TORRE FUERTE

*‘Narcopolítica’, ensombrece sucesión 2021

*Pisotón de ‘güevos’ vs ‘El Caballo’ Lozoya

*Candidatura impresentable del Senador

*El doctor Carlos Ponce Torres, es presidente

*En Chihuahua, Marco Quezada el candidato

 

‘Narcopolítica’, ensombrece sucesión 2021 /

La ejecución anoche, del candidato del PRI en Nuevo Casas Grandes, Yuriel González Lara, el protegido del diputado y expresidente estatal de ese partido político, Omar Bazán Flores, y de quien le contamos de su vinculación con el crimen en Torre Fuerte el pasado mes de julio de 2020, tras su detención, al encontrarse con dos presuntos implicados con la organización delictiva de la ‘Línea’, y vinculados con la masacre de Bavispe, Sonora, ensombrece y pone al ‘filo de la navaja’, la sucesión política de Chihuahua.

Y no es un hecho aislado. Está concatenado a una serie de acciones que ya se registran en varias partes del estado de Chihuahua, pero que cobran especial trascendencia, tras la intervención del Ejército en la casa del candidato de Movimiento Ciudadano (MC), Alfredo, ‘El Caballo’ Lozoya, y las extremas medidas de protección al gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, de quien afirman en la capital, también se ha convertido en un ‘blanco’ de los intereses del crimen organizado en el estado;

Todo eso, además de la presunta infiltración del crimen en los cuerpos de seguridad en los diferentes niveles de gobierno, presume, sólo por los hechos, que se avecina una nueva escalada de violencia y de crimen en la entidad, justo previo al arranque de las campañas políticas en el proceso de transición política.

Pero tampoco lo ocurrido ayer por la tarde en Ciudad Juárez, en la persecución y balacera de la Cuesta, es un hecho aislado. Tiene que ver con la enconada batalla que libran policías ministeriales y delincuentes.

En un momento impredecible, fuera del script y de la ortodoxia de la sucesión política, que se supone, debería estar bajo el control del estado de Chihuahua y del mandatario, Javier Corral, decidió incursionar el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), a Chihuahua, donde presuntamente ‘El Mencho’ busca disputar al lado de sus nuevos aliados, y en medio de la sucesión política, la plaza y la ‘Joya de la Corona’ al hombre ‘leyenda’ del narco, Rafael Caro Quintero, que también con sus nuevos aliados, busca mantener el control en los estados de Sinaloa, Sonora y Chihuahua.

Lo de Yuriel González Lara, fue un gravísimo error de cálculo para el PRI y los intereses de Omar Bazán. Y ayer por la noche se lo bajaron a punta de plomazos en el centro de Nuevo Casas Grandes, cuando se hacía acompañar de otra persona, a escasos días del atentado que también sufrió su sucesor en la jefatura de policía, Julio César Ramírez.

Los vecinos de la zona centro, al lado del salón del comité municipal del PRI, alertaron de la “fuerte” detonación de armas de fuego, que privaron de la vida al candidato de ese partido político a la alcaldía. Y entre las víctimas se confirmó al exdirector de la policía, metido a candidato del partidazo.

El 28 de noviembre de 2019, es decir ocho meses antes de su detención momentánea por parte de la FGR y de la Guardia Nacional, Yuriel González había sido destapado para ser candidato del PRI a la alcaldía de Nuevo Casas Grandes.

Fue exdirector de Seguridad Pública, y tenía, según fuentes bien informadas, el “control” en la administración de Mario Galaz, el alcalde surgido de las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en ese municipio, y el mismo hombre al que el diputado y entonces líder del PRI estatal, Omar Bazán, le habría ofrecido ser candidato a la alcaldía de NCG, en la llamada ‘puerta’ del noroeste de Chihuahua, al ‘paraíso’ de la delincuencia.

El 24 de julio de 2020 se lo comentamos aquí en Torre Fuerte: “La Fiscalía General de la Republica (FGR) y la Guardia Nacional aprehendieron a dos presuntos implicados con la organización delictiva de la ‘Línea’, y vinculados con la masacre de Bavispe, Sonora, y el ‘fuego’ le llegó muy de cerquita al presidente del Comité Estatal del PRI, Omar Bazán Flores, porque uno de los tres detenidos durante el operativo, resultó ser nada más ni nada menos que Yuriel Armando González Lara, el dirigente del PRI en Nuevo Casas Grandes”.

Al día siguiente, el PRI estatal lo retiró de circulación de manera momentánea, pero antes de su partida de la dirigencia y el ascenso de Graciela Ortiz como candidata a la gubernatura, Omar Bazán, se aseguró que Yuriel tuviera en la mano, la candidatura a la alcaldía por ese partido político.

La candidatura a la presidencia municipal, que ayer mismo por la noche, quedó truncada, en medio del fuego y el plomo.

 

Pisotón de ‘güevos’ vs ‘El Caballo’ Lozoya /

Que fue un pisotón de ‘güevos’ del Ejército, o mejor dicho de algunos de los enviados de la milicia en contra del candidato a gobernador de Chihuahua por parte de Movimiento Ciudadano, Alfredo, ‘El Caballo’ Lozoya, por parte de algunos interesados de aquella región, que se aseguró de que le llegara el mensaje.

En el trasfondo y los intereses que giran en torno a la candidatura de ‘El Caballo’, se sopesa las posibilidades reales de que el abanderado por MC pueda llegar a la gubernatura de Chihuahua, especialmente si la candidata del PAN, María Eugenia Campos, es descarrilada en el proyecto por sus ‘deudas’ con la justicia, y es relevada por el exalcalde Juan Blanco, cuyo nombre ya se maneja entre algunos panistas de alcurnia de la capital.

En esa hipótesis, el alcalde con licencia de Parral estaría pisándole los talones al candidato de Morena, Juan Carlos Loera de la Rosa, quien  definitivamente, sea como sea, se ha convertido en el hombre del sistema político de la 4T, y el hombre a vencer en las próximas elecciones del próximo 6 de junio. Aunque algunos chairos tengan que cargar con las urnas.

La intervención de los militares tiene trasfondo, y también presume la asociación de otros intereses. Lo cierto, es que alguien no quiere correrse el riesgo de que llegue ‘El Caballo’, el plan ‘B’ del gobernador Javier Corral, y ya hay reacción de los poderes facticos en el estado de Chihuahua.

Y para que usted, carísimo lector, se asombre de la institucionalidad y buen nombre del Ejercito Mexicano, ayer el Coronel Roque Ruiz Flores, el militar señalado por el candidato de MC, Alfredo Lozoya, se apersono en la Fiscalía General para presentar denuncia en contra del político, y para deslindar de responsabilidad y todo este embrollo a la Secretaria de la Defensa Nacional. ¡Faltaba más!.

El pisotón de güevos a cargo de algunos militares que fueron enviados a la casa de Alfredo y Sol, fue a ‘título personal’ de alguien con poder (factico), y los guachos solo fueron los mensajeros. Pero ninguna instrucción de la SEDENA y nada que involucre al gobierno federal, como les dijo Don Roque Ruiz a los reporteros, con el ‘cuento’ que ni conocía, ni sabía que Alfredo Lozoya, quien lo denuncio ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), era candidato a gobernador de Chihuahua. Y el chiste, como dicen, se cuenta solo.

Como sea, el Coronel se siente muy agraviado, y ha interpuesto una denuncia penal, que presumió ayer a los reporteros de la capital, en contra del candidato de Movimiento Ciudadano.

 

Candidatura impresentable del Senador /

El senador y ex dirigente estatal del PAN, Cruz Pérez Cuéllar fue presentado como el candidato a la presidencia municipal por el partido Morena, y el “ganador” de las encuestas.

Le alzo la mano, en señal de victoria, el también senador, José Ramón Enríquez Herrera, delegado nacional de Morena para Chihuahua, y le tiró ‘paro’, Martín Chaparro, en una reunión mañanera, casi madrugadora, convocada por el partido, que tuvo también la presencia de los diputados, Benjamín Carrera Chávez y  de Esther Mejía, además de la síndica municipal, Leticia Ortega Máynez, que se dio un tiempito para atender los asuntos del partido, antes de llegar a la oficina en la que cobra como sindica.

Y no es culpa de Juan Carlos Loera, pero el partido político sigue brincándose las formas de manera desastrosa.

Se supone que la convocatoria oficial y lanzada por Morena, con fecha del 24 de febrero, tenía fijadas fecha y hora muy distinta a la de ayer, en un presumible albazo en Chihuahua, y de que algo huele mal, según le hicieron saber los ‘verdaderos’ chairos a este periodista.

No dé por bueno entonces todavía al senador Cruz Pérez Cuéllar como el candidato oficial por Morena, porque en una nada, llega la señora  Esther Mejía o hasta el diputado Benjamín Carrera como posibles relevos del senador, que trae atorado un grueso expediente de la Fiscalía de Chihuahua en la denuncia por su participación en la red de corrupción de César Duarte Jáquez.

No caminaría el senador con licencia –en caso de que se la otorguen-, una sola cuadra, antes de ser aprehendido por los policías de Chihuahua. Y la palabra la tienen, el gobernador Javier Corral y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Descarrilar a Cruz Pérez Cuéllar del proyecto político, es un asunto de la Fiscalía General del Estado y de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, y ni modo que tras la posible aprehensión del político, Morena se quede sin candidato.

“Si va ayudar Javier Corral al presidente, tendrán que chingarse a Pérez Cuellar, no puede ser el candidato de Morena a la alcaldía,”, dijo un amigo ayer por la mañana, tan pronto se supo del nombramiento del senador como candidato a presidente municipal.

Es una condición sinequanon para ‘tumbar’ a la también candidata del PAN, María Eugenia Campos Galván, otra política embarrada con el exgobernador del PRI, y es, aunque usted no lo crea, un asunto de ‘Estado’, para que llegue sin muchas complicaciones, y encuentre campo abierto y vía libre, Juan Carlos Loera, el candidato de Morena y del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y Benjamín (Carrera) y Doña Esther (Mejía), que tienen la promesa y el  apoyo, de Juan Carlos Loera de la Rosa y de Mario Delgado Carrillo, respectivamente, tienen la suerte de seguir en la línea de la sucesión.

Y a lo mejor no es él (Cruz Pérez Cuéllar), sino ella, la candidata a la alcaldía.

Como quiera que sea, el ahora candidato del PAN, Javier González Mocken ya se frota las manos, para contender en contra del senador, y lo mismo hace el candidato de Movimiento Ciudadano, Rodolfo, ‘El güero’ Martínez, que están dispuestos a tumbar y darle caña dura –caña pura-,  al impresentable candidato de César Duarte a la presidencia municipal, en las filas del partido de Morena.

Imagínese que ahora, el distinguido prisionero de la cárcel de la Florida tiene a varios de los candidatos en el juego de la sucesión de Chihuahua: a María Eugenia Campos en el PAN, a Cruz Pérez Cuellar en Morena, y a Brenda Francisca Ríos Prieto en el partido Verde.

Tras la noticia de la candidatura a la alcaldía, entregada al senador de Morena, el empresario y precandidato Gabriel Flores aguantó vara y con mucha dignidad el anuncio.

 

El doctor Carlos Ponce Torres, es presidente /

Después de unos meses de cargar a cuestas, el verdadero e inimaginable dolor por la pérdida de sus seres más queridos, su esposa e hija, el doctor y médico cirujano, egresado de la Facultad de Medicina de la UNAM, Carlos Ponce Torres es ahora el mandamás de la alcaldía.

Tiene el reto de cerrar el segundo período de la administración del gobierno independiente de Juárez, que ganó las elecciones de 2016 y 2018.

Ponce Torres asumió como presidente municipal, al rendir anoche protesta, tras la licencia que le fue concedida al alcalde Armando Cabada Alvídrez que va como candidato a diputado federal por la vía plurinominal.

El regidor independiente, repite como alcalde en funciones en la conclusión de un gobierno, luego de que en 1992, relevo en la presidencia al entonces candidato a la gubernatura por el PRI, Jesús Macías Delgado.

La decisión del Cabildo fue unánime, y Carlos Ponce Torres, asume el cargo después de que el suplente de Cabada, Rodolfo Martínez Ortega decidió separarse del gobierno para inscribirse como candidato a la presidencia municipal por el partido de Movimiento Ciudadano.

 

En Chihuahua, Marco Quezada el candidato /

Tal y como lo habíamos previsto, Marco Quezada es el candidato externo de Morena a la alcaldía de Chihuahua, y le va a derrumbar los planes previstos a Marco Bonilla, el candidato de la alcaldesa María Eugenia Campos.

Fue designado ayer como el mejor perfil y con la mayor puntuación para representar los intereses del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, y para ayudarle a conseguir votos suficientes al candidato de ese partido a la gubernatura, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Es la oportunidad de la revancha del exalcalde priísta, para cobrarse la afrenta política de la derrota de su esposa en las elecciones a la alcaldía de Chihuahua, donde fue derrotada por la ahora candidata del PAN a la gubernatura.

Por lo pronto Marco Adán Quezada, un hombre muy sensible y un profesional de la política, llamó a todos a la Unidad en Morena para impulsar el proyecto de cambio de la Cuarta Transformación en Chihuahua.

Lo dijo ayer un cibernauta grillo en los chats de la capital: “No es lo mismo María Eugenia (Campos) contra Lucía (Chavira) en 2016, que Marco Bonilla vs Marco Quezada en 2021”.

Comentarios: latorrefuertecolumna@gmail.com

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: