Por Mario Héctor Silva./

EL ROSTRO DESENCAJADO./

La escena en el interior de una de las salas del Ramada  no pudo ser políticamente más grotesca: El alcalde Héctor ‘Teto’ Murguía agazapado y congelado, y  no precisamente por las bajas temperaturas, y hasta el fondo, allá perdido y somnoliento, un funcionario que se quedo estupefacto cuando el gobernador Cesar Duarte le encargo que se hiciera cargo de la coordinación del sistema de transporte semimasivo.

Y es que hubieran visto el rostro desencajado del coordinador de direcciones, Polo Canizales, el mismo funcionario que recién entrada la administración de Teto, encabezo la ofensiva para supervisar los paradores de transporte que serian desmontados en la estructura que se había preparado para echar andar el multicitado sistema de transporte, que hasta ahora ciertamente ha sido un fiasco.

El asuntito le cayó a Polo Canizales como patada de mula, porque será a ese funcionario municipal y a nadie más, a quien le pedirán cuentas de los avances y conclusión del proyecto de transporte semimasivo, tras el anuncio de una nueva inversión millonaria: 212 melones de pesos, que serán canalizados para ahora si, según nos dicen, arrancar el transporte semimasivo para los juarenses…muy a pesar de los pesares de algunos políticos.

El gobernador saco la casta política y reviro con mano ‘suave’  a las perversas intenciones de algunos, por acabar con los cimientos de un proyecto de transporte manoseado, pero palomeado por el Instituto Municipal de Investigación desde hace ya varios años.

La lectura política en torno al caso, pone en evidencia que aquel viejo refrán que dice que quien ríe al ultimo ríe mejor, y ayer hasta la sonrisa se le congelo al coordinador de direcciones de Teto Murguía, que empezó a pagar la osadía, de aquel encuentro durante la campaña política, cuando Polo –entonces regidor opositor al gobierno de Reyes Ferriz-, se atrevió a enfrentar al entonces candidato Cesar Duarte, a quien le dijo, “Hágale como quiera, pero nos vamos hasta el fondo en las irregularidades”, expreso refiriéndose a los problemas financieros del gobierno.

Duarte solamente le pedía cortésmente que el asunto fuera abordado de manera justa y en su momento para evitar que los asuntos fueran a desbordarse y salpicar la campaña política, pero entonces pudo más la virilidad del regidor, testaferro del ahora alcalde, Héctor Murguía.

LOS VILLANOS.

El gobernador fue al punto en torno al plan de transporte, precisando que se tiene que hacer un gran esfuerzo por cambiar radicalmente aquellas cosas que han fracasado por la falta de acuerdos y por los supinos intereses de algunos que han trastocado los genuinos intereses de la comunidad.

Y con esa manera sutil de palmear y endosar responsabilidades, señaló a los detractores y villanos de la película: “Por eso primero que nada el reconocimiento al Presidente Municipal, porque ha sido sensible el primer día en que planteamos este asunto”…

Luego, de inmediato giró instrucciones a un “eficaz colaborador”,  al ingeniero Leopoldo Canizales, que ha tomado este tema por encargo del alcalde para una plena coordinación con el Secretario de Desarrollo Urbano del Estado. Ese fue el machetazo.

EL MENSAJE A MEDIOS.

Por cierto que el gobernador Duarte traía la espada desenvainada y hasta a los medios de comunicación responsabilizo de matizar las malas noticias generadas por la violencia. Y lo hizo en el marco de la reunión regional con la presencia de ocho alcaldes, que ciertamente asistieron, pero que tampoco se pudieron queda calladitos por los problemas de inseguridad que prevalecen en sus comunidades.

Duarte Jáquez agradeció la confianza de los presidentes municipales asistentes, y los invitó a seguir trabajando unidos, señalando  que la descomposición social ha llegado a un grado que no es fácil de corregir y les reiteró a los alcaldes que no están solos.

Sin embargo, y ante el escepticismo que mostraron algunos, el gobernador les que Chihuahua es el primer estado de la República que ha empezado a bajar los índices de violencia.

“Desafortunadamente en algunos medios de comunicación –no dijo cuáles-, magnifican los eventos malos y no dan a conocer lo bueno que se está haciendo y esto nos ha llevado a cargar un estigma que debemos de quitar para recuperar la confianza de la comunidad a la cual debemos exhortar a que denuncie”, expreso.

Por allí estuvieron presentes los alcaldes de Buenaventura Cecilio Humberto Chávez Bencomo; de Ascensión, Jaime Domínguez Loya; de Praxedis, G. Guerrero, José Luis Guerrero de la Peña; José Mendoza Grado, presidente municipal de Janos: de Nuevo Casas Grandes, Luis Fernando Cobos Sáenz y

Luis Javier Mendoza Valdez Alcalde de Casas Grandes; además del alcalde anfitrión Héctor Murguía.

EL JEFE DE LA POLICIA.

En la cosa política muchas cosas no cambian. Hoy mismo el gobierno municipal dio a conocer que el secretario de Seguridad Pública Municipal el Coronel Laurencio Rodríguez Contreras, empezó a repartir apoyos: cobijas, despensas y leña a los habitantes de colonias marginadas de la ciudad, e hizo recordar las mismas maniobras de un ex jefe de la policía que era justamente mas político que policía: Víctor Valencia de los Santos…Solo que con la pequeña-gran diferencia de que Víctor siempre trabajaba para su proyecto político…Extraño pues que al Coronel lo hayan lanzado al ruedo…

El jefe policial que se supone debe atender los asuntos que son menester de su dependencia, haciendo política en los comités de vecinos de Lomas de Poleo, en tanto que la seguridad…bien gracias!.

Comentarios: elpolitikon@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: