CIUDAD JUÁREZ.- En una velada de intensas emociones y tal como hace tres años lo hiciera Plácido Domingo, Eugenia León culminó su presentación en el Festival Internacional Chihuahua con el himno no oficial del estado.
El Corrido de Chihuahua fue la canción conque se despidió la cantante mexicana, dando así emotivo cerrojazo al evento cultural anual.
El público, que abarrotó el Teatro Víctor Hugo Rascón Banda del Centro Cultural Paso del Norte, conformó un coro monumental.
La Filarmónica de Chihuahua y un mariachi, aportaron el fondo musical al unísono, en el número final de la presentación.
-¿Cómo está mi Ciudad Juárez? Aquí estamos presentes en cuerpo y corazón para ustedes. Para mí es un honor formar parte de este festival y de este cierre- habían sido las primeras palabras de Eugenia León, al hacer aparición en el escenario.
Durante casi dos horas, Eugenia León interpretó casi una veintena de canciones, en un recorrido musical por México, con una escala en la obra del argentino Astor Piazzolla, el mayor nombre del tango.
Eugenia agradeció al público y a los organizadores la invitación a presentarse en el Sèptimo Festival, y se congratuló de que fuera en este teatro que lleva el nombre del maestro Víctor Hugo Rascón banda, “el maestro… el tío de mi hijo”.
Antes de despedirse, Eugenia rememoró los lugares emblemáticos de Chihuahua que ya ha tenido ocasión de conocer: Baseaseachi… la cascada… el desierto… las dunas de Samalayuca… ¡Qué bonito es Chihuahua y leal su gente!.
Una noche memorable.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: