LIC. FELIPE CALDERON HINOJOSAA cinco días de la masacre de jóvenes en una fiesta estudiantil, empresarios exigieron al presidente Felipe Calderón que asuma el control de esta frontera “gobernando desde aquí”, en un intento para detener la ola de inseguridad que enluta a Ciudad Juárez.

Manuel Ortega Fernández, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ciudad Juárez (CCECJ), dijo que los juarenses están hartos de la violencia y pidió que se considere un “estado de excepción” y que sea el propio Calderón quien despache desde esta ciudad fronteriza.

En tanto, organismos civiles se opusieron a la petición de que se envíen cascos azules —militares de la ONU— a reforzar las labores de seguridad de la ciudad, al afirmar que no es con fuerza como debe resolverse la violencia.

Representantes de la Comisión de Solidaridad y Derechos Humanos de Chihuahua (Cosydhac), del Observatorio Juarense de Seguridad Pública y Seguridad Social y del Comité Médico contra la Violencia rechazaron la presunta aprobación formulada ayer, en la ciudad de México, para pedir que cascos azules arriben a la ciudad.

La presencia de los casos azules complicaría la situación actual; “no se resuelve con la fuerza, necesitamos restituir el tejido social”, dijo Emilia González, de la asociación Cosydhac.

Hugo Almada Mireles, del Observatorio Juarense de Seguridad Pública, aseguró que fue sorpresivo el anuncio de algunos representantes de los sectores sociales de Juárez sobre la petición de cascos azules. Dijo que esa solicitud no fue consensada.

“Nunca se mencionó en alguna reunión que se iba a pedir la presencia de los cascos azules”, repitió la directora del Comité Médico contra la Violencia, Leticia Chavarría.

El miércoles pasado, integrantes de organizaciones civiles y empresariales de Ciudad Juárez arribaron al DF para solicitar la intervención de la ONU. Exigieron la presencia de Calderón Hinojosa y de su gabinete de seguridad .

Ayer se reunió el CCE-Ciudad Juárez, en el que participan 16 organismos del sector privado, para demandar que Felipe Calderón Hinojosa despache desde esta ciudad por tiempo indefinido y además declare “estado de excepción” para frenar la violencia.

“Queremos que se frene la ola de violencia que ha enlutado a miles de familias y que vino a recrudecerse con el asesinato de 16 jóvenes que participaban en una fiesta privada el pasado fin de semana”, dijo el presidente del CCE de Ciudad Juárez.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: