Los morenistas preparan una controversia constitucional, y posiblemente hasta una protesta en San Lázaro por el presunto abuso de poder y los apetitos del gobernador de Chihuahua, que quiere maniatar al Poder Legislativo en la entidad…

TORRE FUERTE

*‘Brutal’ intromisión del  gobernador

*Vivebus: opacidad y corrupción

* Líderes del SUTM en la ‘mira’

* Que se dejó cai el alcalde con el Julión

‘Brutal’ intromisión del  gobernador /

Sin parangón la ‘brutal intromisión del gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado que de un manotazo, a través de una declaratoria publicada el pasado sábado 14 de septiembre en el Periódico Oficial del Estado (POE) –la víspera de los festejos de ‘Independencia’ de México-, intentó retomar el control político del Congreso del Estado tras la crisis que desde hace días se vive al interior del poder legislativo.

Los morenistas preparan una controversia constitucional, y posiblemente hasta una protesta en San Lázaro por el presunto abuso de poder y los apetitos del gobernador de Chihuahua, que quiere maniatar al Poder Legislativo en la entidad.

La operación política de hace dos semanas, que dejó fuera a Morena para conducir la presidencia del Congreso y que impuso al diputado ‘priista’ del Partido Nueva Alianza, René Frías Bencomo, también se le endosa al poder Ejecutivo, como parte de dos actos correlacionados que han provocado reacciones entre los diputados de los diferentes partidos políticos.

Pero el pasado sábado el mandatario estatal no pudo ser más burdo. Autorizó la publicación de que la Junta de Coordinación Política está bajo la batuta del diputado panista, Fernando Álvarez Monje, cuando ya todo mundo sabía que la Jucopo está en manos del diputado estatal del Partido del Trabajo (PT), Rubén Aguilar Jiménez, que fue impulsado por el apoyo de las bancadas de Morena, del PRI y del partido Verde Ecologista de México.

Un exabrupto innecesario del gobernador de Chihuahua que exhibe su arrebato político y su forma de conducción para imponer al diputado de su partido en un poder legislativo que en el papel -pero sólo en el papel-, es independiente y autónomo. En la praxis política de Chihuahua sigue atado y está sujeto a las decisiones del Poder Ejecutivo.

La intromisión es ‘brutal’ y da pie para que los diputados del partido de Morena exijan y pidan en San Lázaro allá en la capital del país, espacio en la tribuna de la Cámara de Diputados para protestar en contra la intromisión de un gobernador que cuando pierde, arrebata.

La aparición en redes sociales de la publicación del decreto del Ejecutivo, respaldando al diputado Fernando Álvarez Monje como el legislador que preside el órgano legislativo fue un puntillazo a todos los diputados de los partidos que se debaten en medio de una crisis ante la reacción del poder en el estado de Chihuahua.

Una “grave ilegalidad” exhibida en el Periódico Oficial del Estado, dijo el diputado y líder de la bancada de Morena, Miguel Ángel Colunga Martínez.

El partido de Andrés Manuel López Obrador va por la figura de la controversia constitucional y presume de entrada, otra derrota política del gobernador en los tribunales.

La defensa a ultranza del PAN a favor del grupo de diputados del desaparecido Partido Encuentro Social (PES, cuyo partido perdió su registro, pero que sigue manejándose como ‘grupo parlamentario’ al interior del Congreso del Estado, a pesar del fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal (TEPJF), inadmisible en medio de los estertores que sacuden la sexagésima sexta legislatura.

El clímax y el enojo es tal en el Congreso de Chihuahua, que los diputados de oposición al gobernador de Chihuahua podrían tomar de un momento a otro el edificio del poder legislativo, como protesta por la intromisión del gobernador Javier Corral en los asuntos que le competen única y exclusivamente al Congreso.

Los panistas en el Congreso de Chihuahua mantienen el féretro del PES en el poder legislativo en un intento por mantener el poder sobre las decisiones de la Junta de Coordinación Parlamentaria, que a su vez, inciden de muchas maneras en el control político y administrativo del Congreso en la capital del estado.

No hay mejor muestra de la intromisión hecha por el gobernador que lo ocurrido el pasado sábado con la publicación del decreto en el Periódico Oficial donde le da su respaldo como presidente de la Jucopo a Fernando Álvarez Monje.

Para el PAN en el Congreso, la pérdida de registro del PES no implicaba la disolución del grupo parlamentario y la sentencia del Tribunal, dicen, no afectaba la conformación de grupos parlamentarios. Bueno eso dijo públicamente el diputado y líder de la bancada panista.

 

Vivebus: opacidad y corrupción /

Hace poco más de un año, el pasado 2 de agosto de 2018 para ser exactos publicamos en Torre Fuerte, en la columna intitulada ‘El precio del silencio’, el papelón de opacidad y corrupción al interior del sistema de transporte Vivebus, al cual el gobierno de Chihuahua, por complicidad o alianza, no le quiere entrar para aclarar toda la podredumbre y corrupción.

Hoy el sistema de transporte Vivebus sigue en picada, en ingresos y en movilidad y servicio, con datos que hace un par de días documentó El Diario, de una baja de 1.8 millones de viajes en un año, y todo apunta a la permisividad de la corrupción al interior del sistema INTRA, donde el administrador principal y presidente del Consejo de Administración, de nombre Raúl Rodríguez Santillanes sigue absorbiendo, cual vil ‘huachicolero’, millones de pesos que inciden en el desplome del servicio y la calidad de transporte.

Son 18 millones de pesos en presuntas pérdidas por año, pero curiosamente el mismo monto de recursos por el cual existen denuncias sobre irregularidades y malos manejos financieros en la Secretaria de la Función Pública a nivel estatal, que se atribuyen al director de Vivebús y otrora funcionario de servicios públicos en el gobierno municipal de Juárez.

Juan Carlos Saldívar uno de los 27 concesionarios del llamado ahora ‘Ecovivebús’, documentó ante esa dependencia y ante los representantes del gobernador de Chihuahua, en su momento Ramón Galindo Noriega y ahora Mario Dena Torres, y con pruebas en la mano, las múltiples ‘fugas’ e irregularidades en el manejo administrativo del sistema de transporte, que por igual, tuvieron la complicidad y responsabilidad administrativa del secretario técnico del gobierno del estado, José María Fernández Sigala.

En medio de esas condiciones de presunta corrupción y opacidad financiera, el gobierno intenta montar el proyecto de las Rutas Troncal 1 y Troncal 2.

El desplome del servicio de transporte ha sido tal, que las fallas en los camiones por falta de mantenimiento y la caída de ingresos, además de la ‘competencia’, ha provocado colateralmente también la pérdida de un ‘atractivo’ en el sistema de transporte que se puso en marcha en la administración estatal del exgobenador de Chihuahua, César Duarte.

El gobernador Javier Corral Jurado no ha movido un solo dedo en las investigaciones, y al parecer no tiene la menor intención de castigar a los funcionarios de Intra y del gobierno de Chihuahua que son responsables en Vivebús.

El secretario técnico del gobierno en Vivebus, José María Fernández Sigala gana cerca de un millón de pesos al año como parte del Fideicomiso que administra INTRA. Es empleado de Raúl Rodríguez, pero también cobra como burócrata del gobernador Javier Corral. No le va mal, y sólo por dejar hacer, dejar pasar.

El acuerdo 30/2013 del sistema de transporte Vivebús, establece que ni el secretario técnico, ni el comisario del Fideicomiso tendrán remuneración alguna, pero en los hechos, la complicidad y la colusión es total con quienes manejan el poder y el dinero.

 

Líder del SUTM en la ‘mira’/

Quién sabe si hay el verdadero ánimo de demostrar presunta responsabilidad en las denuncias del pasado, en viejas carpetas de investigación en la Fiscalía General del Estado (FGE) que apuntan sobre la cabeza del nuevo y recién electo Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores del Municipio (SUTM) o se trata de una simple travesura del alguien en el gobierno.

Pero los que saben, afirman que el gobierno de Armando Cabada prepara un buen calambre con sus abogados para buscar inhabilitar al dirigente sindical, Arturo Silvadoray Lícera, sobre quien penden investigaciones sobre presunto acoso sexual.

Es decir que en el gobierno municipal no se van a quedar con los brazos cruzados tras la derrota política con el candidato de planilla verde, y dicen que las acciones serán de corte legal, donde ahora sí, aseguran que Alberto Guzmán, a quien responsabilizan de la mala operación política, tiene sobrada experiencia y capacidad para ajustarle cuentas a Silvadoray.

Pretenden ‘vender’ cara su derrota política tras la elección de la mesa directiva del SUTM que hace apenas unos días demostró la fuerza laboral en apoyo a la planilla de la ‘continuidad’.

Está claro que no habrá impugnación y de ello se han encargado de decirlo públicamente los contendientes y derrotados aspirantes a la dirigencia sindical, Eduardo Carrera y Eduardo Corral, pero el cobro de la factura llegará por otro lado. Eso es lo que al menos se escucha en los pasillos de la alcaldía.

Arturo Silvadoray tiene también abogado, y no es un jurista cualquiera. Se trata de Sergio Conde Varela, exsecretario del Ayuntamiento con Francisco Barrio, y amigo de muchos otros exalcaldes priistas.

Las apuestas son bienvenidas.

 

Que se dejó cai el alcalde con el Julión /

Si el cantante Julión Álvarez fuera factor ‘clave’ en la popularidad y en asuntos que tienen que ver con la política, el alcalde del gobierno independiente Armando Cabada Alvídrez tendría un pie en el estribo del gobierno estatal. Pero las cosas de la política no son así.

La noche de ayer el presidente municipal tuvo a la mayor masa de gente nunca antes vista ni lograda en sus tres años de gobierno. Fueron miles los que acudieron a ver al Julión.

El cantante Julión Álvarez salió al escenario para cantarle a miles de  juarenses que se desbordaron a lo largo de toda la heroico Colegio Militar. Fue impresionante.

El cantante cerro con ‘broche de oro’ la celebración de aniversario del Grito de Independencia, cuyo acto protocolario fue presidido por Armando Cabada.

Hubo aclamación y euforia por Julión Álvarez, y al presidente le rozó algo de la momentánea gloria y vanidad que cobija a las estrella de los escenarios.

Comentarios: [email protected]

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.