CIUDAD JUÁREZ.- El Programa ¨Todos Somos Juárez.  Reconstruyamos la Ciudad¨, tuvo su enésimo descalabro este lunes, por parte de la representación de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en México.

-De estos cien días… no hay una cosa que haya cambiado. Nadie me ha dicho eso, y es dramático- dijo ante activistas y madres de víctimas Alberto Brunori, en reunión de presentación del nuevo enviado Christopher Guarnotta.

Entre los asistentes se encontraba Maricela Escobedo, madre de Rubí, y la familia Alvarado, que hace meses denunció el ¨levantamiento¨ de varios de sus miembros en Nuevo Casas Grandes por parte de militares hace poco más de un año.

Los derechohumanistas tambièn conocieron la historia de la jovencita Mónica Yaneth Alanís, desaparecida hace 14 meses luego de salir de su escuela. Con voz entrecortada, la madre relató que no han vuelto a saber de ella.

Luego de escuchar los relatos, Brunori lamentó que los abusos continúen, y que de los militares hayan seguido los policías federales.

-Cambió el actor, pero no cambió el paradigma – resaltó.

Dijo que la oficina a su cargo y que depende de la Organización de las Naciones Unidas, establecerá una unidad de observación permanente para Ciudad Juárez, con el fin de dar un mayor seguimiento a los casos de violaciones a los derechos humanos.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: