CorralLa columna.

JORNADA DE PERDEDORES.

La de ayer fue una jornada política de perdedores. Cuatro personajes encumbrados en estos menesteres la praxis politica vivieron un trago amargo.

Ellos son: el diputado federal Javier Corral Jurado, cuyo rostro de desconcierto, al resultado de la derrota de su gallo, Pablo Cuarón Galindo, decía más que mil palabras; Víctor Valencia de los Santos, que ayer terminó pulverizado, cuando otra vez, el tema de la inseguridad, pesó como enorme loza sobre su humanidad, en medio del punzante mensaje del candidato de su partido Cesar Duarte, que dijo daría hasta la vida por los juarenses…y donde no caben contemplaciones de un hombre que aquel 30 de enero, decidió dejar de lado la seguridad de los chihuahuenses para buscar un buen hueso…sería el mejor de los huesos, ¡cuánta ironía!.

Juan Blanco, el ex presidente municipal de la ciudad de Chihuahua que construyó castillos en el aire, y cuyos restos vuelven a ser sacudidos por sus correligionarios que decidieron, ahora si, enterrarlo políticamente. También iba con Pablo Cuarón y en contra de la raza azul que decidió jugársela, no con Cruz Pérez Cuellar sino con Carlos Borruel. Pagó con creces la osadía de una posible vendetta política. Al menos esa fue la señal.

Y quizás de todos ellos, el que apenas pudo ser sacado por piernas, merced de una clase política ortodoxa, que regresó a los mecanismos de selección para evitar que algún pillo pudiera colarse a la candidatura al gobierno, fue el gobernador José Reyes Baeza, anfitrión ayer, entre la camada de mandatarios que, al igual que la presidenta Beatriz Paredes, le dieron el apoyo moral al gobierno de Chihuahua.

ALIANZAS Y CONTRASTES.

Finalmente pues, las dos principales fuerzas políticas de Chihuahua ya tiene arriba a sus candidatos y todo apunta a que el PRI consolidara y hará crecer aun con mayor fuerza la candidatura de Duarte con las alianzas venideras.

Todo está listo para que el PRI y su maquinaria política construyan una alianza con los siguientes partidos: PVEM, PT, Nueva Alianza y Convergencia. César no dejara resquicios…y la presencia ayer de los gobernadores de Rodrigo Medina, de Nuevo León; Ismael Hernández, de Durango; Fidel Herrera, de Veracruz, y Jesús Aguilar, de Sinaloa, es solo una pincelada de que el PRI, pese a la inseguridad y el clima de violencia, ira por todo para rescatar a Reyes Baeza que iría, irremediablemente al purgatorio.

En dos procedimientos contrastantes, PRI y PAN definieron a sus candidatos. El PRI a la vieja usanza, realizó un evento multitudinario de protocolo en el Manuel Bernardo Aguirre, donde estuvieron juntas 12 mil almas, para ratificar a César Duarte Jaquez y el PAN estrenó procedimiento, donde no todo les salió como habían pensado, aunque finalmente la dirigencia saco la victoria de los suyos: Carlos Borruel y en prenda, la promesa de la candidatura a la alcaldía de Juárez, de Cesar Jáuregui Moreno.

Otro punto interesante de la Convención es, que definitivamente apunta a que Beatriz Paredes buscara su propia posibilidad a la candidatura presidencial de 2012, estriba en que durante el evento de ayer fue cobijada y apoyada por la presencia de los gobernadores, incluido el gobernador de casa. Hace valer pues su condición de liderazgo al interior del PRI.

En el peor de los escenarios, Beatriz en Chihuahua con Cesar Duarte estaría poniendo sobre la mesa no solamente una nueva candidatura, sino a un gobernador en las mesas de las decisiones rumbo a la campaña presidencial de 2012.

PUNZANTE DISCURSO.

El ballezano y parralense, aunque también juarense, dijo en su mensaje emitido ayer que de ser necesario, daría la vida por los problemas que enfrenta la entidad: “Les ofrezco dar todo, hasta mi vida si es necesario, por mantener el bien de Chihuahua”. César Duarte advirtió que “no le temblará la mano” y que “no tiene miedo” de enfrentar al crimen organizado.

Se comprometió en diversos temas como infraestructura carretera, revisar el tratado de aguas con Estados Unidos, mayores recursos al campo y propuso la conformación una policía estatal única que sustituya a todas las corporaciones municipales.

¿PROCESO POSTJUDICIAL?.

Que en el PAN alguien explique el juego político. Porque mientras la lógica apunta a que los azules le darán todo el poder a su candidato Carlos Borruel para ganar las constitucionales y construirle una candidatura competitiva, en el Ayuntamiento de Chihuahua, Álvaro –el hermano del senador Gustavo Madero-, salió con la lindeza de llevar a la Fiscalía Especializada Para la Atención a Delitos Electorales, a los funcionarios implicados en desviación de recursos en los propósitos de campaña de su antecesor y ahora prácticamente ya, candidato a la gubernatura. 

El anuncio de Don Álvaro, que parece verse muy verde y mal aconsejado –dirían por allí-, confirmaría únicamente que si, que efectivamente, las denuncias de Pablo Cuaron en contra de Carlos Borruel, tienen algo más que sustento. Los amigos de Javier Corral ya trabajan en las formas para matizar las irregularidades, por lo que se esperan todavía algunas sorpresas. Los Corralistas creen que no todo está perdido. Evidentemente viene la negociación política.

El albiazul optó porque fuera la ciudadanía la que decidiera su candidato, pero en el proceso político, que es bastante rudo, hubo hasta demandas penales del alcalde capitalino en contra de sus propios funcionarios.

El presidente municipal de Chihuahua, Álvaro Madero, suplente de Carlos Borruel, demandó ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) a funcionarios de su administración que presuntamente utilizaron recursos en favor del edil con licencia.

SALDOS: Los panistas mordieron el polvo en el proceso de elección abierta y buscan ahora culpables dentro y fuera de su partido sobre las misteriosas boletas encontradas en la via publica, además de culpar también al clima, de la escasa y pobre participación ciudadana…Han solicitado a las autoridades electorales una investigación para determinar quién buscó “desprestigiar” la elección mediante la suplantación de los documentos…Agréguele otro nombre a la ya larga lista de tiradores a la candidatura del PRI por Ciudad Juárez. Desde ayer también se menciona al ex alcalde Carlos Ponce Torres, director de Pensiones Civiles del Estado, de quien algunos tricolores, consideran que sería otra opción en una cruenta lucha que se libra al interior del partido para sacar la candidatura…

Comentarios: elpolitikon@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: