Por Ciro RIVERA./

Planificado con tiempo, una necesidad urgente más por mantener las prerrogativas económicas que el interés ciudadano eso fue la causa de la alianza que hicieran para estas pasadas elecciones el Partido Acción Nacional y  el de la Revolución Democrática, al grado de que en algunas  entidades en donde se llevaron a cabo estos acuerdos lograron ganar por mínima diferencia las gubernaturas y otros escaños.

Acción Nacional un partido político a quienes el pueblo de mexicano que acudió a las urnas les cobró las facturas de una mala administración federal que esta llevando al país a una ruina en todos los ordenes,  lo que a sabiendas de ello fue lo que dio origen a promover estas alianzas con  quienes lo único que tienen en común es seguir recibiendo las canonjías económicas y mantener el poder.

Mientras el Partido de la Revolución Democrática desquebrajado por la separación de López Obrador,  que sin duda dio fuerza al PT, tuvo que unirse a quienes acusó de haber robado la elección presidencial del 2006, tan solo para seguir disfrutando de los jugosos presupuestos políticos y poder prepararse, ambos, para la grande del 2012.

La apuesta fue acertada, los que fueran supuestos enemigos políticos irreconciliables, PAN-PRD, jugaron en seis de las doce elecciones para gobernador y hasta ahora llevan la delantera en dos entidades, siendo estas Oaxaca y Puebla, consecuencias de las malas administraciones priistas de Ulises Ruiz y Mario Marín, respectivamente.

La táctica de la alianza les dio resultados por que evitó que la maquinaria del Partido Revolucionario Institucional, arrollara vergonzosamente a Acción Nacional y despareciera del ambiente político electoral al PRD permitiendo darle viabilidad y vida para lograr ganar algunas posiciones territoriales.

Por su parte Acción Nacional con esta práctica evitó una nueva paliza electoral como la que sufrió en el 2009 y logró quitar hegemonía política en contra del PRI en Oaxaca y Puebla donde el tricolor mantuvo  por 80 años Oaxaca el poder y  60 en Puebla . Mientras tanto  en Sinaloa la alianza PAN y otros partidos con un candidato emanado del PRI aún luchan por esta entidad.

El no tener esta alianza contra natura en Zacatecas cuyo bastión fue por doce años del  Partido de la Revolución Democrática, primero con Monrreal  y termina este sexenio  Amalia García, fue perdido estrepitosamente y recuperado por  el candidato del Revolucionario Institucional con una holgada victoria.

Los Chuchos cono se les conoce políticamente a quienes ahora llevan las riendas del PRD con esta alianza han exhibido una evolución que los llevo a girar de las viejas posiciones ideológica al pragmatismo  político y la sobrevivencia.

Por ahora  a César Nava del PAN  y a  Jesús Ortega del PRD,  les permite presumir la viabilidad de las alianzas y poder lograr el poder político en el 2012, sobre todo, poder enfrentarse en condiciones mas equitativas al PRI cuyo grupo con mayor poder es el de Enrique Peña Nieto, gobernador del  Estado de México, y quien se presume será el candidato tricolor para la grande en busca de la recuperación de los Pinos.

En síntesis lo único que demuestran es el arte de comer estiércol sin hacer gestos.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: