Se han reducido en automático, aunque no cancelado, las posibilidades matemáticas del alcalde Armando Cabada a la candidatura del gobierno de Chihuahua, y por consiguiente también los sueños del gobernador Javier Corral a la Presidencial…

TORRE FUERTE

*Armando y Javier, hacen números

*‘El Caballo’ sigue relinchando

*Yeidckol en sus últimos estertores

*Javier y Cruz, se juegan el ‘volado’

*El informe de Armando Cabada

 

Armando y Javier, saben que siguen ‘vivos’ /

Después de un convulsionado año, donde de nueva cuenta la seguridad escaló al top de la agenda política de todo el país -donde Chihuahua sigue siendo región ‘clave’ en el mapa delincuencial-, producto de las disputas del narcotráfico en las diferentes regiones de México, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado y el alcalde Armando Cabada Alvídrez han tenido que entregar las ‘canicas’ para comenzar, paradójicamente, el final de sus días en los gobiernos.

El fantasmal proyecto de seguridad que el gobernador Javier Corral Jurado, presentó hace unos cuantos meses en Ciudad Juárez al secretario de seguridad pública del gobierno de la 4T, Alfonso Durazo, ‘copia fiel’ de un proyecto similar en Escobedo, Nuevo León -antes de la llegada del ‘Bronco’ a esa entidad-, y el cual dio resultados para apaciguar la guerra de las bandas del crimen, sigue en el ‘limbo’.

Los dos hombres que mantienen aspiraciones y siguen en el tentadero político, uno en su anhelado proyecto de la Presidencia de México en 2024, y otro a la gubernatura de Chihuahua en 2021, han concedido al gobierno federal y a poderes fácticos, el control de la seguridad.

Deje usted carísimo lector los números, acciones, cuentas y ‘cuentos’ de los informes de gobierno y ponga en la palestra el verdadero problema de la inseguridad que de nueva cuenta –como ocurrió hace años-, ha vuelto a llenar las calles de sangre y plomo.

La llegada del comisionado federal, Raúl Ávila a Chihuahua no es para nada fortuita.

El exjefe de la policía estatal en los primeros años del gobierno de César Duarte Jáquez, que junto con el exfiscal Carlos Manuel Salas y el Teniente Coronel, Julián Leyzaola hicieron su aporte para lograr reducir los índices de violencia en Chihuahua entre 2010 y 2013, trae la encomienda de poner orden y meter en control a los descarriados grupos de la delincuencia que siguen disputándose la plaza más importante en el norte del país: Ciudad Juárez, conocida también en el argot del crimen como la llamada ‘joya’ de la corona.

Ávila llega bien recomendado por gente con conexiones con los mandos del gobierno de la 4T y llega para poner fin a la violencia y a las diferencias e ‘intereses’ de algunos jefes policiacos que siguen permitiendo la ‘lluvia’ de plomo.

Nos reportan que en cuestión de horas también se va Oscar Alberto Aparicio Avendaño, el comisionado estatal de la policía en Chihuahua.

Lo anterior por consecuencia ha reducido en automático, aunque no cancelado  -aclaramos-, las posibilidades matemáticas del alcalde Armando Cabada a la candidatura del gobierno de Chihuahua, y por consecuencia, también las del gobernador, Javier Corral Jurado, que concedieron poder, mucho poder a los ‘chicos malos’ en la frontera, en la capital y en diferentes puntos serranos vecinos a las entidades de Durango, Sinaloa y Sonora, donde se encuentra la verdadera e ‘intocable’ mata del narcotráfico.

Y en el marco del 3er informe de gobierno, donde el alcalde ha tenido que hacer ajustes y cambios en su administración, con la salida de Ricardo Realivázquez en seguridad y Marisela Vega Guerrero en Desarrollo Social, relegando incluso otros intereses en su gobierno, el camino a la candidatura se ha reducido. La perspectiva es ahora distinta.

Los que lo han tratado, cuentan que en los últimos días hasta el carácter le ha cambiado al presidente municipal de Juárez.

El gobernador y el alcalde hacen números y sacan sus cuentas, saben que siguen ‘vivos’ y eso cuenta.

El tema de la seguridad tiene su peso específico en política o en ‘narcopolitica’ como quiera llamarlo, y de nueva cuenta es tema ‘clave’ en los objetivos y prioridades de los gobiernos.

La llegada de Raúl Ávila, volvemos a decirlo, no es ‘fortuita’, el policía trae padrinos y de peso.

Y dicen que viene a poner orden entre la acelerada gente de la ‘línea’ y del Cartel de Juárez, del Grupo Sinaloa con los Salazares en la frontera de Chihuahua con Sonora, y de la raza de los Zetas, y de otros grupos e ‘independientes’ que se mueven a placer en la región.

 

‘El Caballo’ sigue relinchando /

El alcalde independiente de Parral, Alfredo ‘El Caballo’ Lozoya, otro de los tiradores a la candidatura al gobierno de Chihuahua está de pláceme.

Sigue presumiendo en las redes sociales la buena relación y trato con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral que allá en sus terruños durante el informe de gobierno se aventó la siguiente frasecita: “Vamos a seguir trabajando con el Caballo, para que siga relinchando más fuerte…”

El video (spot) difundido relacionado con el informe es contundente. Aparecen los ciudadanos diciendo “Este alcalde si trabaja y no roba”, “Estoy contenta porque pavimentaron mi calle y quedo muy bonita””, “estoy muy feliz porque aquí si hay instancias infantiles para mi” o “Porque nos pregunta que hacer (el alcalde) y lo hace”, “Este Parral esta chingón”, y al final la imagen del alcalde del Hidalgo del Parral, que asegura que “ahora saben porque en Parral estamos contentos, porque en Parral la gente gobierna”.

El Caballo que desde hace tiempo hizo pública su aspiración a la gubernatura sigue moviéndose en las diferentes regiones de la entidad.

Por ahora queda claro para muchos que el gobernador de Chihuahua, independientemente de sus filias partidistas, tiene opciones entre Armando Cabada y Alfredo Lozoya para el relevo en la silla de gobierno.

María Eugenia Campos Galván, la alcaldesa capitalina sigue fuera de la ‘cuadrilla’ del gobernador.

Y los que saben, aseguran que más allá de haber sido ‘coptada’ por el exgobernador priista de Chihuahua, César Duarte Jaquez, su relación cercana, muy cercana con el exsecretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral y muy personal con su iniciador y ahora secretario del Ayuntamiento, César Jáuregui Moreno, son algunas de las cosas que no ha logrado superar el gobernador Javier Corral. La trae atravesada.

El gobernador estuvo también ayer en la capital en el informe de la alcaldesa Maru Campos, pero sólo de mera cortesía y para cumplir con el protocolo de la invitación de la presidenta de la ciudad de Chihuahua y correligionaria de su partido político (PAN), y a cumplir con la exigente y ‘fina’ gente de los dineros de la capital del estado. No vaya ser que se vayan a infartar.

 

Yeidckol en sus últimos estertores /

La presidenta de Morena, Yeidckol Polevnski estuvo en Cuauhtémoc, en la tierra del alcalde Carlos Tena Nevárez y aprovechó su visita para sus últimos estertores, a unas cuantas semanas de la elección a la presidencia nacional de ese partido político.

Pateó a sus correligionarios de partido político, el ‘superdelegado’ del gobierno federal, Juan Carlos Loera de la Rosa, de quien dijo, que ni es parte de Morena como tampoco tiene ‘vela en el entierro’ en los asuntos internos partidistas de esa agrupación. Habrá de creerlo!…

Por igual le echó sus puyas al senador Cruz Pérez Cuellar, a quién le mandó el mensaje que debe seguirse como senador de morena, antes de aspirar a la candidatura al gobierno de Chihuahua.

Eso dijo la presidenta saliente de Morena en su visita y apoyo al informe del alcalde de Cuauhtémoc.

Lo comentamos hace algunos días aquí. En el centro del país todos dan por hecho que el ganador de la elección interna de Morena será el diputado federal y coordinador de la bancada en San Lázaro, Mario Delgado, por encima de la propia Yeidckol Polevnski y de la presidenta del Consejo Político Nacional de ese partido, Bertha Lujan Uranga.

De Yeidckol se rumora que va a la ‘devaluada’ Secretaría de Gobernación en lugar de Olga Sánchez, y de Bertha Luján, se habla de su incorporación  a la delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, donde le hará chamba política a la jefa y también aspirante a la candidatura presidencial de Morena en 2024, Claudia Sheinbaum.

 

Javier y Cruz, se juegan el ‘volado’ /

El exalcalde priísta y candidato externo de Morena a la presidencia municipal, Javier González Mocken y el senador de ese partido, Cruz Pérez Cuéllar se juegan un ‘volado’ en sus tempraneras aspiraciones políticas a la presidencia municipal de Juárez y a la gubernatura de Chihuahua.

Y salvo lo que diga el presidente de México y ‘dueño’ del partido de Morena, Andrés Manuel López Obrador, los dos forajidos personajes surgidos en las filas del PRI y del PAN no tienen futuro como candidatos en ese partido.

El canibalismo político de las tribus al interior de ese partido político, especialmente en Chihuahua, se los comerán vivos. Y la vía como candidatos independientes, será la alternativa. El ‘volado’ está en el aire.

Por alguna razón ambos están felices y hacen campaña política.

Una cosa es cierta, a los morenistas les sigue doliendo que Javier González Mocken siga moviéndose, saliendo en las fotografías con Bertha Luján Uranga y con Cruz Pérez Cuéllar, con quien parece haber hecho ya un ‘pacto’, y con todo personaje que a su paso, le represente posibilidades de vuelta a la candidatura a la presidencia municipal.

Pero si como dicen los ‘puristas’ de Morena que Javier no tendrá posibilidades a la candidatura en 2021, entonces que alguien explique tres cosas:

La primera, el desplegado que pagó el partido político de Morena, recordando a toro pasado, y a un año de las elecciones en Juárez, la controvertida elección de 2018, que los tribunales federales resolvieron a favor del presidente Armando Cabada.

En el desplegado en los impresos, Morena se refiere que al “atraco electoral” y deja en claro que el ganador de las elecciones fue Javier González Mocken.

Hizo referencia a la ventaja que mantenía Cabada de 27 y 29 puntos sobre el candidato, que aún no se conocía del partido de Morena, y la manera en que una vez se conoció el nombre de Javier González Mocken, vino el repunte sobre la enorme desventaja que se tuvo hasta llegar a una disputadísima elección constitucional por la presidencia de Juárez. “Una campaña para la historia”, como lo describió ese partido en el desplegado.

La segundo, la ‘casual’ referencia y declaraciones de la todavía presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky que desde Cuauhtémoc se dio tiempecito para replantear el asunto de la elección de 2018, y donde expresa su apoyo a González Mocken. Javier agradeció por cierto, en su página de facebook las “generosas palabras” de Yeidckol.

La tercera, todos saben en Morena que el organizador de la fiesta y comilona que unió públicamente a Cruz Pérez Cuéllar y a Javier González  Mocken en Ciudad Juárez fue nada más ni nada menos que Fernando Villarreal, unos de los operadores chihuahuenses en el equipo de la presidenta de morena.

Está claro que la gente cercana a Juan Carlos Loera, que también trae su propio proyecto con la síndica Leticia Ortega para la alcaldía, no quiere saber absolutamente nada de nada de González Mocken y mucho menos del senador Cruz Pérez Cuellar.

Algunas referencias de los morenistas de cepa y fervientes seguidores de Juan Carlos son sencillamente impublicables en este espacio.

Así andan de ‘calientes’ las cosas en el partido de Andrés Manuel López Obrador.

 

El informe de Armando Cabada /

No fui invitado al informe, pero los reportes de los buenos amigos, me contaron que el presidente municipal mantiene su aspiración a la alcaldía, y derivado de ello, sus “buenas cuentas” en el 3er informe de gobierno que por primera vez en mucho tiempo –salvo el rendido en el último añico del gobierno de Javier González Mocken se hizo en una colonia popular-, el de ayer por la noche tuvo ese aire terrenal.

Se acabó lo versallesco y el tiradero de dinero.

Armando presentó sus propios datos de la administración y hasta hizo magia con los hechos. A su lado, su esposa Alejandra Carillo que hizo lo propio y con ellos el gobernador de Chihuahua que ensalzo le gestión del presidente y que prometió cumplir con una inversión histórica para Ciudad Juárez.

Intervinieron y ‘cuestionaron’ al presidente municipal actores del sector privado conocidos. El hotelero y presidente de Canaco, Rogelio González y Eduardo Ramos de la Coparmex, entre otros. Uno preguntando y poniéndole la ‘bola’ al presidente municipal en el caso del proyecto de alumbrado público, y el otro, con tópicos relacionados a la economía.

Armando Cabada ni se despeino, mucho menos se preocupó. Tuvo algunas respuestas y salidas a las preguntas que parecían ya planeadas. Al final la gente, su gente, le aplaudió.

Comentarios: [email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.