La espiral ascendente que sigue el estado de Chihuahua de acuerdo con los propios datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública lo ubica como uno de los estados más violentos en todo el país, y exhiben la incapacidad del secretario Alfonso Durazo…

TORRE FUERTE

*Seguridad Pública: los renglones torcidos de Dios

*El Chamizal, perversas medidas de Alejandra y Javier

*El gobernador Javier Corral en el fondo

*Everardo Medina, Mario y Pedro, sus ‘barbas’ a remojar

* Con mucho menor militancia, ‘adelgazan’ partidos políticos.

 

Seguridad Pública: los renglones torcidos de Dios /

La incapacidad de los tres diferentes niveles de gobiernos para enfrentar el tema de la inseguridad y el crimen en el estado de Chihuahua, donde la figura del secretario de Seguridad Pública Federal, Alfonso Durazo Montaño, ha quedado  convertido indiscutiblemente en un cero a la izquierda, sometido al gobierno del panista Javier Corral Jurado, sigue siendo, mas allá de los tópicos económico y fiscal en la frontera, en el gran pendiente del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

¿Cuál será la cara del titular de seguridad pública de México, en la próxima visita presidencial?, cuando los juarenses, le reclamen una vez más al Ejecutivo Federal el nuevo fracaso del gobierno en el Plan Especial Juárez, y que, literalmente, se comió Alfonso Durazo, de un plan ‘parchado’ y confeccionado sobre las rodillas del gobernador de Chihuahua, que desde su presentación oficial el pasado 3 de mayo de 2019 a la fecha, tiene en su haber más de un millar de crímenes.

El fiasco del plan de seguridad pública, al que también fue sometido de último momento el gobierno del independiente, Armando Cabada Alvídrez, que tuvo que echar fuera de la policía a Ricardo Realivázquez Domínguez, de quien hasta su ultimo día como titular de la corporación, hablaba de las maravillas y presumía las cifras en el combate a la delincuencia, se ha convertido en un gigantesco misterio que tiene como único epicentro del fracaso al gobernador de Chihuahua.

La espiral ascendente que sigue el estado de Chihuahua de acuerdo con los propios datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública lo ubica como uno de los estados más violentos en todo el país, y exhiben la incapacidad del secretario Alfonso Durazo.

Imagínese estimado lector que justo cuando el estado de Chihuahua registraba en noviembre pasado (2019) poco más de 200 asesinatos -la mayor parte de ellos registrados en  Ciudad Juárez-, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal no tuvo siquiera el cuidado de revisar los antecedentes del ahora flamante Consejero Nacional Ciudadano y representante de la sociedad, el empresario Jorge Contreras Fornelli, un personaje que ha sido denunciado y señalado como parte de la estructura de la corrupción en el Fideicomiso de Competitividad y Seguridad Ciudadana (FICOSEC).

Y bueno allí están los expedientes de Ficosec de la opacidad que reportó la propia Auditoría Superior del Estado de Chihuahua (ASE), de la presumible corrupción en el ejercicio de los tres últimos años del prófugo exgobernador priísta César Duarte Jáquez, donde Jorge Contreras es la ‘pieza clave’ de la desaparición de algunos cientos de millones de pesos, que no cuadran en las cuentas del gobierno.

Y la desfachatez del gobernador Javier Corral es tal, que se ha convertido en el cómplice de sus desaciertos y yerros en materia de seguridad, al grado de promover  y ‘lavarle’ la sucia cara al empresario juarense, por petición de la también empresaria juarense, avecinada en El Paso, Texas, pero miembro del gabinete en Chihuahua, Alejandra de la Vega Arizpe, de quien algunos políticos y empresarios no saben los reales motivos sobre la exacerbada protección a un hombre que indiscutiblemente debe ser investigado y sentado en el ‘banquillo’ de los acusados.

En ese contexto la visita que realizará el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a Ciudad Juárez el próximo viernes, en una ‘plaza’ que históricamente se ha disputado el crimen organizado, y que tiene por cierto en el mapa local, y nadie sabe porque, y de donde la orden, al comisario de seguridad pública federal, Raúl Ávila, como titular de seguridad pública municipal. El ‘sustituto’ de Ricardo Realivázquez Domínguez.

En los corrillos policiacos se habla que la aparición de Ávila fue producto de un movimiento local, armado, no por el gobierno federal, sino por la conveniencia del gobernador Javier Corral que trae, como dijimos arriba, sometidos y como sus ‘perros’, no solamente al secretario Alfonso Durazo, sino al Coordinador de la Mesa de Reconstrucción por la Paz, Fernando Ávila y al mismísimo representante del gobierno federal en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, que ha preferido hacer mutis y dejar las decisiones y asuntos complicados de la seguridad en otras manos, para atender únicamente los referentes al tejido social. Esos que en algún momento, tienen de regreso, el reconocimiento social y político.

La ausencia del gobernador en la mesa de seguridad en el centro del país, es el ejemplo que se replica, entre otros protagonistas, a nivel local.

La seguridad es un desastre y los periódicos El Diario y NorteDigital.MX lo han consignado desde el primer día de gobierno de Javier Corral.

El mandatario estatal carga con más de siete mil homicidios en su cuenta, y de esos, poco más de mil los comparte ya con Alfonso Durazo desde mayo de 2019 en el fallido Plan Especial Juárez.

Los asuntos de la ‘manoseada’ inseguridad pública en Chihuahua, nada que ver por supuesto con la obra literaria de los Renglones Torcidos de Dios, la novela de Torcuato Luca de Tena de 1979, pero propicios para la construcción de una nueva historia de complicidades que dejaría a no pocos, con la boca abierta.

En fin que el gobierno federal de Andrés Manuel también ha fracasado en Chihuahua en seguridad, y tiene a dos responsables directos: Alfonso Durazo y Javier Corral.

Ya seguiremos hablándoles de esos renglones torcidos de Dios en la seguridad de Chihuahua y de Ciudad Juárez.

 

El Chamizal, perversas medidas de Alejandra y Javier /

La autorización del gobierno independiente de Armando Cabada, que entregó  bajo la figura de “comodato”, superficies de 229.056 y 15 mil 829.182 metros cuadrados de terrenos ubicados en El Chamizal al Club de Futbol Bravos de Juárez, propiedad de la empresaria Alejandra de la Vega Arizpe, quien a veces también funge como secretaria de Innovación y Desarrollo Económico en el gobierno de Javier Corral, es una bofetada a los juarenses.

La celebración del convenio autorizado por el Cabildo, es una descarada negociación del gobernador de Chihuahua a favor de la empresaria juarense, con todo y que haya anunciado su compromiso de otorgar becas de futbol a niños y de reparar canchas con pasto sintético y otras linduras. Finalmente se trata de futbol y de un millonario negocio.

Hay un severo conflicto de interés y que persigue como su propia sombra a la empresaria del futbol y que no quiere ver el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, que sigue empecinado en concederle absolutamente todos los caprichos a la hija del finado empresario Federico de la Vega Matthews.

Y en ese concierto de intereses, es el presidente de Juárez, Armando Cabada, quien tendrá que pagar los platos rotos y el alto costo político que de ello pueda derivar, una decisión que pone en charola de plata de la empresaria, dos terrenos que son parte de un histórico parque del Chamizal, que un mal momento fue cedido por parte del gobierno federal al municipio para su administración y cuidado.

El Chamizal que entregó el presidente de los Estados Unidos, Lyndon B. Jhonson a los mexicanos, ha quedado convertido en un auténtico objeto de ‘mercado’ para algunos cuantos que buscan sacarle raja económica y el cual ahora pretende ser privatizado por el gobierno de Javier Corral.

Miles de firmas que han sido registradas en  Change.Org en contra de la decisión del gobernador de Chihuahua, confirma la desaprobación de las medidas que ha tomado por ‘sorpresa’ a los ciudadanos, utilizando para tal fin al Club de Futbol de primera división, Bravos de Ciudad Juárez, en una perversa medida que se atribuya a la decisión exclusiva del gobernador y de su secretaria en el gabinete, Alejandra de la Vega, propietaria del equipo.

La secretaria de Innovación y Desarrollo Económico impulsa sus proyectos propios con  recursos del gobierno y a costilla de los juarenses.

De tal grado es la injerencia del gobernador en los asuntos privados y de negocios de su amiga Alejandra de la Vega, que da la impresión de que al alcalde Armando Cabada se lo llevaron simplemente al baile.

El obligado sometimiento a una decisión que legitimó el Cabildo bajo la figura del comodato, que para efectos de mantener la propiedad, es lo mismo que haber entregado los terrenos del parque El Chamizal al Club de Futbol para sus fines de crecimiento y expansión en los negocios.

Javier Corral y Armando Cabada le entregaron algo más que dinero a la empresaria juarense, en un acto de sacrilegio.

Al carajo con que Bravos es el equipo más representativo de la ciudad, como dijo el presidente municipal.

Los regidores panistas, Amparo Beltrán Ceballos y Enrique Torres Valadez, siguen comiendo de la mano del alcalde, y obedeciendo ciegamente las instrucciones políticas, no de su partido, el PAN, sino del gobernador de Chihuahua, Javier Corral. Todos están en el enjuague.

 

El gobernador Javier Corral en el fondo /

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado sigue en el fondo de la tabla de gobernadores en el país, y ocupa el lugar número 29, de acuerdo a la última encuesta de Ranking C&E.

Si el día de hoy hubiera una consulta popular, que decidiera sobre el futuro del mandatario estatal de extracción panista, el 52 por ciento de los encuestados estarían a favor de la renuncia de Corral.

El 58 por ciento de los ciudadanos consultados dijeron desaprobar el gobierno encabezado por el panista, donde solamente el 36 por ciento dice todo lo contrario.

Los temas de economía, empleo y pobreza extrema, además de la inseguridad pública, que es la ‘cereza del pastel’, y donde el 74 por ciento manifiesta la desaprobación de las políticas públicas del mandatario, siguen arrastrando en su caída al gobernador de Chihuahua.

Paralelamente, la falta de empatía y de comunicación política, donde la encuestadora reportó el rechazo del 61 por ciento de los ciudadanos que manifestaron su inconformidad por la comunicación con la ciudadanía, contribuye a la mala percepción que tienen los ciudadanos del gobierno de Corral en su entrado cuarto año de ejercicio gubernamental que concluye en 2021.

Javier Corral araña porcentajes de entre el 66 y 70 por ciento de ciudadanos que perciben que no trabaja y que no tiene cercanía con los ciudadanos, de acuerdo a Ranking C&E.

 

Everardo Medina, Mario y Pedro, sus ‘barbas’ a remojar /

Tras la sorpresiva aprehensión de Raymundo Romero Maldonado, ex secretario general de Gobierno en la administración estatal de César Duarte, un puñado de pequeños y ahora desaparecidos ‘prohombres’ en el sexenio anterior han puesto a remojar sus babas al ver las de su ‘vecino’ cortar.

Es de clamor popular y de casi un grito de los opositores al Duartismo, la petición de las cabezas del ex subsecretario de Obras Públicas en la frontera norte, Everardo Medina, del hermano de César, Mario Héctor Duarte, el hombre de las tranzas y de los millonarios negocios en la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) y de Pedro Hernández, el ex secretario de Salud, que tienen ‘pecado’ y más de una demanda en la Fiscalía General del Estado y en la desaparecida Procuraduría General de la Republica (PGR), que los obligo desde hace mucho tiempo a ampararse y a caminar con pies de plomo en el minado terreno de la política en Chihuahua.

Hoy los tres personajes de marras y hombres de todas las ‘tranzas’, perdón, confianzas del exgobernador, están, por decirlo, casi desaparecidos, ante una inminente acción ofensiva de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, que no quiere dejar para mañana lo que sabe, puede hacer hoy, gracias a las aportaciones informativas del soplón de Palacio, el protegido del gobernador, Jaime Herrera Corral.

El tema de los hospitales, que quedaron a la deriva, y los que todavía no encuentran la coordinación de los gobiernos estatal y federal, producto de una mala planeación y de presuntas irregularidades financieras y de concesiones otorgadas a empresas constructoras y proveedores por parte de Everardo Medina con la venia del exgobernador de Chihuahua, es muy propicio para liberar una nueva orden de aprehensión en los famosos expedientes X del programa Justicia para Chihuahua.

En los mentideros políticos sigue la creencia de que el gobernador Javier Corral se guardara lo mejor para los meses venideros, pero la percepción ciudadana es de ver en prisión, además de Duarte, a los hombres más cercanos al exgobernador de Chihuahua.

Y todos saben que Everardo, Mario y Pedro traen pecados ‘capitales’ en eso de quedarse con dinero público.

Ya se sabrá hasta donde aprieta el gobernador de Chihuahua, y hasta donde la Fiscalía General del Estado en manos de César Peniche puede aportar algo más a la alicaída causa del gobierno de Javier Corral.

Lo de Raymundo Romero fue un auténtico petardo, ‘made in China’, pero la gente quiere ver detonar una autentica ‘bomba’.

 

Con mucho menor militancia, ‘adelgazan’ partidos políticos /

De acuerdo con la agencia Reforma, los partidos políticos arrancan este 2020 con la tercera parte de los militantes que presumían hace dos años.

El 31 de diciembre pasado, los siete partidos cerraron sus padrones con los afiliados válidos y entregarán esos registros al INE a más tardar el 14 de enero para que en 15 días valide la información.

Morena, que presumía tener un padrón de afiliados de hasta 3 millones, sólo ha acreditado 307 mil militantes.

El padrón ha sido uno de los principales conflictos internos de ese partido, pues el no contar con un documento confiable le impidió realizar una elección abierta.

El PRI tenía registrados 6 millones 368 mil militantes, ahora sólo confirma un millón 800 mil, y el PRD, que presumía 5 millones 254 mil afiliados, cerró el año con un millón 749 mil 556.

El PAN, que tenía registrados 378 mil 838, ahora reporta 289 mil 893; y PT, que aseguraba tener 508 mil, apenas había ratificado 79 mil.

Por su parte, MC contaba con un registro de 466 mil militantes, pero ahora reportó 195 mil, y el PVEM, que tenía 309 mil afiliados, había validado 221 mil.

Desde febrero, por cada ciudadano que denuncie estar en un padrón partidista sin su consentimiento o por militante falso, los partidos tendrán una sanción de unos 50 mil pesos por persona.

Comentarios: [email protected]

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.