, Mario Trevizo; Antonio García; Juan Ubaldo Benavente; Carlos Manuel Salas; Servando Portillo; Arturo Proal de la Isla; María Ávila Serna y Adriana Fuentes, agréguele otra lista de personajes.

El notario público y representante actual del gobierno de Chihuahua en Juárez, Carlos Bernardo Silveyra Saito, cuya formación profesional y serio perfil lo distingue de entre un amplio grupo de políticos juarenses.

Hablando de ex rectores, también se menciona al jefe de la oficina de Gobernación en Chihuahua, Wilfrido Campbell Saavedra, que por su relación natural y directa con el equipo del gobernador, lo pondría en la antesala de un buen puesto en el gabinete.

Aparece Pablo Espinoza, uno de los artífices en todo el seguimiento de la precampaña y campaña política de Cesar Duarte.

Fernando Iriarte, ex presidente de los desarrolladores de la vivienda (Canadevi). Un hombre cercano y bien relacionado con Duarte, que ya es secretario estatal de Desarrollo Social, gracias al gobernador electo, y que podría ser reasignado a otra posición en el gobierno entrante a partir del mes de octubre.

José Reyes Ferriz, actual alcalde de Juárez, también aparece en la lista del portafolio del gobernador electo. Pese a las críticas vertidas en contra del presidente municipal, que heredo un gobierno con serios y severos problemas de inseguridad y delincuencia, completamente inéditos, el hijo del finado alcalde José Reyes Estrada tiene proyección y futuro político.

De aceptar, a Reyes Ferriz se le menciona en una posición clave en el aparato estatal. Además no olvide que la alianza Reyes Ferriz-Duarte rindió los frutos esperados en la proyección y llegada de Cesar al gobierno estatal. Y cuentan que Cesar sabe valorar el trabajo de los artífices de la victoria.

Otro ex rector, pero de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), Rodolfo Torres Medina, también ha sido anotado desde hace varias semanas para participar en el ejercicio de poder público. Fito Torres que no las trajo todas consigo, especialmente al terminar el ejercicio de administración, pretende ser rescatado, a fin de darle otra oportunidad.

Kamel Athie, anduvo extraviado políticamente, apoyando al ex secretario general de Gobierno, Ex diputado y gobernador interino de Chihuahua, Víctor Anchondo en 2006, cuando este se lanzo a la aventura política con la intensión de convertirse en senador por el PRD.

Sin embargo los amigos le aconsejaron a Kamel que se acercara a un buen árbol e hizo algunos trabajos antes y durante la campaña con Cesar Duarte, especialmente en las comunidades  serranas del occidente y del noroeste de Chihuahua.

Dicen que el buen Kamel, logro sacudirse la polilla.

Jorge Esteban Sandoval, ex diputado federal y ex dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias cuenta todavía con algún capital político, y puede ser enclave para alcanzar a muchos otros comuneros de la zona serrana. Sandoval participo en el gabinete de Patricio Martínez García, pero no tuvo el desempeño que de él se esperaba como mandamás de la oficina de Gobernación estatal.

Otro juarense por adopción, oriundo de Jalisco, pero residente en El Paso, Texas, Álvaro Navarro, cuyas relaciones con gente de poder lo mantienen sobreviviendo en la política, además del padrinazgo y el dinero de su suegro, Federico de la Vega Matthews, podría ser llamado al gabinete.

En Álvaro ya no hay sorpresas. Los políticos lo conocen y conocen los alcances y la capacidad del yerno de Don Federico.

Omar Bazán, actual líder estatal de la CNOP fue castigado por el patricismo y menospreciado por el Reyesbaecismo cuando Omar intento, por conexiones propias hacerse de una candidatura de elección popular en 2006. Por su osadía, Reyes Baeza lo congelo y no fue sino hasta la campaña política de Cesar Duarte cuando alguien desde el centro del país, hablo bien y a su favor.

Así es que, si Omar muestra disciplina, encuentra los afectos de Duarte y corre con suerte por la gran cantidad de obstáculos que existen en el camino, podría alcanzar una posición de poder.

Otro que aseguran que quiere, pero que para algunos no definió sus querencias a tiempo con el gobernador electo es Carlos Carrera Robles.

Carrera, derrotado en las elecciones de 2007 en la capital, se la jugó de manera abierta con el ex alcalde Héctor ‘Teto’ Murguía en su pretensión de conquistar el estado de Chihuahua, y fue Carrera uno de los enclaves en esa pretensión por hacerse de la simpatía de muchos políticos de la capital del estado.

Correo: elpolitikon@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: