En Opinión de CIRO./

La Auditoria Federal ha puesto en evidencia  al gobierno  de Calderón, al poner al descubierto la existencia de nepotismo, compadrazgo e ineptitud, al derrochar miles de millones de pesos, en asesorías y pago de honorarios por servicios profesionales y lo cual pese a ello no mejora la administración pública.

A pesar del llamado plan de austeridad  decretado al inicio del sexenio los gastos por este concepto se han incrementado en un 50% principalmente en 18 Secretarías de Estado, Presidencia de la República, Procuraduría General de la República y la  Consejería General del Ejecutivo Federal.

El resultado del estudio de fiscalización de la cuenta pública correspondiente al 2008 y practicado por la Auditoria Superior de la Federación,  culpa de ello a la Secretaría de Hacienda así como a la de la Función Pública por que ambas no han cumplido con el objetivo de la reducción del gasto operativo de las dependencias y contemplado en el llamado Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012.

Contrataciones irregulares y fuera de control se realizan a lo largo y ancho de las dependencias federales como el caso concreto de un licenciado en informática cuya labor se orienta al ámbito policial, ministerial, pericial y de medicina forense, al cual lo designaron para que se haga cargo de la supervisión y promoción de actividades de capacitación y promoción en la Secretaría de Desarrollo Social.

Hay muchos más casos como estos como también  del auxiliar de pintura, encargado de una lechería y verificador de la Procuraduría Federal del Consumidor a quien se contrató para ejecutar proyectos y obras de desarrollo social en Veracruz, cargo y sueldo que le cubre la Secretaría de Desarrollo Social.

Por su fuera poco y viendo como se encuentra la impartición de la justicia en México la Auditoria Superior detectó en la  SEP la contratación de un licenciado en biología a quien le dieron el cargo de solicitar los espacios para la impartición de talleres de difusión contemplados en la Alianza por la Calidad de la Educación.

Todavía más allá la SEP también dio plaza a un medico cirujano para proponer la difusión y el uso de tecnologías del uso de sistemas del servicio de información nacional de Educación Superior Tecnológica. Pero el acabose es cuando a un pasante farmacobiólogo  se le da base para elaborar los lineamientos de apoyo al proyecto de reforma de los planes y programas de estudio de la licenciatura en educación secundaria.

La SEP y Sedesol  ejercieron el 75%  de los 2 mil 601 millones 203 mil 200 pesos, erogados  por el pago de honorarios. La Secretaría de Educación Pública gasto 1 mil 298 millones 397 pesos mientras que Desarrollo Social 621 millones 687 mil  565 pesos, otorgando  36 mil 191 contratos de servicios profesionales pagados como honorarios.

El 51 % de estos contratos firmados por ambas dependencias  tienen vinculación con el objeto del contrato mientras que el 49% restante no tienen ninguna con los programas en que fueron asentados, lo que significa que más de mil millones de pesos fueron tirados a la basura o sirvieron para cubrir salarios a  ´´aviadores´´.

Lo único que es cierto es que estas irregularidades que quebrantan los dineros del pueblo  se constituyen como responsabilidades administrativas lo que demuestra el deficiente desempeño de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como de la Función Pública.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: