Obvio que la política, no es ni un concurso de belleza, como tampoco una coyuntura a la disputa de vanidades o de querencias familiares…(Leer mas en columna Politikkon).

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: