Seis suspirantes, más que precandidatos, buscan la ‘gloria’ de la mano del partido de Andrés Manuel López Obrador, que indiscutiblemente seguirá jalando votos en las elecciones de 2021, pero que obviamente no será el partido ‘aplanadora’ de 2018…

TORRE FUERTE

*2021: lista ampliada de los precandidatos

* Hospitales abandonados: impunidad y vacío

*Partidos a transparentar gastos y sueldos

*Emilio García Ruiz, ‘carnita’ para los diputados locales

 

2021: lista ampliada de los precandidatos /

La especulación en torno a la lista de los políticos y hasta ciudadanos que han levantado la mano y que quieren buscar una rendija para colarse en la fila de los ‘suspirantes’ al gobierno de Chihuahua bien podría llegar a medio centenar de precandidatos, y aquí anotamos a solo algunos de ellos, que en el andamiaje de sus posibilidades y relaciones aparecen en el entramado político de la sucesión Chihuahua 2021.

Se anotan por Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, los senadores Cruz Pérez Cuéllar y Bertha Caraveo, al ‘Súperdelegado’ del gobierno federal, Juan Carlos Loera de la Rosa, y se anotan al margen, por aquello de alguna sorpresa mayúscula, la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, la hija de Bertha Luján, Rafael Espino y hasta el ciudadano y médico pediatra, Alejandro Díaz Villalobos.

Seis suspirantes, más que precandidatos, buscan la ‘gloria’ de la mano del partido de Andrés Manuel López Obrador, que indiscutiblemente seguirá jalando votos en las elecciones de 2021, pero que obviamente no será el partido ‘aplanadora’ de 2018. De todas formas, por ahora, la ventaja de Morena es abismal en torno a los otros partidos políticos en Chihuahua.

Por el PRI, están anotados, casi en automático, la jefa de operación política de ese partido a nivel nacional, Graciela Ortiz González que es buena operadora político-electoral, pero que es malita como candidata. Basta ver el historial de participación de la flamante política chihuahuense que tiene en su palmarés posiciones en el Congreso, a los que ha llegado por la vía de la representación proporcional.

Otra mujer que está con toda la posibilidad de resurgir, con capital propio y con relaciones en el centro del poder político es la ex senadora Lilia Merodio Reza, que hace tiempo fue la más férrea opositora a la llegada del actual líder y dirigente del PRI, Omar Bazán Flores, y quien de inicio, tendría que quitarse de encima algunos obstáculos en la disputa interna en el partido que ahora lidera Alejandro Moreno, mejor conocido como ‘Alito’, y cuya presidencia, hasta ahora, ha sido pobre y gris en el entorno nacional.

Otro precandidato y aspirante del PRI es el exdiputado federal, es Alejandro Cano Ricaud, una de las últimas cartas que se juega el exgobernador de Chihuahua, Reyes Baeza Terrazas, en su intento por volver a la competencia de los liderazgos al interior de ese partido político, y otro de los personajes, que por cierto, se mantiene a distancia del actual líder estatal del priismo en Chihuahua.

El cuarto suspirante en el PRI es el propio diputado Omar Bazán, mejor conocido entre los colegas de la capital como el diputado ‘gandalla’, que ha mostrado habilidades en el concierto de las participaciones en el Congreso del Estado, pero que tiene el monumental reto, antes de aspirar a ser candidato a la gubernatura o a la misma alcaldía de Chihuahua, como segunda opción, a recomponer el destrozado partidazo.

El quinto es el dos veces exalcalde de Juárez, Héctor ‘Teto’ Murguía, a quien ya convencen, tras la penosa pérdida de su hija, de regresar al estadio de la política, porque dicen que es de los pocos que tienen ‘tamaños’ y pueden poner orden en el estado de Chihuahua.

El sexto es el exdiputado federal, Tony Meléndez. No es, pero parece broma.

Al cantante del grupo ‘Primavera’ le gustó este rollo del poder político, y un grupo al interior del PRI lo promueve como aspirante a la candidatura al gobierno de Chihuahua. Y a decir verdad, todo hace pensar que el ‘foco’ verdadero de Tony, no es la candidatura al gobierno de Chihuahua, sino a la alcaldía de la capital. Es de los que le tiran arriba pa’caer abajo.

Entre el PRI y Morena ya suman doce los tiradores a la candidatura del gobierno de Chihuahua.

En el PAN, y gracias a la disputa que se traen desde hace buen tiempo el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado y la alcaldesa María Eugenia Campos, que se han disputado palmo a palmo el poder desde el Congreso del Estado en la anterior legislatura, la sexagésima quinta, hasta las posiciones dentro y fuera del partido político, reina el caos.

Dicen que hasta el exdiputado Luis Fernando Mesta, actual secretario general de gobierno quiere ser.

Pero ya, hablando en serio, Maru Campos mantiene pese al descalabro político del proyecto de alumbrado ‘Iluminemos Chihuahua’ ventaja al interior del PAN.

Si fuera por la vía democrática María Eugenia Campos seria la candidata, pero si viene la mano de la imposición del gobernador, será el senador Gustavo Madero Muñoz, el candidato del PAN.

A Fernando Álvarez Monje, otro de los disciplinados alfiles del Corralismo difícilmente le alcanzaría los bonos para una candidatura, pero podría dar la sorpresa, no para la gubernatura, sino por la alcaldía de Chihuahua. Es de los que también apuntan arriba para caer abajo.

Cuatro los que levantan la mano en el partido de Manuel Gómez Morín.

En la lista de los independientes se apuntan los alcaldes de Parral y de Juárez Alfredo ‘Lozoya’ Santillán y Armando Cabada Alvídrez, respectivamente, que de acuerdo a los conocedores de los movimientos políticos, serian parte del Plan ‘B’ del gobernador. Y con ello el panismo de Javier Corral –no de la militancia autentica-, tendría también a su ‘six’ de tiradores en la sucesión al gobierno de Chihuahua.

Suman ya 18 los suspirantes en la lista de los tres partidos políticos, incluidos los independientes.

Hay otro grupo de ‘soñadores’ en el andamiaje de la grilla que buscan resurgir, pero cuyas posibilidades de competencia para la grande son realmente nulas.

Y allí aparecen los exalcaldes Marco Adán Quezada (PRI) y Juan Blanco (PAN), el exdiputado local Polo Canizales (PRI), la exdiputada Lilia Aguilar (PT), el alcalde de Cuauhtémoc, Carlos Tena Nevárez (Morena) y el titular de Desarrollo Social e el gobierno de Chihuahua, Víctor Manuel Quintana Silveyra.

Todos ellos forman parte de los cuatro diferentes grupos que quieren aparecer en la sucesión de Chihuahua 2021, cuando se hará la renovación de los poderes en la entidad.

Lo interesante, es que ocho de los 24 mencionados como aspirantes, incluyendo algunos priistas, panistas, morenistas e independientes, tienen documentadas ligas con el exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, que seguramente los pondrá en serio predicamento, pero eso, es materia par otra entrega de Torre Fuerte.

 

Hospitales abandonados: impunidad y vacío /

Ahora que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha dicho una vez más, que el gobierno federal entrará al rescate de los hospitales abandonados en Ciudad Juárez, donde se presume que los secuaces del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, hicieron gran transa con las construcciones, no estaría nada mal que el gobernador vaya desempolvando nuevos expedientes ‘X’.

Siguen ‘vivitos’ y coleando, y hasta presumiendo que no tienen ‘pecado’, el exsubsecretario de Obras Públicas en la frontera norte, Everardo Medina y el exdirector de Salud, Pedro Hernández, entre muchos otros funcionarios de primero y segundo nivel que fueron coparticipes del atraco financiero en el estado de Chihuahua. Y sino que se lo pregunten al testigo ‘favorito’, digo protegido del gobernador Javier Corral: Jaime Herrera Corral.

Nadie mejor que Jaimito para dar ‘santo y seña de las transas y la colosal corrupción en la que participó Everardo Medina con todo el paquete de obras públicas que fueron ejecutadas en Ciudad Juárez y en Chihuahua.

Las obras ‘cumbre’ del Duartismo: La Ciudad Judicial y el estadio ‘Juárez Vive’, amén del propio edificio administrativo del gobierno de Chihuahua, comprado al finado exalcalde de Juárez, Jaime Bermúdez Cuarón, adolece de muchas fallas en su estructura, por la irresponsabilidad del ingeniero Everardo Medina.

Y Medina junto con Pedro Hernández, regresando al tema de los hospitales y de la salud, retomado por el presidente en su reciente visita a Juárez, obligan a que el gobernador de Chihuahua en una acción paralela, le ponga de una vez por todas el cascabel al gato, en el mar de impunidad que rodea al programa de Justicia por Chihuahua.

Los verdaderos culpables siguen libres, gracias a que nos cuentan, que han desembolsado muchos billetes al gobierno y a la Fiscalía, y no pocos inocentes, están bajo un proceso injusto. La ironía de la vida.

El pasado mes de diciembre de 2019 se cumplieron cinco años, de que las obras fueran puestas en marcha en el gobierno de César Duarte, y en la que se ‘invirtieron’ no menos de 350 millones de pesos en la primera etapa de las obras que quedaron sin concluir, y por la presumible falta de recursos.

En los años siguientes de 2015 y 2016, los políticos responsables se hicieron ‘ojo de hormiga’ y se olvidaron todos, absolutamente todos, de las obras en ejecución. La segunda etapa de las obras jamás llegó, y todos se concentraron en la sucesión política de 2016, que en el juego de las posibilidades, tenía al candidato del PRI, Enrique Serrano Escobar, al seguro y virtual ganador de la elección. No fue así.

Los ciudadanos le cobraron la factura política al gobernador de Chihuahua, César Duarte.

Desde entonces la indolencia en relación con las obras de los hospitales y la salud es total, y los responsables, siguen libres y gozando de la vida.

 

Partidos a transparentar gastos y sueldos /

Ayer el Congreso hizo un exhorto para que las dirigencias nacionales y locales de los partidos políticos con registro en Chihuahua cumplan con las obligaciones en materia de transparencia y pone énfasis a los gastos por concepto de remuneraciones que perciben los integrantes de los comités directivos estatales.

La diputada chihuahuita, Blanca Gámez fue quien presentó el punto de acuerdo, y fue avalada por los diputados del PRI y de Movimiento Ciudadano.

Salió a la palestra que en la dirigencia estatal de Morena, Martin Chaparro, los números no cuadran con respecto al sueldo de 30 mil pesos mensuales que tiene en ese partido político.

“En el caso de Chihuahua se observa una clara violación por parte del Comité Estatal de ese partido y su presidente Martín Chaparro, quien dice percibir 30 mil pesos, lo cual no concuerda con la información que aparece en el portal de transparencia”, agregó la legisladora.

Pero será de fácil revire para el morenista y los diputados de su partido que podrían exigirle a la dirigencia estatal del partido de la legisladora Blanca Gámez, que por igual, pongan en orden y equidad el reparto de los presupuestos.

Una llamada al presidente del comité municipal del PAN en Juárez, Joob Quintín Flores, bastaría para conocer también de la transparencia y la distribución de los dineros.

La queja en 2019 en el PAN de oposición al PAN de Javier Corral, fue la inequitativa distribución de los dineros, que en Ciudad Juárez apenas alcanzó   para poco más de 2 míseros millones de pesos, mientras que en Chihuahua capital la dirigente estatal Rocío Reza Gallegos mangoneó a favor del PAN en aquella ciudad un presupuesto de muchos millones de pesos, como parte de presupuesto de 50 millones de pesos.

Se hablaba de recursos mezclados para entregarlos a los diferentes comités del PAN en todo Chihuahua, pero a Ciudad Juárez llegó muy poco dinero, mientras que en la capital los directivos tienen unos sueldazos que superan incluso algunos del gobierno. Pregúntenle a doña Rocío Reza.

Es posible que dona Blanquita haya escupido pa’rriba, porque en el PAN, eso de los presupuestos tampoco no cuadran en el sistema de la distribución y mucho menos en la repartición de salarios.

Y si se deben transparentar tabuladores de remuneraciones y sueldos que algunos perciben en los partidos, el PAN podría ser el primero en transparentar el manejo de los dineros, aunque no sean recursos nacionales. Al fin y al cabo, los partidos son entes públicos y están obligados a dar cuentas.

 

Emilio García Ruiz, ‘carnita’ para los diputados locales /

Después de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador declaró ayer en la mañanera que es “gravísimo” que el ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Genaro García Luna, haya estado al servicio de una de las bandas criminales en el país, los chihuahuenses podemos replantearle la pregunta al Jefe del Ejecutivo, relacionada con el nuevo invitado al gobierno de Javier Corral: Emilio García Ruiz.

Este hombre también fungió como ‘brazo derecho’ de García Luna, y fue pieza fundamental, por el encargo que tenía en materia de inteligencia en la estructura de la Secretaria de Seguridad Pública Federal (SSPF), de los miles de asesinatos que fueron cometidos en Ciudad Juárez.

Ni modo que no estuviera al tanto de lo que ocurría en el concierto de los intereses del crimen a nivel nacional y de su responsabilidad como subalterno de Genaro García Luna, ese funcionario que sigue siendo lapidado por el gobierno y por el propio presidente de México.

Hay escozor entre la gente de la ‘4T’ por la posición que mantenía García Luna como miembro del gabinete en seguridad y como miembro o enlace con el Cártel de Sinaloa.

En su reciente visita a Ciudad Juárez, el presidente López Obrador prometió una investigación por parte de la Fiscalía General de la Republica (FGR) y la Unidad de Inteligencia Financiera, cuando fue cuestionado en torno al jefe policiaco de Genaro García Luna para Chihuahua, y dejó en stand by, la situación y presumible vinculación de Emilio García Ruiz.

Ciertamente López Obrador tiene razón, no es un asunto político, es un asunto relacionado con las actividades del crimen. Lo mismo que se le podría plantear para cuestionar la llegada y participación del nuevo titular de la todavía inexistente secretaria estatal de seguridad publica en Chihuahua.

El caso local de Emilio García Ruiz tampoco es un “invento”, y su asociación laboral en la estructura policiaca de Genero García Luna, sigue generando  mucho ruido. Es carnita para los diputados locales. ¿Querrán entrarle?…

Comentarios: [email protected]   

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.