calacaLa tradición de los altares de muertos, tuvo un toque distintivo esta vez en el Centro Municipal de las Artes.A un lado de las veladoras, papel picado y panes de muerto, en uno de los altares fue colocado un auténtico cráneo humano (al parecer de un menor).

Se trató del altar en memoria del doctor Carlos Canseco, quien a través de la organización Rotary International, impulsó programas de vacunación en la población infantil de todo el mundo.

El doctor Canseco falleció hace algunos meses en Nuevo León, se informó.

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: