El resultado de la elección del domingo anterior tiene dos caras: la del triunfo político y la conquista de dos gubernaturas (Puebla y BC), que fortalecerían a Yeidckol Polevsnky, o la lectura de una derrota política, entre los interesados en…

TORRE FUERTE

*El futuro de Yeidckol Polevnsky

*Morena a la alza en las preferencias

*CCE pediría renuncia de Barragán

* Quieren la cabeza de Arturo Meraz

El futuro de Yeidckol Polevnsky /

En morena la ambición de poder político y el surgimiento de liderazgos mesiánicos por parte de algunos de sus integrantes empieza a rebasar a la dirigencia nacional en la coyuntura de los resultados obtenidos en la elección del pasado domingo.

Ya algunos militantes han pedido la renuncia de la presidenta Yeidckol Polevnsky Gurwitz, a quien, a pesar de haber sumado dos gubernaturas a la nomenclatura de Morena, no le perdonan los malos resultados en Durango, Tamaulipas y Aguascalientes.

Los enterados aseguran que se trata de ‘fuego amigo’ en la coyuntura de los resultados, pero muchos otros aseguran que forma parte del plan de salida de la dirigente nacional, que tendría que renunciar para facilitar el proceso de sucesión para la elección de la nueva dirigencia nacional y de los liderazgos estatales de morena.

Un mar de conjeturas se ha tejido sobre el futuro inmediato de la presidenta nacional de morena, que incluso hay quienes ya la ubican como próxima embajadora de México en China, y otros más, aseguran que tendría un relevante cargo en la estructura del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La aparente y súbita presencia de Bertha Luján, la chihuahuense que por muchos años ha dedicado trabajo al lado del proyecto de AMLO, incluso desde antes de que llegara al poder como gobernador en la Ciudad de México, tiene que ver con la pugna soterrada por el control del partido desde la capital del país.

Aquí en Chihuahua, pero particularmente en Ciudad Juárez, el doctor Temo Cervantes, el hijo del ex rector Alfredo Cervantes García, fue de los primeros que por allá de los finales de febrero y de principios de marzo, se enteró de la estrategia que pondría a Luján en la jugada y en la probabilidad de buscar y asumir la dirigencia nacional de Morena.

Del resto empiezan a encargarse los propios militantes de ese partido, que ya piden la renuncia inmediata de Yeidckol Polevnsky, no sólo por los malos resultados, que dicen obtuvo en las entidades donde no ganó Morena, sino para facilitar y dar transparencia al proceso interno para la elección de la nueva dirigencia nacional de ese partido.

El resultado de la elección del domingo anterior tiene dos caras: la del triunfo político y la conquista de dos gubernaturas (Puebla y BC), que fortalecerían a Yeidckol Polevsnky, o la lectura de una derrota política, entre los interesados en aprovechar la coyuntura y los resultados para exigirle al presidente de México y el verdadero líder de morena, a que facilite los movimientos en “aras de la unidad”.

Rojas Díaz Durán, que es uno de los militantes con mayor influencia política, asegura que el partido fue el que perdió más base electoral en estos comicios que se celebraron en seis estados.

Comentó que mientras que Morena en 2018 consiguió en esas entidades donde perdió 4 millones 511 mil 536 votos, ayer sólo obtuvo en total un millón 567 mil 028 votos. Y de acuerdo a las cifras presentadas por el morenista, se perdieron cerca de 2 millones 944 mil electores, lo que representa el 65% menos de la votación.

Suficiente, dicen, para exigir la salida de Yeidckol Polevnsky de la presidencia de Morena.

Los mesiánicos morenistas ‘se cortan las venas’, y hablan de un “desastre electoral” en los resultados obtenidos por ese partido.

«Pasaron por encima de nosotros, ante la complacencia y displicencia de nuestra dirigente nacional, Yeidckol Polevnsky, quien debe explicar sus inexplicables decisiones que nos llevaron a obtener estos pésimos números Electorales», comentó Díaz Durán.

 

Morena a la alza en las preferencias /

Los resultados electorales y las victorias de Morena en Puebla y Baja California, acercaron al partido del Presidente, Andrés Manuel López Obrador a dos gubernaturas de diferencia del PAN y a cinco de distancia del otrora invencible Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien lidera el número de entidades gobernadas en México con 12.

Dos gubernaturas más están en manos del PRD y otras dos más, la de Nuevo León y Jalisco con los Independientes.

Pero con todo, Morena que sigue a la alza en las preferencias de todos los mexicanos tras la sorprendente victoria y arrastre de las elecciones federales de 2018, ocupa realmente la segunda posición sobre la masa gobernada en el país, apenas por debajo del PRI y muy por encima del Partido Acción Nacional.

La nueva composición geográfica del poder político en el país, tiende cada vez más a la división y a la diferencia que mantiene la población en torno a sus afinidades políticas.

En pocas palabras, el PRI mantiene su hegemonía en el 35.5 por ciento de la población votante con 42 millones 482 mil 715 votos, por encima del PAN, que tiene control sobre el 18.3 por ciento de los electores con una masa votante de 21 millones 947 mil 873 personas, y a cuyo bloque se ha sumado el partido de Morena, que, literalmente, en un abrir y cerrar de ojos, se ha logrado consolidar como la tercera fuerza con el 30.15% y el dominio sobre una base votante de 36 millones 32 mil 789.

Ya Morena tiene en su poder, los estados de Baja California; Chiapas; Ciudad de México; Morelos; Puebla; Tabasco y Veracruz, y las expectativas de triunfo, de cara a las elecciones que vivirán varias entidades en 2021, entre otras el estado de Chihuahua, son altas. En dos años, el partido de AMLO puede darle la voltereta a la cifra de entidades gobernadas y por consecuencia seguirá sumando a miles y millones de simpatizantes y militantes.

Los datos son fríos. Tanto el PRI como el PAN tendrán que hacer de tripas corazón para recuperar la credibilidad y el número de militantes porque, más allá de cualquier percepción sobre los altibajos y las críticas sobre el desempeño de AMLO en el poder, la realidad sobre las preferencias políticas dice otra cosa.

Los colores guindas de Morena empiezan a cubrir poco a poco las entidades azules y rojas a lo largo y ancho del país.

Morena se llevó las gubernaturas de Baja California y Puebla, y obtuvo también el congreso local de Quintana Roo. Pero también tuvo tropiezos en Durango, Aguascalientes y Tamaulipas, donde los lugareños no digieren todavía el trabajo político y el nuevo gobierno de la 4ª transformación de México.

El PAN sigue respirando en Durango y en Tamaulipas, y los triunfos un ‘oasis’ en medio del desierto y de los problemas internos y las fracturas surgidas tras la derrota de las elecciones federales en 2018.

CCE pediría la renuncia de Barragán /

Se supone que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Ciudad Juárez pedirá la renuncia del arquitecto Salvador Barragán Flores al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, tras el altercado violento y del que fue víctima el empresario del transporte, Manuel Sotelo Suárez.

Cuando menos desde el pasado viernes se habló sobre la decisión que tomaría el Consejo Coordinador Empresarial, cuyo órgano del sector privado, por distintas ocasiones y épocas ha presidido el presidente de la Asociación de Transportistas de Ciudad Juárez.

Pero por lo pronto quien ha saltado en defensa de su agremiado y lider en la frontera es la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), quien incluso publicó ayer un desplegado firmado por su presidente, Enrique A. González Muñoz en el que denuncia ante el gobernador Javier Corral Jurado que el arquitecto Salvador Barragán Flores, funcionario de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Gobierno del Estado, mostró un “comportamiento violento, conduciéndose con una actitud agresiva, inapropiada e inaceptable con sus interlocutores”.

El texto hace referencia a Manuel Sotelo, con amplia trayectoria en el sector del autotransporte y un hombre que ha participado en el desarrollo económico de la región.

Habrá que esperar la reacción en lo individual de los presidentes de las Cámaras de Comercio, de la Industria, de INDEX y de otras que por igual forman parte del Consejo Coordinador Empresarial, para saber si están del lado de Manuel Sotelo o de plano están del lado de los intereses del ex presidente municipal, Gustavo Elizondo Aguilar, el mero responsable de Obras Públicas y de la cartera de los proyectos de obra a ejecutar para Ciudad Juárez.

En el fondo, los empresarios juarenses estarían al lado de Alejandra de la Vega Arizpe, que por igual representa los intereses del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y del ex alcalde y ahora secretario estatal de obras públicas.

En una nada, los empresarios, muchos de ellos oportunistas le voltean la espalda al presidente de los transportistas. Es decir, es ir con Manuel Sotelo y estar en contra de Alejandra de la Vega. Más clara no puede ser la lectura política.

Quieren la cabeza de Arturo Meraz /

Donde también hay vientos ‘huracanados’, dirían por allí, es en el seno del Instituto Estatal Electoral (IEE), en donde topó la iniciativa ciudadana de ‘revocación de mandato’.

Ahora van sobre la cabeza de Arturo Meraz, quien es el consejero presidente del IEE y las mismas gentes que promovieron la solicitud de revocación, aseguran que Meraz violentó los principios de imparcialidad e incurrió también, en indiscreción y en un abierto conflicto de interés.

La iniciativa ciudadana que promueve la revocación de mandato contra el gobernador Javier Corral Jurado solicitará ante el Tribunal Estatal Electoral (TEE) la destitución del presidente consejero Instituto Estatal electoral, difundió ayer en su sitio digital el periódico Norte de Ciudad Juárez.

Óscar Humberto González Aguirre, el ciudadano y empresario que promovió el recurso de revocación de mandato, basado en la Ley de Participación Ciudadana que promulgó el mismo gobernador Corral en junio del año pasado, dijo que tiene contemplado solicitar ante el máximo órgano electoral estatal la destitución del consejero presidente del IEE, Arturo Meraz González.

“El señor mostró una conducta poco profesional que no estuvo a la altura de un consejero presidente del IEE respecto a temas jurídico-electorales, al declarar públicamente, antes de la resolución final del mismo instituto que preside, que al gobernador Corral no se le podía aplicar la revocación de mandato vigente desde junio de 2018, porque él fue electo en 2016”, mencionó Óscar Humberto González Aguirre.

No se impugna el resultado de una elección, sino el actuar del jefe del Ejecutivo, dijo el empresario.

Comentó que los consejeros del IEE basaron su decisión de rechazar la solicitud para celebrar el plebiscito revocatorio, orientados en una acción que nada tiene que ver con el motivo de la petición.

Es decir, según la información difundida, la petición de revocación se basa en el incumplimiento del gobernador a sus promesas de campaña a medio año de su mandato, no en el resultado electoral del 2016, como lo hicieron notar los consejeros del IEE que rechazaron la solicitud de la consulta pública.

Ahora la pelota está en el campo de juego del Tribunal Estatal Electoral, quien deberá resolver si el acuerdo del Instituto Estatal Electoral de rechazar el plebiscito estuvo basado en los términos legales, o si debe continuar el procedimiento para pedir la destitución del gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Comentarios: [email protected] [email protected]

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.