Miedo a los costos políticos?

El presidente Felipe Calderón regañó al Congreso el domingo, y con razón, por no aprobar en el periodo ordinario reformas urgentes para el país. Y los analistas reprobaron a legisladores por no pasar ninguna reforma económica que ayude a impulsar la actividad productiva, presionada aún por los efectos de la crisis internacional.

Lo que Calderón no dijo es que su partido, Acción Nacional, no cumplió su promesa de entregar su iniciativa para la reforma fiscal que tanto han pedido los empresarios… y los mismos panistas. Más aún: el Ejecutivo tampoco envió la suya. En contraparte, los partidos opositores hicieron propuestas fiscales que se quedaron en el papel.

Calderón dijo el mismo domingo que “para cambios profundos, no debe haber tiempos electorales; tiene que haber un compromiso de mucho mayor visión y plazo de todos y cada uno de los partidos políticos”. Entonces, ¿por qué no turnó él, o su partido, la tan llevada y traída reforma fiscal? ¿Le tuvieron miedo a los costos políticos de una medicina amarga justo antes de las elecciones del verano de 2010, últimas intermedias importantes antes de las presidenciales, y donde el PAN se juega un albur peligroso: su alianza con el PRD?

El precio internacional del crudo empezó a resentir la presión del desastre en el golfo de México. E independientemente del derrame, los analistas pronosticaron desde hace unas cuantas semanas un año de hidrocarburos más caros por la demanda de las economías emergentes. Pero las buenas noticias para el mundo petrolero no son tan buenas para México, si se mantiene el actual ritmo de producción.

Pemex tuvo un semestre de 2.6 millones de barriles por día debido al declive de Cantarell y a la falta de respuesta de otros yacimientos. Lo que los analistas no logran discernir es si la petrolera podrá aumentar los niveles este año, o por lo menos mantenerlos.

En las últimas semanas, además, ha corrido un rumor entre los especialistas: que México está quemando riqueza en forma de gas en lo que queda de Cantarell, para extraer más petróleo y así cumplir con metas de producción. Esto, dicen algunos conocedores, dará crudo en el corto plazo, pero acabará más rápido con la extracción. Eso dicen. Ojalá sea sólo un rumor.

México puso en marcha su programa para la defensa de migrantes en Arizona por la ley que criminaliza a los indocumentados. Los 5 cónsules se reunieron con abogados y organizaciones; el vicecanciller para América del Norte, Julián Ventura, y el embajador en EU, Arturo Sarukhán, estuvieron con actores políticos, académicos, empresarios, líderes y activistas hispanos.

Se transfirieron recursos adicionales a los consulados y se amplió el personal. Dicen que habrá consulados móviles para localidades remotas. Pero la verdadera arma (ni tan) secreta está en Washington: se llama Obama. Aún confían en el manotazo presidencial.

Apunte final: Tres personajes se juegan el pellejo en los siguientes 60 días: Jesús Ortega, César Nava… y Javier Aguirre.

(De los periodistas y colaboradores de El Universal).

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: