CHIHUAHUA.-  Un impresionante cerco de seguridad, que incluye la presencia de más de un millar de policías y militares, y más de una veintena de arcos detectores de metales en los accesos a la Plaza Mayor, ha sido montados en la estructura de seguridad, previo a la toma de protesta del gobernador electo de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

El blindaje de seguridad tomará un radio de hasta 15 cuadras a la redonda, donde serán desplazados centenares policías efectivos y agentes encubiertos –así como un grupo de franco tiradores- en los edificios públicos para resguardar el evento público de toma de protesta en esta capital (Chihuahua), que al igual que Ciudad Juárez, han sido sacudidos por la violencia en los últimos tres años.

Al evento, donde el ex presidente de la Cámara de Diputados, asumirá como nuevo mandatario, se esperan alrededor de 100 mil personas, y un numeroso grupo de invitados especiales, pertenecientes a la clase política y empresarial de todo el país.

Las autoridades han dado a conocer que el cerco de seguridad, que blindará el sitio principal en la Plaza Mayor, también conocido como la plaza del Ángel, a una cuadra de palacio de gobierno, estará integrado por mil 100 policías de los tres niveles de gobierno, incluyendo un grupo de elementos de la V Zona Militar en la entidad.

El coordinador de la logística de seguridad, Antonio Valdivia González, informó que habrá una presencia de 725 agentes de los tres niveles de Gobierno, entre policías estatales, municipales y federales; además de oficiales de Vialidad y elementos de Protección Civil.

Y  a ese agrupamiento se sumarán alrededor de 200 agentes de seguridad privada de los empresarios y clase política invitados, además de alrededor de 150 militares del Ejército Mexicano.

Desde hace varios días, policías han restringido algunos accesos en las tareas de construcción del megatemplete, que ocupara casi totalmente el ancho del edificio del palacio de gobierno.

La vigilancia oficial, a cargo de policías y militares, estará apoyada también con la presencia de numerosos guardias de seguridad privada; guardaespaldas y escoltas de los invitados a la toma de protesta.

La seguridad será aun mayor en el acceso al Palacio de Gobierno, donde el mandatario estará dispuesto a saludar a todos y cada uno de los ciudadanos e invitados en el evento que se llevara a cabo este lunes 4 de octubre.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: