Los conocedores de los entretelones de la política, saben que en esta clase de escándalos que exhibe algo más que la falta de capacidad y oficio político, el ‘superdelegado’ de Chihuahua está obligado moralmente, en la congruencia que dice profesar, a renunciar a la responsabilidad de su encargo…

TORRE FUERTE

*Nepotismo cimbra Chihuahua

*’Sobornos’ y control de medios

*El reclamo de Conavim

*Diputados le dan la vuelta a Juárez

*La batalla por los ‘chuecos’

Nepotismo cimbra Chihuahua /

El caso de nepotismo en Chihuahua, denunciado públicamente en la conferencia mañanera del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y relacionado directamente con la falta de oficio político del buenazo del ‘Súperdelegado’ del gobierno federal en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, dejó frío y con el dejo de duda y hasta de cuestionamientos sobre la veracidad de los datos vertidos por un periodista, al líder de la 4ta transformación en el país.

Y ni qué decir de la inocente secretaria del Bienestar Social, María Luisa Albores, cuyo rostro -frente a la perrada de la prensa nacional-, nada pudo decir, ni mucho menos hacer, para defender el ‘autogol’ que le metió al gobierno federal el brioso empresario, diputado con licencia y líder de morena de Chihuahua.

Carajos!, esa falta de oficio político y omisión de Juan Carlos Loera, que sigue confiado y pagando miles de pesos en arreglos extraoficiales por su imagen en algunos medios de comunicación –que no le sirvieron absolutamente para nada-, se vino abajo en la mañanera conferencia del presidente de México, y justo frente a la secretaria de Bienestar Social, que está más que obligada, no sólo a investigar el asunto denunciado sobre nepotismo en la entidad, sino hasta exigirle cuentas al responsable de la delegación federal en Chihuahua.

Por menos que eso, hace unos días renunció la secretaria del Medio Ambiente, Josefa González Blanco, luego de ser la responsable de retrasar el vuelo de una compañía aérea que la trasladaría del centro del país a una de sus giras de trabajo, pero en perjuicio de los pasajeros.

Y lo ocurrido ayer en la conferencia de prensa del presidente de México, fue más que una humillación para la secretaria del Bienestar Social, María Luisa Albores, que pecó de candidez y de inocencia, cuando públicamente reconoció, según dijo, que nada sabía de las prácticas denunciadas de nepotismo en la entidad.

Lo verdaderamente extraño de la funcionaria de la 4ª transformación, es que era un asunto ventilado públicamente en medios a nivel nacional y hasta denunciado ante las instancias de la función pública, tal y como lo dijo el periodista que cuestionó esas prácticas denunciadas al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y ayer el extraordinario silencio del representante del presidente en Chihuahua, Juan Carlos Loera, que si apenas publicó en su página de Facebook seis líneas para señalar que en “#Chihuahua refrendamos el compromiso de trabajar con honestidad, austeridad y transparencia. Seremos congruentes con la #4T trazada por el presidente Andrés Manuel López Obrador”, se quedó muy corto y rabón, en un asunto que merecía mayor profundidad y contundencia por parte del señor delegado del gobierno federal en Chihuahua.

Loera de la Rosa, y tal como lo señalamos hace unos días en Torre Fuerte, es el responsable de las prácticas de nepotismo denunciadas hace días, que involucran a los delegados regionales de Parral, Guachochi y de otras regiones, de las que el presidente de México, dijo ayer que no se tolerará ningún caso de nepotismo.

Albores dijo que desconocía que los delegados regionales en Chihuahua tenían en nómina a los familiares, pero prometió investigar y ofrecer una respuesta con relación a Fernando Duarte González; Francisco Contreras y Leticia Loredo Arvizu.

Los conocedores de los entretelones de la política, saben que en esta clase de escándalos que exhibe algo más que la falta de capacidad y oficio político, el ‘superdelegado’ de Chihuahua está obligado moralmente, en la congruencia que dice profesar, a renunciar a la responsabilidad de su encargo como delegado del gobierno en Chihuahua.

Al menos a eso obliga lo que dice el libreto de la ortodoxia política, donde la forma es fondo.

 

‘Sobornos’ y control de medios /

Como parte de la cadena de control de daños, y fuera de simulaciones al interior de su equipo político, Juan Carlos Loera está obligado también a exigirle cuentas a quienes son responsables de asesorarlo en materia de medios de comunicación y en política.

El ‘autogolazo’ en contra del equipo del presidente de México, tiene justo en la fallida asesoría de medios y de conducción política, jodido al delegado del gobierno federal en Chihuahua, que ha depositado recursos económicos vastos y total confianza en un grupo de asesores que solamente se han encargado de sacarle dinero y engañarlo.

Una de esas prácticas tiene relación con el presunto pago de ‘sobornos’ a algunos medios de comunicación en el estado de Chihuahua, principalmente en la frontera y en la capital, como forma de “control político”, y a la vieja usanza de las viejas prácticas que se creían desaparecidas tras la terminación del gobierno del priísta, César Duarte.

El hecho hundiría aún más al buen amigo Juan Carlos Loera de la Rosa, que se carga de malos asesores y que paga para que no le peguen. Y la estrategia de ‘comunicación’, aunque lo buscan cuidar en Ciudad Juárez, ha salido de control y  les ha fallado.

El escándalo del nepotismo en Chihuahua a nivel nacional, salió de los cauces y desbordó.

Ya hablaremos de los responsables, porque todos tienen rostro y nombre.

El reclamo de Conavim /

La Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM), reprobó el “inocente perreo como final trágico” descrito por el periódico El Diario en su columna política, y pidió que el medio más influyente del estado, emita una disculpa pública a la maestra universitaria que denuncio haber sido violada por cuatro maestros de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

Textualmente y mediante un oficio girado a los medios, la comisión dijo: “La Conavim reprueba los términos que el medio El Diario de Ciudad Juárez empleó en la columna que publicó en torno al caso de una catedrática de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), que denunció a cuatro profesores de esa misma universidad, por violencia sexual”.

La Conavim precisó que el texto de El Diario publicado apenas el pasado viernes 17 de mayo, “revictimizó a la profesora”, a pesar de que expresamente lo prohíbe la ley, además de que mostró a los agresores sexuales como víctimas de las circunstancias y puso en duda la responsabilidad de sus actos.

La instancia defensora de derechos de las mujeres del gobierno federal condenó explícitamente el texto de la columna que en su contenido refiere “El inocente perreo con final trágico” y porque describe la violencia contra dicha mujer como una suerte de “infortunio”.

En fin que la Conavim retoma una serie de adjetivos utilizados por el medio en su texto, para valorar el urgente exhorto a favor de la víctima.

“Reprobamos los términos que el medio empleó en la columna que publicó en torno al caso de una catedrática de la UACJ y su denuncia por violencia sexual”, citó la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres.

Diputados le dan la vuelta a Juárez /

Los diputados de la sexagésima sexta legislatura en el Congreso del Estado de Chihuahua decidieron cancelar de un plumazo, la sesión prevista para desarrollarse en Ciudad Juárez este próximo jueves 30 de mayo, y dejaron en manos de la Junta de Coordinación Política, el día de la futura sesión, donde los diputados sacarán varios pendientes.

Uno de ellos es el asunto de los controvertidos proyectos de alumbrado público, de Chihuahua y de Ciudad Juárez, donde está más que claro que los diputados están dejando correr el tiempo para suavizar y ‘planchar’ los resultados de la votación.

Ayer en la capital, y entre bromas y zorna de algunos, se dijo que la cancelación obedecía al “mal sabor de boca” que les dejo la última sesión en la frontera,  debido a la serie de reclamos –uno de ellos el de Vicky Caraveo, en contra del diputado panista Miguel La Torre-, de encuentros ‘non gratos’.

El trasfondo real sobre el presunto desaire que le hacen a los juarenses, diputados del PAN y de Morena, tiene que ver con la decisión final que se prevé en la votación de los proyectos de alumbrado.

Y en donde, de acuerdo a investigaciones y sondeos, las bancadas dominadas por el PAN y Morena, tienen preparada la aprobación de ambos proyectos con la inclusión ‘clave’ de once diputados, pertenecientes a Encuentro Social (3), PRI (2), Movimiento Ciudadano (2), PT (2), Nueva Alianza (1) y Partido Verde (1) que serían el ‘fiel de la balanza’ en las decisiones a favor y en contra de las dos grandes corrientes políticas al interior del Congreso de Chihuahua.

Los diputados del PES, Missael Máynez; Obed Lara y Martha Lemus; además de los priistas, Jesús Velázquez y Elizabeth Chávez, de Rocío Sarmiento y Lorenzo Parga de Movimiento Ciudadano, de los petistas, Deyanira Ozaeta y Rubén Aguilar Jiménez y de los infaltables diputados oportunistas, René Frías Bencomo y Alejandro Gloria, de Nueva Alianza y el Verde, serán parte de esa camada ‘clave’ para darle luz verde a los proyectos del alumbrado en las dos principales ciudades.

Las corrientes del PAN y de Morena, jugarán cada uno, respectivamente el ‘papel’ a favor o en contra de los proyectos de Maru Campos y de Armando Cabada, y un puñado de escasísimos legisladores, entre ellos los priistas, Omar Bazán y Rosa Isela Gaytán, y Marisela Sáenz, serán de los pocos que votarán en contra de los dos proyectos de alumbrado.

Con todas las implicaciones, los diputados tienen vergüenza y temen sin embargo, aunque usted no lo crea, mostrar sus excrecencias.

 

La batalla por los ‘chuecos’ /

Viene una encarnizada batalla mediática por el asunto de los miles de automóviles irregulares que circulan al amparo de engomados y placas rojas, y de organizaciones de ‘defensa del patrimonio familiar’.

Ayer Fidel Villanueva de Anapromex asesto el primer golpe y pidió que las autoridades hacendarias pongan en claro el presunto “fraude fiscal” derivado de la ganancia y obtención de más de 34 millones de pesos  por la expedición de 40 mil engomados.

Dice el líder de esa agrupación que no está en contra de los engomados rojos, pero sí de los “fraudes fiscales” y  de la ausencia de registro ante la Secretaria de Hacienda, de Relaciones Exteriores y de información documentada ante Notario Público.

Los de enfrente, se lanzan en contra de Fidel Villanueva, a quien acusan de “vividor” y de hacer negocio con los trámites de la anhelada regularización de los automóviles ilegalmente importados a México.

Comentarios: [email protected] [email protected]

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.