Por Mario Héctor Silva / Los cien pronunciables en el gobierno de César.

De voces ‘amigas’ que seguramente tienen algún interés específico en que éstos hombres lleguen al poder, empezaron a trascender en los corrillos políticos los nombres de un puñado de suspirantes, cuyos nombres pueden ser considerados ya como los pronunciables en la administración del futuro gobernador de Chihuahua, Cesar Duarte Jáquez.

La lista de los cien pronunciables, la encabezan el actual secretario de Administración y Finanzas del actual gobierno de Chihuahua, Cristian Rodallegas, que repetiría en el ejercicio de la cosa pública, y quien seguramente tendría  no solo la libertad, sino el privilegio de escoger su destino.

Le siguen, el ex diputado local Marcelo González Tachiquín y Annuar Elias Karam, dos hombres que se convirtieron, antes y durante todo el proceso de la campaña política en la propia sombra de Duarte. Sin duda dos hombres cercanos que estarán cerca de las decisiones que se tomen en el palacio estatal de gobierno. Y que con toda seguridad, son de los pocos amigos, que cruzarán el umbral de amigos, para convertirse en colaboradores.

También aparecen el abogado y ex presidente estatal del PRI y ex diputado local en la administración del ex gobernador de Chihuahua, Patricio Martínez García, Mario Trevizo que con un perfil de corte académico y conocedor del derecho, tiene frente así un prometedor futuro en la administración Duartista. Y ya hay quienes lo hacen como una pieza importante en las cosas de la procuración de justicia, aunque no necesariamente sea el Procurador.

Otro patricista  que será llamado a trabajar en el gobierno de César es el abogado y conocedor de la comunicación social, Antonio García, que de no llegar a un acuerdo para manejar los medios y el presupuesto de la imagen del futuro mandatario, podría ocupar un puesto importante y de primer nivel en el círculo rojo del gobierno.

Entre la gente de César habrá caras nuevas y algunos juarenses  que estuvieron pegados al devenir del proceso político de 2010, y dos de estos son: Juan Ubaldo Benavente, nieto del empresario Jaime Bermúdez Cuarón, que saltará a la función pública en una nueva encomienda y que hará sus pininos como uno de los Benjamínes del gobierno del futuro gobernador de Chihuahua.

Otro juarense que será llamado, por su amplia experiencia y capacidad en cualesquiera de las áreas de la función pública, es el abogado en derecho, Carlos Manuel Salas, que siendo colaborador en el equipo del gobierno municipal de Héctor Murguía (2004-2007), decidió jugársela abiertamente y sin ninguna nada con el cuadro ganador de la candidatura al gobierno de Chihuahua.

Además, Salas tiene un plus. Los años de experiencia en la PGR y en la Subdelegación de Economía, le ha abierto nuevas veredas en el ejercicio público y lo ha convertido en un autentico maestro de las finanzas, razón suficiente para que su nombre ya aparezca con posibilidades de manejar la Secretaría de Educación y Cultura, el puesto que ahora ostenta Guadalupe Chacón Monarrez.

Servando Portillo, el coordinador de campaña de Duarte, es otro elemento que con experiencia y colmillo político, ya está en la lista de los “mejores” como lo habría dicho el propio gobernador electo, al referirse a los hombres que estarán en el gobierno de Chihuahua.

Y en este primer círculo de pronunciables también aparece el queretano Arturo Proal de la Isla, que cual comodín, ha servido en educación como en las tareas de comunicación social de gobierno. Don Arturo, podría ser ratificado en las tareas de atención a los periodistas o bien, si así lo decide el gobernador, ocupar otro puesto de primerísimo nivel de gobierno.

Pero no todos los espacios estarán cubiertos por hombres. Ya se menciona que una de las mujeres que tendrán la posibilidad de funcionar en una secretaría, producto de las negociaciones y de los acuerdos a nivel nacional, es la ex diputada federal y ex diputada local y presidente del Partido Verde Ecologista de México, María Ávila Serna.

Otra fémina que aparece en la lista de los pronunciables y posibles en el gobierno estatal es la empresaria Adriana Fuentes, a quien hace un año la emboletaron en el proyecto político de Gabriel Flores Viramontes.

Por supuesto que Adriana trabajo no necesita, pero quienes le ven posibilidades en la grilla, consideran que una chamba en la función pública servirá para vestirla y proyectarla a futuro a un puesto de elección popular. Así es de práctica la política mexicana. Y más cuando hay recursos suficientes para invertirlos. ‘Ganar-ganar’ es la filosofía de los empresarios y visionarios hombres de negocios.

Hasta aquí súmele los primeros once en la lista de los pronunciables al ejercicio de poder público.

Las apuestas por El Llanero Solitario.

Se incrementaron las apuestas por el deliciense, Oscar Villalobos Chávez como diputado integrante de la XLIII Legislatura en el Congreso del Estado.

Frente a un numeroso grupo de detractores y amigos del César que gobernará Chihuahua, los estudiosos de la numerología y de la política coinciden en que estas dos materias se habrán de fundir para definir el futuro de Villalobos como legislador: el número 20 de los 33 diputados que integraran la futura legislatura de Chihuahua.

Y no hay que quebrarse mucho la cabeza, para coincidir en que Villalobos entrará ahora sí, literalmente por piernas al Congreso Local luego de la puja por parte del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y del gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, que no dejaran morir a Oscar.

Y para que no se alarmen, ni se vayan a cortar las venas los amigos del gobernador Cesar Duarte, esta de sobra comentar que al margen de la llegada de Villalobos –si así lo decide la numerología y la política desde el IEE-, habrá diputados locales que estarán más cercanos y en las decisiones y ánimos del gobernador, que el propio Villalobos.

Oscar podría emular al Llanero Solitario. Y sería el último eslabón en la cadena de supervivencia de los íntimos de Reyes Baeza. Por supuesto que alguien tendrá que hacer el papel de Toro, el amigo del Llanero, aunque solo forme parte del juego político.

Protocolos y Política Global.

Semanas antes del asesinato del periodista policiaco, Armando Rodríguez ‘El Choco’, el periódico El Diario, el rotativo para el cual laboraba el reportero, decidió emprender una serie de cambios y modificaciones a su estructura informativa y de contenidos, dadas las condiciones que desde entonces se presentaban para los periodistas.

El granadazo de la noche del pasado 1º de agosto, la segunda explosión que en menos de un mes ha puesto en riesgo la vida de los trabajadores de los medios de comunicación en la frontera, terminó por confirmar la hipótesis de que los grupos de la delincuencia organizada están atentando en contra de la vida de los ciudadanos;

Reporteros, fotógrafos y camarógrafos, de El Diario y de las televisoras de Canal 44 y Canal 5, respectivamente, vivieron otra vez los riesgos de la cobertura informativa, luego de que un grupo de la delincuencia persiguió y atacó a balazos, y posteriormente con una granada, a una unidad de la Secretaría de Seguridad Pública Federal.

El panorama pues luce desalentador y no se ve a distancia, un esquema que vertebre las ‘buenas’ intenciones de los gobiernos por proteger y brindar seguridad a los reporteros de los medios de comunicación.

Hace unos días platiqué con el subdirector de El Diario, Pedro Torres y no tuvo ninguna duda, ni titubeo, cuando afirmó que los malandros han dejado en claro que “están en contra de la sociedad civil”.

Pero hay más. A no ser por la iniciativa propia de las empresas, queda claro que poco o nada les interesa, ni a los gobiernos, como tampoco a las comisiones de Derechos Humanos (Nacional y Estatal), la tarea y seguridad de quienes realizan coberturas de información en zonas y sitios de alto riesgo como es la frontera del norte del país.

Y es casi un hecho, que en breve, el propietario del periódico El Diario, Osvaldo Rodríguez Borunda, convoque a una posible reunión de propietarios de medios de comunicación en la frontera para establecer nuevos códigos y esquemas en la realización de la tarea informativa.

Se trataría de establecer a iniciativa de las empresas y medios periodísticos, una política global, que de luz a las futuras formas del ejercicio periodístico en la frontera, sin conceder, claro está, los espacios de la libertad de expresión que se han logrado y ganado a base de muchos años de esfuerzo y trabajo.

Comentarios: elpolitikon@gmail.com



Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: