CHIHUAHUA.– La salida del exgobernador mexiquense del Centro de Convenciones fue tumultuosa.

El aspirante presidencial sufrió apretones a mansalva de los políticos y reporteros que buscaban abordarlo.

Los escoltas no se dieron abasto y se vieron avasallados por la multitud al término del mensaje de César Duarte con motivo de su Primer Informe de Gobierno.

Y es que al inicio del acto había vallas (materiales y humanas), pero al término ya no, por lo que la multitud rodeando al presidenciable priista, se movía hacia el pasillo de salida, revolviendo sillas que quedaron en completo desorden.

Algunas fans buscaron tomarse la foto del recuerdo y hasta besarlo. Angélica “Gaviota” Rivera, la esposa del político, no asistió.

-Confío en ser el próximo Presidente de México- había dicho en corto a los reporteros.

Duarte y Peña Nieto habían llegado juntos, pero se retiraron por separado, por cierto cuando todavía no terminaba el programa de la ceremonia, pues se llevaba a cabo la presentación del Coro Monumental “Chihuahua Vive” con niños parralenses.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: