Allá en México los sabuesos y sabios de la política saben que necesitan algo más que una alianza político-partidista en 2021 para vencer la inercia de los cambios y movimientos que promueve el gobierno de la 4T…

TORRE FUERTE

*PRI y PAN, aliados vs Morena

*200 mmdp de subejercicio en 2019

*Rescate de hospitales, y ¿Dónde está Everardo?

*Burocracia y negligencia, el ‘cáncer’ en el IMSS

*#SinMiedo  a huelga en la Tecnológica

 

PRI y PAN, aliados vs Morena /

Confirmada la posibilidad -quizá muy tempranera como lo afirmó a Torre Fuerte  hace un par de días el delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Fernando Moreno Peña-, pero en altos niveles cupulares de la capital, donde se teje la política fina del país, no descartan que en Chihuahua se construya una histórica alianza entre el PRI y PAN para frenar los avances de Morena y de la 4T.

Las alianzas se construyen para ganar elecciones, dijo el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas.

En el platillo de la elección de 2021, se ‘cocina’ una alianza para buscar reducir la diferencia de legisladores entre los principales partidos en la cámara de diputados, y arrebatarle a Morena los posibles triunfos que se prevén para el partido de Andrés Manuel López Obrador en algunas de las entidades que tendrán elección a lo largo y ancho de todo el país.

Y hasta antes de los resultados del plebiscito del pasado domingo en la capital del estado, que fueron un verdadero descalabro político para la alcaldesa María Eugenia Campos Galván, el nombre de la presidenta municipal de Chihuahua estaba en la boca de los negociadores políticos de ambos partidos, como la segura responsable de enarbolar las causas de dos partidos que históricamente han sido antagónicos en Chihuahua.

Pero en ese juego de intereses y de oposición a Morena, no se descarta ni el expresidente nacional del PAN, el senador Gustavo Madero Muñoz, quien es muy hábil para negociar con el PRI como ya lo demostró hace años con la firma del ‘Pacto por México’ en el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto, ni tampoco que el gobernador de la entidad decida aventarse el tiro de promover y poner en la candidatura de su partido a la empresaria Alejandra de la Vega Arizpe, que tiene un perfil más social que político como lo apuntamos ayer, y que tiene muchos conocidos entre la clase política del PRI, esa que hace muchos ayeres (1983) lanzara como candidato suplente a la alcaldía a su padre, Federico de la Vega con Santiago Nieto Sandoval.

Por lo pronto el también ‘histórico’ Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) alcanzado por el coordinador de los diputados federales de Morena en San Lázaro, Mario Delgado Carillo, que apuntala los programas sociales del Bienestar, ha unido al PAN y al PRI en el rechazo a la política social del actual presidente.

En Chihuahua el gobernador Javier Corral fustigó el recorte de 600 millones de pesos en las participaciones federales, que sería pivote para una ofensiva política fiscal a través de un Foro Nacional para discutir el nuevo federalismo fiscal y hacendario, que tendrá lugar el próximo 9 de diciembre en la ciudad de México;

En tanto que sus probables aliados del PRI, hacen lo propio en relación con los recortes y la eliminación de programas sociales y partidas que, al decir del líder estatal del PRI y diputado local, Omar Bazán Flores, le pegará a los programas del campo, a la educación y a la seguridad, además de que también vulneraría la capacidad de respuesta de varias secretarias de estado, entre estas la SCT y la SEDATU.

Y quizás el viejo exgobernador de Colima, un ‘Dino’ en las cosas de la política del PRI, tenga razón. Aún es muy temprano para ver y abordar los asuntos de la posible alianza, histórica como inédita entre PRI y PAN en varios estados del país, pero de que el asunto está en la agenda política de los dos principales partidos políticos que han gobernado México, no existe ninguna duda.

Allá en México los sabuesos y sabios de la política saben que necesitan algo más que una alianza político-partidista en 2021 para vencer la inercia de los cambios y movimientos que promueve el gobierno de la Cuarta Transformación.

Pero una posible alianza indiscutiblemente seria lo primero en tejerse para unir las fuerzas de oposición frente al partido del gobierno en el poder.

El nuevo Presupuesto de Egresos de la Federación se inclina a los programas de política pública estratégicos para el presidente de México, pero en ello existe, y lo dejo ayer muy en claro, Omar Bazán, padrones incompletos, falta de reglas de operación, manipulación social y mucha opacidad, que conducen al uso político-electorero de los programas sociales a favor del partido del gobierno federal.

 

200 mmdp de subejercicio en 2019 /

El pasado viernes, sentado a la mesa de uno de los comederos de la avenida Manuel Gómez Morín, uno de los más experimentados hombres de la política en  Chihuahua, que ha sido ya diputado federal y diputado local, contaba sobre el desconocimiento y la ignorancia de los funcionarios y operadores de los programas sociales en el gobierno de la 4T.

Acusó al subejercicio de alrededor de 200 mil millones de pesos que se perdieron por la ignorancia que es también, en el marco de la responsabilidad política, un asunto de corrupción.

El político y ahora funcionario del gobierno, que tuvo la necesidad de viajar a la capital del país, para participar en reuniones que están relacionadas con los programas y el manejo de los dineros, dijo que es “gravísimo” lo que sucede desde la aprobación de los recursos por parte de la Cámara de Diputados.

En muchos de los programas del gobierno no existen las reglas de operación, ni la atingencia de los funcionarios y diputados que se supone deben vigilar y sancionar el cabal cumplimiento de los programas, y donde existe una responsabilidad política y social.

La supina ignorancia en el manejo de los programas es corrupción, y una irresponsabilidad canalizar los recursos a hombres y mujeres que no están preparados para ejercerlos.

 

Rescate de hospitales, y ¿Dónde está Everardo? /

Hace un año y tres meses, el recién electo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Chihuahua, Javier Corral recorrieron las instalaciones de las obras de los hospitales inconclusas en el gobierno del ex prófugo gobernador César Duarte Jáquez, y cuya responsabilidad se atribuye al ex subsecretario de Obras Públicas, Everardo Medina Maldonado, sobre quien penden una serie de denuncias penales y administrativas por presunto peculado y desvío de recursos en la función pública.

Hubo entonces los primeros acuerdos entre los representantes del sector salud federal con el gobierno para terminar con las obras abandonadas de los hospitales de Oncología y Especialidades.

Ayer hubo otra visita, una más, a la ‘mole’ de los edificios y estructuras que siguen de pie a la espera de ‘justicia’, de obras que debieron haberse concluido en la administración estatal de Duarte.

Habrá una nueva reunión el próximo 10 de diciembre, y sería un buen momento para que, paralelamente a los asuntos de la salud, el gobierno de Chihuahua a través de la Fiscalía General del Estado haga lo concerniente e informe sobre el proceso judicial que se le sigue a Everardo Medina, responsable en la ejecución y construcción de las obras.

Todos saben que las obras en mención, iniciadas en 2014 fueron abandonadas por falta de recursos y la negligencia e irresponsabilidad de quien ocupaba la subsecretaría de obras públicas, quien en un momento, se creyó más que el mismísimo gobernador de Chihuahua, César Duarte.

De ese tamaño el ego y la vanidad de Don Everardo, quien alguna vez dijo que no tenía que darle cuentas de sus actos al gobernador.

El caso es que los hospitales representan un monumento a la corrupción y a la indolencia en el sexenio anterior, y alguien tiene que pagar por tamaña irresponsabilidad.

Es el momento del gobernador de Chihuahua y de la Fiscalía del Estado. La detención y aprehensión de Everardo Medina es un asunto de alta prioridad.

Se invirtieron en el papel 235 millones de pesos, pero hay quienes aseguran que a los hospitales se le metió mucho, pero mucho menos dinero del presupuestado.

No es suficiente con recorrerlos.

 

Burocracia y negligencia, el ‘cáncer’ en el IMSS

Ahora que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral anda muy de ‘manita sudada’ con el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, recorriendo e inaugurando hospitales en algunas regiones de Chihuahua, debe saberse que el principal lastre y ‘cáncer’ del IMSS estriba en la mala atención y disfuncionalidad de la burocracia.

Miles de mexicanos que anualmente demandan atención de enfermedades canalizadas a Hemodinamia ligada a Código Infarto, Hemodiálisis y Trasplante, Ortopedia, con especial énfasis en prótesis, columna vertebral, cirugía de mano y rehabilitación; Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, neurocirugía, Otorrinolaringología y Audiología, Oftalmología, Quemados y Oncología, pasan por el viacrucis y pagan su penitencia.

Sí. Se trata de la burocracia que asfixia y que, literalmente, sigue matando a los cientos y miles de derechohabientes, que tienen que esperar desde el inicio de un proceso de atención médica, a que una de las muchas trabajadoras del Seguro Social se maquille por las mañanas, se coma ‘discretamente’ un burrito, o hable de los viajes y de los nuevos planes de la familia con su compañera de al lado, o hasta presuma de su nuevo carro obtenido con el préstamo sindical, antes que atender a los indefensos pacientes que acuden para demandar la atención médica en los hospitales y clínicas del Seguro Social.

La actitud patológica de los trabajadores del IMSS no es nada nueva, y las historias y quejas de los ciudadanos derechohabientes se repiten por todos los rincones del país.

Una vez una derechohabiente contó las peripecias y el mal tiempo que pasó hace algunas semanas en el hospital del Seguro Nuevo (35) en Infonavit, tan sólo para que aquella mujer que se pintaba y se agarraba constantemente el cabello y se revisaba las uñas -que hacía el papel de trabajadora social-, se tomara la molestia de atenderla.

Tomó todo su tiempo para ingresar los datos del famoso ‘cuestionario’, que no eran más que simples datos generales del paciente, que tenían que ser ingresados en el sistema, y que previamente son enviados a la trabajadora social, pero que para justificar su puesto en la burocracia del IMSS, se dan el paquetazo ante los derechohabientes.

Y cuidado con que alguien se atreva a cuestionarles o alzarles la voz.

La inauguración y apertura de obras y hospitales por parte de directivos y gobernadores en el gobierno de la 4T es pues mero maquillaje.

La atención de los empleados del Seguro Social, del ISSSTE y de otras instituciones de gobierno que han sido, literalmente ‘secuestradas’ por la burocracia, está por los suelos.

Antes que las obras y la necesidad de ampliación, edificios y clínicas, y toda esa parafernalia política, esta la urgencia de la salud de la burocracia.

Cientos y miles de empleados administrativos y médicos del IMSS padecen de ‘cáncer’ terminal y no se han dado cuenta. Quizás todos ellos tengan temor del karma y de que en el Seguro Social, de plano no los van a atender.

Y exactamente sucede lo mismo en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), donde el director general es Luis Antonio Ramírez y en el nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que dirige Juan Antonio Ferrer.

Si se pudiera y si se quisiera, no estaría nada mal que desde el delegado del IMSS en Chihuahua, Norberto Miguel Ramírez, el ‘superdelegado’ Juan Carlos Loera de la Rosa y hasta los gobiernos locales hicieran algo para mejorar la atención a los desgraciados derechohabientes que han caído en las garras de esas instituciones.

Llegar a cualquiera de esos hospitales no es indigno, pero topar con la burocracia es patético.

 

*#SinMiedo a huelga en la Tecnológica /

Retadores y #Sinmiedo salieron los directivos de la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez, que no temen a nada, y que ni siquiera ven capacidad de organización de los maestros que forman parte del Sindicato de Trabajadores de la UTCJ que dirige Socorro Trevizo.

Se rompió la negociación y no habrá contrato colectivo para los maestros y trabajadores administrativos de la Tecnológica, sobre quienes pende también la amenaza de dejarlos sin sueldos y salarios en el mes de diciembre, bajo el trillado argumento de que no hay dinero ni para el papel de baño en los sanitarios.

La líder sindical posteó ayer en uno de los chats privados de la Tecnológica que la respuesta del Rector Guillermo Álvarez y su gente es simplemente #Sinmiedo.

“Ellos nos dijeron estallen, no nos interesa negociar nada”, fue categórica la posición de los mandos en la UTCJ.

Trevizo dijo que a los maestros del sindicato ya les agarraron el numerito, porque los perciben desunidos, temerosos, débiles y necesitados y sin los tamaños para enfrentar al poder.

Comentarios: [email protected]

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.