Javier Corral decidió quitarle el juguete de la administración estatal al senador Gustavo Madero para entregárselo a Alejandra de la Vega…

TORRE FUERTE

*Comunicación Social: Síndrome de Duarte

*Cabada ‘sofoca’ a manifestantes

*Maru copia viejo truco: baja el switch

*Barruntos de tormenta en UTCJ

*LeBarón se reunirá con AMLO

 

Comunicación Social: Síndrome de Duarte /

El gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral Jurado, sufre las inconsistencias y los mismos problemas ‘patológicos’ que su antecesor, el priísta César Duarte Jáquez en el área de la comunicación social.

El tamaño de los egos en ambos es tan similar, que ninguno de los dos es capaz de mirarse en el espejo cada mañana para soportar el deterioro de su imagen pública.

Y esa es, una de las múltiples causas por la que ambos personajes -con una personalidad política muy parecida: de autoritarismo, frivolidad, el culto al ‘yo’ y los excesos en el poder-, han sido los responsables de haber destrozado en los últimos nueve años la estructura de comunicación social.

Javier Corral ayer ni siquiera parpadeó y nombró, por recomendación de la empresaria y secretaria de Innovación y Desarrollo Económico, Alejandra de la Vega Arizpe, al comunicador y publirrelacionista, Manuel del Castillo Escalante, que obtuvo su premio a la lealtad demostrada por muchos años a la familia del extinto patriarca de Juárez, Federico de la Vega Matthews.

Es el tercer jefe de comunicación social del gobernador Javier Corral en los tres años de gestión, y lleva el mismo ritmo que su sucesor, que nombró de inicio al arquitecto Carlos Carrera, le siguió con Juan Ramón Flores, después llegó Hugo Hernández Jáuregui, luego vino Federico Guevara Ramos y terminó con Sergio Belmonte Almeida. Sin excluir de esa lista a Nicolás Juárez que también participó en el reparto estelar.

El prófugo ex gobernador de Chihuahua se aventó cinco titulares en la coordinación de comunicación social y un ‘bis’, en seis años de gestión gubernamental, y jamás quedó satisfecho cuando se dio cuenta de que el problema no estaba en la política de comunicación del gobierno estatal, si no en el propio Jefe del Ejecutivo. Ya era sin embargo demasiado tarde.

Y el mismo síndrome ataca ahora al gobernador narcisista de Chihuahua, quien en el arranque de su gestión sostuvo a contrapelo al periodista Antonio Pinedo Cornejo, en una gestión muy controversial -que incluyó el desgaste y una fuerte pugna política del titular de Comunicación Social con Osvaldo Rodríguez Borunda, el propietario de uno de los periódicos más influyentes de la entidad-, hasta que el mismo gobernador, dicen en la capital, se hartó de la campaña orquestada por el impreso, que lo obligó a darle las gracias a su viejo ‘socio’ y amigo de la desaparecida revista Semanario.

Posteriormente, y sin siquiera analizar las causas y los posibles efectos del nombramiento, puso a María José Valles, ‘Marijose’, una mujer que no sabía absolutamente nada de nada para un cargo de tal envergadura, pero que llegó por la gracia y recomendación del senador Gustavo Madero Muñoz, y cuya efímero paso por la coordinación estatal fue casi fantasmal.

La culpa no es de ‘Marijose’, sino de un gobernador caprichoso y empeñado en gobernar con los amigos, y hasta con gente prestada, aunque no sean de su equipo político o comulguen con la doctrina profesada por Manuel Gómez Morín.

A Manuel del Castillo no se le puede regatear absolutamente nada. Llega por mérito propio y por su cercanísima relación profesional y familiar con Alejandra de la Vega Arizpe, a quien quiere como si fuera su hermana. De ‘facto’ lo es y ambos lo saben.

Del Castillo ya tiene experiencias acumuladas en comunicación social en puestos de gobierno. Fue el jefe de comunicación con los priistas Teto Murguía y Reyes Baeza, y también colaboró e hizo su aporte con el exgobernador de Chihuahua, César Duarte.

Tejió una relación de trabajo profesional y de respeto con Arturo Proal de la Isla, en la administración de Reyes Baeza y ahora se ha sacado la ‘rifa del tigre’ en un gobierno donde el verdadero problema de comunicación social se llama Javier Corral.

Indiscutiblemente ese será el gran reto de Manuel del Castillo. Bajarle los humos al gobernador, aterrizarlo en las responsabilidades del gobierno, y evitar que en lo sucesivo el gobernador de Chihuahua abra la boca para dar respuesta a los reporteros y periodistas.

Y si se puede, aunque sea de pasadita, que el gobernador deje su excesiva frivolidad y las actividades del golf y el culto a su personalidad.

Esa es la encomienda y la urgencia, y alguien tiene que despertar al gobernador de Chihuahua y susurrarle al oído que es desde 2016 el gobernador, y que va ya en su tercer año de gestión. Y sólo por aquello, aunque suene a broma, de que el mandatario ni cuenta se haya dado.

Habrá reacomodos en algunos cargos en la estructura de comunicación social, pero sobrevivirán Leoncio Acuña ‘El Clavillazo’, y Pepe Pérez Espino, que son gentes cercanísimas a Corral, y hombres que han navegado con el mandatario en la capital del país.

Javier Corral decidió quitarle el juguete de la administración estatal al senador Gustavo Madero para entregárselo a Alejandra de la Vega.

Y para evitar habladurías y chismes de lavanderas, Manuel del Castillo deberá empezar a transparentar sus cuentas en su empresa ICO Comunicación que le presta servicios al ‘Súperdelegado’ de la 4T, Juan Carlos Loera de la Rosa, al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gustavo Elizondo Aguilar, al Fideicomiso de Puentes, COCEF y muchas otras áreas y dependencias del gobierno.

Algunos pensarían que a lo mejor deja los pesos por los centavos y con un fuerte riesgo de servirle a su nuevo ‘patrón, pero con su ‘madrina’ Alejandra de la Vega, Manuel sabe que no pierde. Tiene garantizado su presente y su futuro, y sino, que alguien le pregunte a Jorge Contreras Fornelli. El sabe de lo que se trata.

 

Cabada ‘sofoca’ a manifestantes /

Fatal y de ‘primaria’, el error cometido ayer por el alcalde del gobierno independiente, Armando Cabada Alvídrez, que decidió confrontar a un grupo de manifestantes y jóvenes universitarios que aprovecharon el desfile del 20 de noviembre para protestar por la violencia en la ciudad, y que lograron sacar de sus casillas al edil municipal.

Cualquiera podría coincidir en que los jóvenes universitarios pertenecientes al colectivo ‘Uni Unida’ provocaron al presidente municipal, pero tenían motivos.

En respuesta el alcalde Cabada dijo que la protesta tuvo toda la intención de politizar el delicado tema de la seguridad.

El asunto es que el presidente se prendió y decidió defender las causas de su gobierno. Nadie lo aconsejó, ni nadie le pidió prudencia para evitar el enfrentamiento verbal, y que gracias a Dios, no llegó a mayores.

Y qué necesidad del alcalde de enfrascarse con los reclamos de la chaviza por los asuntos de la violencia e inseguridad.

Con micrófono o sin micrófono, la protesta de los jóvenes pudo haber quedado allí para los anales de la historia, pero el asunto calentó al presidente municipal que salió en defensa de su gobierno y les pidió a los universitarios que no bloquearan el paso del contingente en la celebración de la Revolución Mexicana.

La protesta y desahogo de los universitarios hubiera servido de catarsis para todos en el desfile. Incluidos los invitados del presidente municipal en el templete.

El incidente sucedió, según las crónicas de la prensa, justo en el momento en que correspondía pasar al contingente de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), y fue en ese momento que los jóvenes se integraron al desfile con pancartas exigiendo cese a la violencia.

La confrontación fue verbal. El presidente no aguantó la injerencia de los manifestantes en la parada cívico-deportiva, y de allí su decisión de lanzarse sobre los ‘huesos’ de los manifestantes.

Policías y antimotines abonaron a un ‘show’ que no estaba presupuestado.

“Queríamos manifestarnos pacíficamente porque ya estamos hartos de que en esta ciudad sigan matando y desapareciendo mujeres (…)”, dijo uno de los voceros, pero el alcalde ya había decidido también que no sería la comidilla de nadie.

Por cierto que el representante del gobernador, Mario Dena Torres no acudió al desfile a pesar de la invitación. Algo sabia Dena de la manifestación de los universitarios y simplemente no quiso correr riesgos.

Dejo solo al presidente municipal.

 

Maru copia viejo truco: baja el switch /

A escasos tres días de la histórica jornada del plebiscito, que tendrá en el tema del proyecto de alumbrado público: “Iluminemos Chihuahua”, la más alta apuesta política y mediática que haya hecho la presidenta municipal, María Eugenia Campos Galván, desde el Congreso del Estado los morenistas se sumaron a la ofensiva.

Acusó a la alcaldesa de apagar las luces en las colonias de la capital con la intención de incidir en la voluntad de los ciudadanos en el marco de la consulta ciudadana que se realizará el próximo domingo 24 de noviembre, y que busca de fondo, privatizar el servicio de alumbrado público por los próximos 15 años.

Acá entre nos, el coordinador de los diputados de Morena, Miguel Ángel Colunga Martínez, sigue caminando encorvado por la daga que trae en la espalda, luego de la paliza que le dieron los panistas de Maru Campos a Morena en la capital en la elección de 2018.

La gente de la presidenta nacional del Consejo Político de Morena, Bertha Luján y su candidato a la alcaldía, Fernando Tiscareño, ni cosquillas le hicieron a Maru Campos que logró reelegirse, pero que ahora tiene otro reto político muy  diferente.

El coscorrón de los morenistas fue colectivo. Participaron en la conferencia de ayer, además de los diputados, la dirigencia estatal y hasta los funcionarios de ese partido político en los tres órdenes de gobierno. Se dieron su tiempecito para la grilla en contra de la panista.

La denuncia fue que el gobierno de Maru Campos recurrió al viejo truco de bajarle al switch y apagar el alumbrado, dejando en completa oscuridad a colonias completas.

Una estrategia que sirve para justificar la necesidad de un proyecto que busca la aprobación mediática de la población, pero que no será vinculante a la decisión de los diputados en el Congreso del Estado.

“No se vale que el municipio esté manipulando el alumbrado y chantajear a los ciudadanos”, dijo el diputado Colunga.

Los diputados insisten en que la propuesta de Maru Campos está incompleta. Carece de la información técnica, jurídica y financiera que la hace inviable para la revisión en la sexagésima sexta legislatura del Congreso del Estado.

 

Barruntos de tormenta en UTCJ /

Hay barruntos de tormenta en la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez, pero no es nada nuevo.

Morenistas y panistas en la UTCJ se están dando hasta con la cubeta de los vecinos en aquellas desérticas tierras del sur de la ciudad.

El Sindicato de Trabajadores de la Tecnológica bajo la batuta de María del Socorro Trevizo Bermúdez enfrenta desde hace varios meses una serie de fricciones con el rector Guillermo José Álvarez Terrazas, el hijo de Willy Álvarez, cuando el funcionario decidió hacer una serie de retenciones y recortarle la nómina al sindicato.

Hoy habrá una audiencia de advenimiento porque se dice que el Sindicato quiere irse a la huelga y ‘reventar’ de una vez por todas al inamovible e influyente rector de la Tecnológica que sigue gozando de la gracia del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, pero no por él, sino por la influencia y poder de su padre, que le sabe santo y seña a muchos de los viejos panistas que llevaron al ex gobernador Pancho Barrio al poder en la década de los ochenta.

El desconcierto es generalizado en la Tecnológica, y hoy se sabrá finalmente si los sindicalistas se avientan el ‘tiro’ o todo queda simplemente en una ‘llamarada de petate’ con una negociación conveniente para el sindicato.

En la Universidad todos saben que Guillermo Álvarez se ha servido con la ‘cuchara’ grande y que ha logrado hacer cambios y movimientos desde que le ganó la batalla al otrora líder sindicalista, Raymundo Escalante Vela.

Las denuncias y demandas en contra de la UTCJ, con o sin razón de los profesores que han sido ‘renunciados’ en medio de la transición política y administrativa desde los tiempos de los ex rectores Ricardo García Parra y posteriormente Ernesto Luján, siguen durmiendo el sueño de los justos.

Pero por ahora, la UTCJ es un campo de batalla.

 

LeBarón se reunirán con AMLO /

Integrantes de la familia LeBarón, que fue víctima de un ataque armado hace algunas semanas en Bavispe, Sonora, sostendrán una reunión con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador el próximo día 2 de diciembre en Palacio Nacional.

Adrián LeBarón explicó que su familia se reunirá con el presidente Andrés Manuel López Obrador para que les entregue los avances en la investigación del ataque en el que murieron nueve integrantes de su comunidad: tres mujeres y seis de sus hijos. Todos ellos víctimas inocentes.

En entrevista con Azucena Uresti del Grupo Fórmula, LeBarón explicó que se comunicaron con él de la Oficina de la Presidencia para confirmarle la fecha, pero dijo desconoce quiénes más estarán en la reunión que se ha programado para inicios del próximo mes de diciembre.

El multicitado caso de la masacre sigue en el imaginario colectivo, y los LeBarón exigen que se haga justicia y que se detengan a los verdaderos criminales.

Comentarios: [email protected]

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.