TORRE SABATINA

El protagonista de la elección

 

Un solo día, que transcurrió desde el primer minuto del pasado 29 de abril, hasta la noche de esa jornada, con el análisis triunfalista y las cuentas y los ánimos por las ‘nubes’, de quienes en los partidos demostraron ‘musculatura política’, a escasas cuatro semanas de la elección del próximo día 6 de junio, fue suficiente para que el gobierno de Chihuahua determinara y pusiera sobre el top del estrado político y de las campañas, el tema del Covid-19.

En política no existe nada fortuito, nada que se deje a la casualidad y nada que mucho menos, se mueva por aire y tierra, sin la voluntad de quien gobierna el estado de Chihuahua. Y siempre fue así, con los gobiernos del PRI y con los gobiernos del PAN.

El ‘monstruo’ del virus de la pandemia que en la frontera de Ciudad Juárez ha cobrado ya más de tres mil vidas en un año y el siempre acucioso manejo de ‘facto’, de la agenda política del gobierno de Chihuahua, que tiene en la figura del abogado y dirigente estatal del partido de Movimiento Ciudadano (MC), Francisco Adrián Sánchez, a su aliado y principal operador -el político que no pierde un solo segundo y da, ¡bingo!, en ‘el clavo’-, convergen en la posibilidad real y jurídica, de aplazar las elecciones del próximo día 6 de junio.

La decisión final, ya se sabe, será del Ejecutivo Estatal y de los órganos electorales.

La amenaza de un contagio ‘apocalíptico’ y de los riesgos sanitarios por el virus que regresó, o quizá nunca se fue, puso en alerta ‘roja’ a las autoridades de salud, y está, a una nada de convertirse en el protagonista de la próxima elección, y sobre la cual se cierne, el aplazamiento de una jornada que decidirá al nuevo gobernador o gobernadora, en un caso histórico atípico e inédito en las elecciones constitucionales para renovar los poderes del estado de Chihuahua.

La sentencia del secretario de salud pública, Eduardo Fernández Herrera, cuya capacidad y nombramiento al frente de la dependencia estatal fue cuestionado al gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, por los colegios y profesionistas de la medicina, en medio de la pandemia, es paradójicamente, a quien ha tocado anunciar los riesgos de mayor número de muertes y contagios;

En medio de las campañas y el trabajo que despliegan en las colonias candidatas y candidatos, que buscan ocupar puestos de representación popular, a Gobernador, Presidente Municipal, Diputado Federal, Diputado Local y Ayuntamientos.

“Convocatorias irresponsables a eventos masivos”, dijo el insigne panista, que lejos de ser un funcionario con grandes dotes y capacidad profesional y política, ha sido solo un ‘títere’ del Poder Ejecutivo.

Ciertamente el asunto de la pandemia estaba en el ‘presupuesto’ de las elecciones de 2021, pero nadie, absolutamente nadie, ni el gobierno de Chihuahua, ni los órganos electorales, repararon en tomar rutas de alternativa o de emergencia para una elección que está a un tris, por conveniencia de salud pública y también de ‘salud política’, le cuento, de aplazar las elecciones a gobernador.

Surge en medio de todo lo que ocurre, con la decisión inicial del doctor Alejandro Díaz Villalobos, alergólogo e inmunólogo y experto en el tema del Covid-19, y candidato a gobernador de Chihuahua por el Partido Fuerza por México, el primero en anunciar su confinamiento en la recién iniciada campaña de candidatos a la presidencia, secundada por la reacción del candidato de la alianza PAN-PRD, Javier González Mocken y, en la capital, por decisión similar del candidato externo del partido de Morena, Marco Adán Quezada.

En el escrutinio público, la decisión gubernamental, primero de la semaforización, de vuelta al rojo, rojo-naranja, rojo-guinda, de los ‘supercierres’ de los negocios y de la vida en público de los chihuahuenses, y luego la cancelación de los eventos masivos de las campañas políticas.

Argumentos que, a bocajarro, le dan la razón.

En el trasfondo, la siempre sospecha de que, todo esto, incluyendo el asunto de la presencia del virus, es también parte de la resistencia de un gobierno y la manipulación política de un gobernador fracasado, que en el ocaso de su gestión gubernamental, le ha fallado a su partido (PAN), a los chihuahuenses y a su familia, en su vida privada, y que prepara su salida por la puerta trasera de Palacio.

Comentarios: latorrefuerte64@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: