El exdirigente estatal del PAN y ahora Senador por Morena, refutó los números del agrónomo y analista político, Temo Reyes Castro, que esta misma semana en el análisis post-electoral había favorecido al ‘Súperdelegado’ del gobierno federal, Juan Carlos Loera..

TORRE FUERTE

*“Datos reales” de Cruz Pérez Cuéllar

*Ichitaip: la obligada convocatoria

*Increíble regreso de Fernando Moreno

*60 millones de pesos para plebiscitos

*Cónclave de rectores de la UACJ

* “Adversarios, nunca enemigos”

 

“Datos reales” de Cruz Pérez Cuéllar /

Después de una convulsionada semana al interior de Morena, luego de  los resultados del ejercicio ‘democrático’ en las internas del pasado sábado, ayer saltó el senador Cruz Pérez Cuéllar para hacer un amable ‘reclamo’ y puntualizar que en el debate y análisis que ha sostenido Torre Fuerte en relación con el control de los consejeros políticos, es él, quien con “datos reales”, sacó la mejor partida.

Las reacciones al interior del partido político de Andrés Manuel López Obrador mantienen después de las internas, la soterrada disputa por el control del Consejo Político en Chihuahua.

El exdirigente estatal del PAN, y ahora legislador de Morena, refutó los números del agrónomo y analista político, Temo Reyes Castro, que esta misma semana en el análisis post-electoral había favorecido al ‘Súperdelegado’ del gobierno  federal, Juan Carlos Loera, a quien atribuyó la mayoría de consejeros: 50 de los 90, en los números y cuentas del conocido político que anda allá por las tierras del sureste del país.

Pero en los “datos reales” aportados por el senador, resulta que Cruz Pérez Cuéllar se adjudica 34 consejeros tras la elección interna y asegura que Loera de la Rosa tiene 28, otro grupo de 16 consejeros son identificados como «contrarios» y «gente que odia” a Juan Carlos, y 12 más forman parte de un grupo identificado como “radicales”. Es decir son independientes y no comulgan con ninguno de los actores y líderes políticos identificados al interior de Morena.

Y apenas si el senador había tomado unos segundos para aportar esos datos a este periodista, y había confesado que en la elección del presidente estatal de Morena “nadie la tiene fácil”, Temo Reyes Castro sacó de su ‘chistera’ los nombres de dos morenistas que podrían hacerle frente al perfilado consejero a la presidencia, Omar Holguín, ganador en Delicias con el mayor número de votos que ninguno otro registró en la votación del pasado sábado.

Se trata de Juan Francisco Chávez, pensador y activista político de la izquierda en la ciudad de Chihuahua, desde hace más de 40 años, y Oscar Castrejón, reconocido jurista en la capital y un hombre con fuerte presencia en los medios académicos. Dos hombres con posibilidades de influir en el siguiente proceso de Morena en Chihuahua. Especialmente ahora que perdieron Martín Chaparro y Fernando Tiscareño.

“Me gustaría que la hipótesis del joven seguidor del senador Cruz Pérez Cuellar fuera de lo más acertada, porque en la mía, la gran responsabilidad de agrupar, hacer partido y dar congruencia ideológica recaía principalmente en el grupo del delegado Juan Carlos Loera”.

Y en esa hipótesis de los resultados en “tercios”, la responsabilidad de hacer de morena un partido coherente y competitivo queda repartida en el liderazgo histórico de los militantes de la izquierda de siempre, y los dos más claros aspirantes a la candidatura: el senador Pérez Cuellar y el delegado Loera de la Rosa.

Temo desconocía hasta ayer por la mañana los “datos reales” y los números del senador, y se atrevió a aportarle más al debate. El político y analista identificado con el PRI, destapó a Chávez y Castrejón, para meterle más leña a la guerra intestina de Morena en la entidad.

El Temo dice que aunque hace política en todo el país, su arraigo en Chihuahua es permanente y asegura tener la información “al día” de todo lo sucede en esta entidad.

Posdata: Reyes Castro aclara, que su opinión no lo hace en calidad de “aplaudidor” de alguno de los grupos o personajes que se disputan los espacios y candidaturas, sino como analista del fenómeno político.

 

Ichitaip: la obligada convocatoria /

Encajonado y  en contra de la pared, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, que sigue dando ‘palos de ciego’ y exhibiendo la debilidad de sus diputados al interior del Congreso del Estado en el tema de la renovación de consejeros del Instituto Chihuahuense para la Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ichitaip).

La diputada panista Blanca Gámez, a quien se había encomendado la tarea para sacar el acuerdo y eliminar dos puestos de consejeros, y emitir un artículo transitorio para no emitir una nueva convocatoria en el Ichitaip fue todo un fiasco.

El Congreso está obligado, quiera o no quiera el gobernador de Chihuahua a expedir la convocatoria de renovación del Consejero General. Y está claro que la política no se trata de ‘caprichos’. Los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial están obligados a cumplir con la Constitución. La convocatoria es ‘de a güevo’, dirían, por allí en los mentideros políticos.

El Ichitaip ordena la convocatoria a más tardar, cuarenta y cinco días hábiles antes de que los consejeros finalicen su gestión, y tanto Alma Rosa Armendáriz como María Nancy Martínez concluirán su encargo el próximo 31 de diciembre.

El detallito es que en la actual administración estatal de Javier Corral han transcurrido seis días, cuando en procesos previos, la convocatoria había sido publicada antes del día 10 de octubre. Y ya estamos en el día 17 del décimo mes del año.

No publicarla constituiría un ilícito constitucional, y una ‘rayita’ más al Tigre, en el penoso gobierno del ‘Nuevo Amanecer’. Es más, las violaciones serían incluso, materia del Poder Judicial de la Federación (PJF) y si me apura más, también del Senado, quienes tendrían que hacer las correcciones del caso y exhibirían aún más al gobernador de Chihuahua.

Bárbaros como increíbles los argumentos esgrimidos ayer por parte de la diputada Blanca Gámez, quien dijo que en la pretensión de reducir el número de consejeros del Instituto Chihuahuense para la Transparencia se potencializarían los ahorros.

Las opiniones se dividieron entre los diputados. Miguel Ángel Colunga, el ‘jefe’ de Morena en el Congreso apoyó la iniciativa, pero la legisladora y coordinadora de la bancada del PRI, Rosa Isela Gaytán, dijo que presentaran la argumentación jurídica y constitucional sobre la violación a los derechos ciudadanos establecidos en la Ley.

Las cosas no pintan nada bien para el gobernador de Chihuahua que quiere imponer su propia ‘Ley’.

 

Increíble regreso de Fernando Moreno /

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) sigue en picada y en caída libre. No ha tocado fondo tras las derrotas de 2016 y 2018, y la crisis se ha agudizado al interior del partidazo.

Desde la llegada, o mejor dicho el regreso del exgobernador del estado de Colima, Fernando Moreno Peña, como delegado del CEN del PRI hace unas cuantas semanas, el panorama ha ensombrecido a los priistas.

Todavía es hora de que nadie desde el centro del país, con el delegado o sin el delegado, mueve un solo dedo en el proyecto de reconstrucción de un partido que requiere más que una cirugía mayor.

Y si la exsenadora Graciela Ortíz González, la jefa de operación política del PRI con el recién llegado y nuevo líder Alejandro Moreno, quería hacerle un favor a su partido con la designación de Don Fernando, sépase que le ha partido la ‘jeta’ a muchos priistas que siguen inconformes y arrinconados en los 67 municipios de la entidad.

Nos enteramos de que fue ‘Chela’ Ortíz quien recomendó desde la Secretaría de Operación Política que opera en el partidazo, y en acuerdo con el líder estatal Omar Bazán, al exgobernador del estado de Colima para que de nueva cuenta regresara a Chihuahua como delegado del CEN del PRI.

Al señor delegado se le responsabiliza de los errores que dieron cauce a las derrotas políticas del PRI en la entidad en 2016 y 2018.

Y fue también el responsable del desaseado manejo político en las designaciones de candidatos a diputados y a la alcaldía en 2018, lo que generó el rompimiento y la abrupta salida de varios políticos con trayectoria en ese partido.

De las más controvertidas, entre otras, la de Víctor Valencia de los Santos en febrero de 2017 y la del expresidente municipal, Javier González Mocken, quien era entonces el candidato natural, hasta en las encuestas del CEN del PRI para abanderar a ese partido político en la elección de 2018. Candidatura que  finalmente negociada con el grupo político del exalcalde y también excandidato a gobernador de Chihuahua, Enrique Serrano Escobar.

Demasiadas simulaciones y mentiras que terminaron con hundir al PRI en otra escandalosa derrota política, pero también de exhibir al delegado Fernando Moreno Peña, a quien de nueva cuenta, como si los priistas no tuviesen memoria, han regresado de vuelta a Chihuahua.

Un político que no escuchó a nadie, salvo aquellos que cubrieron sus intereses personales. Trastocó entonces la débil y escueta unidad de los priistas.

El PRI de Chihuahua no ha tocado fondo, sigue despedazado, y la culpa de la designación del delegado y viejo conocido de los priístas, es de la exsenadora, Graciela Ortíz González.

 

60 millones de pesos para plebiscitos /

‘Música para los oídos’ de los alcaldes de Chihuahua y Ciudad Juárez, Maru Campos y Armando Cabada, respectivamente, la celebración de los plebiscitos por parte del Instituto Estatal Electoral (IEE), y cuyo consejo aprobó en el presupuesto de egresos que pretende ejercer en 2020, por un global de 203 millones 292 mil pesos, la cantidad de 60 millones de pesos que serán asignados a los gastos para la implementación de esos ejercicios en la onerosa democracia de Chihuahua.

Los plebiscitos de los proyectos de alumbrado público, se convertirán en el ejercicio político y el ensayo perfecto y ‘a modo’ de los dos alcaldes que verán la posibilidad de contender por la candidatura al gobierno de Chihuahua en la sucesión política de 2021.

El gobernador ha puesto en ‘charola de plata’, mediante la aprobación de los consejeros del IEE, las campañas que serán clave para el devenir y la lucha política, de dos de los varios aspirantes que buscan suceder al gobernador Javier Corral en 2021.

Con un tema tan socializado, y pese a la controversia y rechazo político, difícil pensar que con recursos y estructura propia, los gobiernos puedan perder las consultas ciudadanas que prevé y pagará el gobierno a través del IEE.

Los riesgos siempre subsisten, pero el efecto mediático de los resultados, para bien o para mal, determinarán el futuro inmediato de los dos alcaldes.

Las consultas autorizadas tanto en Ciudad Juárez como en Chihuahua demandarán recursos por el orden de los 21.5 millones de pesos.

El IEE proyectó un presupuesto de 60 millones de pesos destinado para la cobertura de los instrumentos: referéndum, plebiscito y revocación de mandato.

El Consejo Estatal del Instituto Estatal Electoral aprobó también el financiamiento de 153 millones 558 mil pesos, correspondiente a los partidos políticos para el ejercicio fiscal de 2020.

El instituto incluye también la organización para garantizar el derecho al voto de los chihuahuenses en el extranjero, y quienes por primera vez votarían por la gubernatura del Estado en las elecciones de 2021.

 

‘Cónclave’ de rectores de la UACJ /

Seis de los nueve rectores de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) se reunieron ayer por poco más de dos horas en el tragadero de la Paseo Triunfo de la República.

Los temas fueron tan variados y distintos, como los platillos que pidieron, que no pudieron evitar caer en la tentación del tema de la política, de los gobiernos y hasta de las izquierdas.

Presidió la mesa –al menos estaba allí sentado en la silla de la cabecera-, el ex Rector Enrique Villarreal Macías, y en la silla central, Jorge Mario Quintana Silveyra, quien anda bateando con el proyecto político del alcalde de Parral, Alfredo ‘El Caballo’ Lozoya.

En las sillas de al lado y de enfrente, René Franco Barreno,  Carlos ‘El Chino’ Silveyra, Francisco Javier Sánchez Carlos y Alfredo Cervantes García.

Los dos ausentes fueron el ex rector Ricardo Duarte Jáquez, a quien se extendió por igual una informal invitación la misma noche del primer informe del Rector Juan Ignacio Camargo, y Wilfrido Guillermo Otto Campbell Saavedra.

Rubén Lau Rojo fue reportado enfermo.

A distancia fue fácil advertir la morbosidad que tuvieron algunos de ellos por los temas políticos y de voga. Ellos afinan que fue una simple reunión de amigos, pero los comensales de las mesas de al lado, estaban seguros que maquinaban un nuevo plan.

Fue una ‘cónclave’ mañanera del llamado ‘Cártel’ de la UACJ, que seguramente estará extrañando la relación de poder que mantuvo con el gobierno del exmandatario prófugo de Chihuahua, César Duarte.

Los exrectores René Franco; Carlos Silveyra; Javier Sánchez Carlos; Jorge Quintana y Enrique Villarreal, añoran las relaciones de la Buona vita con el César-Gobernador.

 

“Adversarios, nunca enemigos” /

Juan José González Méndez, hijo de Juan José González Espinoza, el exdiputado y más insigne político que estuvo siempre a la sombra del empresario y expresidente municipal, Manuel Quevedo Reyes, recibió ayer innumerables muestras de apoyo y solidaridad por la partida de su vástago.

Juan José González hijo debió haber cumplido el pasado martes 54 años de edad, pero ayer, fue velado y cremado en una capilla de la localidad.

Impresionante fueron las muestras del afecto y el respeto que le guardan muchos políticos, de todos los colores y sabores a Juan José González padre.

Desfilaron por allí, además de familiares, empresarios y amigos de la charrería de Juan José hijo, los políticos que siempre han estado en el ‘ajo’ de la grilla: Aurelio Licón Baca; Víctor Valencia de los Santos; Omar Bazán Flores; Raúl de León Anzures; Guillermo Mendoza; Héctor Carreón; José Luis Canales de la Vega; Lorenzo ‘El Chato’ González; Jorge García Acosta; Santiago Nieto Sandoval; Carlos Morales Villalobos; Fernando Martínez; Alma Yolanda Morales; Enrique Serrano Escobar y Miguel Ángel Calderón, entre muchos otros.

El amigo Juan José González Espinoza estuvo por muchas horas inamovible en la primera banca de la capilla donde estaba el féretro que resguardaba el cuerpo de su hijo.

Y allí en corto, y con una voz apenas audible, el hombre al que le extendí el pésame y el abrazo solidario, confesó que en política jamás tuvo enemigos, sino solamente adversarios.

Y muchos de los amigos y también adversarios habían llegado allí, para solidarizarse con el amigo y político que ayer recibió el cariño y el corazón de todos ellos.

Hasta ya tarde, casi de noche, no supimos si había llegado del Oeste de los Estados Unidos, Manuel Quevedo Reyes, amigo de siempre de Juan José González.

Descansa en paz Juan José González Méndez, a quien este periodista conoció en la campaña política de su padre en 1992. Las elecciones que se robó para entregarlas a la oposición, en la llamada “democracia de México”, el expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Comentarios: [email protected]

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.