MEXICO, DF.– El presidente Felipe Calderón aceptó el debate sobre la legalización de las drogas en el país.

“Tomo nota además, del debate que se ha sucitado aquí de la regulación respecto de las drogas. Es un debate medular, pienso, en primer lugar, que debe darse habiendo una pluralidad democrática, y que bueno que la tengamos en el país, que deben analizarse siempre los convenientes e inconvenientes a profundidad, argumentos de uno y de otro son fundamentales”, difundió esta tarde el periódico El Universal en su versión en línea.

Ayer Eduardo Gallo, de México Unido Contra la Delincuencia, planteó debatirlo como plan B ante el fracaso de la estrategia actual de lucha contra el narcotráfico.

El primer mandatario señaló que algunos argumentos en contra de la legalización de los estupefacientes es que aumentaría el consumo, principalmente entre jóvenes y adolescentes, y generaría una idea de que es socialmente aceptable el consumo de esas sustancias.

“Hay quien argumenta que precisamente implicaría la legalización un aumento enorme del consumo en varias generaciones de mexicanos, en parte por el efecto económico mismo de la disminución de precio, en parte también por la disponibilidad, por la idea que se genera de que finalmente es aceptable y socialmente bueno y hasta medicinal, digamos, su uso, lo cual culturalmente tiene una incidencia importante”, aseveró.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: