CUDAD JUAREZ.- Las diferentes agencias de los Estados Unidos que están integradas a la revisión y certificación de comercio exterior en la frontera, han quebrado la cadena de producción, y “no investiga a fondo”, fallas y violaciones  a los sistemas legales y operacionales, pero sí, entorpece a cambio, la agilidad del comercio (importaciones y exportaciones) entre México y Estados Unidos, dijo hoy el director de CELC, Oscar Kuri.

La Coalición Empresarial Pro-Libre Comercio demandó al comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, Alan Bersin, efectuar mejoras a la comunicación de la industria y de las aduanas, además de agilizar los procesos de importación y exportación en los cruces fronterizos.

El director de CELC dijo que la agencias integradas a Aduanas y Protección Fronteriza –CBP por sus siglas en ingles-, y el C-TPAT (Programas de sociedad con la industria) no comparten los mismos criterios en la agilización del comercio en la frontera.

Es decir, dijo, que la operación a cargo de oficiales de CBP, no atiende los acuerdos de agilizar el comercio certificado por C-TPAT-, según estudios que sustentan el desfase de esa operación.

Agregó que el paquete de las propuestas entregadas al responsable del CBP (Custom Border Protection) busca eficientar los sistemas y procedimientos en el comercio que se desarrolla a traces de la frontera entre ambos países.

Precisó que actualmente la industria en la región de El Paso y Juarez “no tiene claro un mapa de quien atiende y resuelve las necesidades y problemas que se presentan en el día a día”.

Además de que, dijo, no se ha desarrollado un liderazgo de confianza y comunicación de aduana con industria-transporte que permita plantear y resolver problemas.

“Es decir, que necesitamos líderes dentro de aduanas con nombres, teléfonos disponibles y capacidad de resolver problemas localmente, porque en la actualidad más del 80% de las consultas se canalizan a Washington y/o Houston”.

La Coalición Empresarial de Juárez-El Paso, hizo hincapié en que de acuerdo a un estudio hecho por el Colegio de la Frontera en 2007, el costo de los tiempos de espera en los puertos de entrada fue de 7.54 billones de dólares

Creemos que se debe al enfoque de desconfianza y eso debe cambiar a confianza y a un trato de socio comercial, con eficiencia competitividad en los servicios, pasión por el comercio por el servicio y por las aduanas, expresó.

Kuri y los empresarios de la región pidieron que el comisionado Bersin, ordene a los responsables de CBP y CTPAT tengan criterios similares en lo referente a las exportaciones legales y operacionales.

Además, en la demanda presentada por escrito al responsable de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, acusaron también al DOT (Departamento de Transportación) y a los Tropper, de entorpecer las operaciones de comercio, por sus demoras en las revisiones.

Una de las propuestas enviadas a Bersin, es la creación de una oficina de enlace entre aduana e industria que de seguimiento a un mapa de proceso industrial.

Los industriales y comerciantes de la región han solicitado que el gobierno de los Estados Unidos amplíe de 12 a 14 horas, la operación en el cruce internacional Córdova-Américas, a fin de mantener la competitividad de los productos y servicios a nivel mundial.

“En la construcción de un comercio ágil y eficiente se requiere transparencia en la información, una buena comunicación y un plan donde todos los involucrados participemos cada quien en su lugar teniendo claro que mi tarea es parte fundamental en la cadena de exportación”.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: