CHIHUAHUA.- En lo que fue su última comparecencia ante el Congreso del Estado, el gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza Terrazas, entregó el paquete de su último año de gestión administrativa y reconoció la presencia de la criminalidad “global”, “compleja” y “peligrosa”, que ha hecho difícil conducir los destinos de la entidad.

Sin embargo el mandatario estatal, dijo que a pesar de la criminalidad que enfrenta Chihuahua, “las instituciones mantienen la firmeza”, expresó ante los 33 diputados de la XLIII legislatura que tomaron protesta bajo la presidencia del ex diputado federal y ahora diputado local, Enrique Serrano Escobar.

Reyes Baeza expresó que en Chihuahua la “venganza” no puede suplantar la justicia, ni tampoco debe nublar la razón; “La criminalidad no será vencida con la presencia de policías, sino con la construcción de una sociedad fuerte”. Reconoció también la cooperación y la institucionalidad de las fuerzas armadas.

El jefe del Ejecutivo Estatal, recibió severas críticas del opositor Partido Acción Nacional, que a través del legislador y coordinador de la fracción parlamentaria, Héctor Ortiz Orpinel, le echó en cara la pasividad y falta de cambios a las instituciones de procuración de justicia, “que fueron un fracaso”.

Reyes Baeza dijo en su último mensaje ante los diputados la necesidad de proteger a “nuestros periodistas” que una vez más sufren riesgos y el acoso de la delincuencia. Reyes Baeza reconoció las difíciles circunstancias en el ejercicio de gobierno, bajo una creciente inseguridad y los problemas generados por la economía internacional, que afectaron a las familias.

“Nos ha tocado gobernar en una etapa difícil”, dijo el gobernador, que ponderó en la lectura de su mensaje, la aprobación de los tres principales leyes: de Transparencia, las Reformas al Proceso Penal, que han dado pie a la implementación de los juicios orales y la de Seguridad Pública.

Todo ello, a pesar de que el Estado –dijo- enfrenta el más grande desafío y reto, desde los siglos XVIII y XIX, cuando se instaló el Estado, a causa del crimen y de la delincuencia. Expresó que su gobierno logro la construcción de de 1,700 kilómetros de carreteras y caminos rurales, apoyo para que 173 mil familias contaran con casa, abrió 1,800 espacios educativos e incorporó a 860 mil familias que fueron acreditadas para ser atendidas dentro del régimen de salud estatal. Tan solo en este concepto –según expresó-, se invirtieron 1,500 millones de pesos, para mejorar y ampliar las capacidades de atención e infraestructura para los chihuahuenses.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: